Así da gusto cumplir años

Para quienes llevamos muy dentro el síndrome de Peter Pan, los cumpleaños pueden llegar a un punto en que empiecen a cansar/preocupar, sobre todo cuando son demasiadas velas las que tienen que coronar la tarta. Afortunadamente, tal desasosiego se ve compensado con regalos (las materialistas somos así)  que contribuyen a aliviar considerablemente las penas. Y este año he tenido REGALAZO, con mayúsculas, una ilustración personalizada de La tienda eiO que podéis ver a continuación:

Mi propia ilustración personalizada de la Tienda de eiO

A que mola, ¿eh? No os voy a explicar todo lo que sale ahí flotando, aunque muchas cosas ya os las imaginaréis. Lo que sí os voy a contar es que tuve la suerte de conocer a Alba, la chica que está detrás de estos diseños tan cuqui-geniales, hace ya unos años, en las primeras quedadas de muñecas a las que me llevó mi colega Vane. Y además de ser una tía majísima y revelarse como toda una experta en Re-Ment, resultó que era una ilustradora estupenda. Así que ya hará como siete años (año más, año menos, que entro en edad de chochear), le encargué una camiseta y taza a juego con una ilustración inspirada en mi sobrina Rosalía, que cumplía cinco añazos. Total, que ya entonces me quedé encantada y con ganas de repetir y se ve que Manu ha pillado la indirecta, porque a las doce en punto de la noche me apareció con esta maravilla.

En fin, que si os os ha gustado y os apetece una propia, o simplemente hacer un regalo original, aquí tenéis sus datos:

Y si no, echadle un vistazo igualmente a la galería, vale la pena y con suerte pillaréis alguno de sus vídeos en directo. Y ahora me despido, que toca seguir currando…ouffff.