Próxima parada Phoenix, Arizona

Tengo tantas cosas que contar y tan poco tiempo para hacerlo que esta vez abrevio con un título spoiler. Además, aprovecho para publicar esta foto que lleva lista meses, esperando por una entrada en condiciones que no daba llegado y a este paso me pillaba allí:

Next stop: National Barbie® Doll Collectors Convention

Este año me decidí a llegar al nivel platinum en mi faceta friki-coleccionista de muñecas, y eso pasa sí o sí  por vivir la Convención de Barbie madre de todas las demás, la National Barbie® Doll Collectors Convention, o lo que es lo mismo, la de los USA, que se celebrará en julio en Arizona. Fue una decisión un poco a lo loco, semanas antes de Navidad…pero conociendo el grupo tan majo que iba desde España (gente GUAY con mayúsculas), la ocasión la pintaban calva. Y eso que ya entonces sospechaba que íbamos a pasar más calor que en el barrio de la Macarena en Sevilla.

Next stop: National Barbie® Doll Collectors Convention

Total, que ahora me pilla en pleno proceso de reforma de mi nuevo piso, con el bolsillo a temblar, y curro hasta las orejas…lo que hace que aún sea ¡más emocionante! ¡Ya os contaré, que toca segur trabajando!

 

Anuncios

Pecadillos veniales…

Que dije que no compraba nada más en una buena temporada, sí. Que tengo aún toda la colección de este año de Poppy por publicar, también. Que ya han llegado las novedades de esta temporada de Mattel a las tiendas, ay. Que con esos precios cuesta resistirse, ay, ay, ay. Que he pecado un poquitito, pues qué se le va a hacer.

Ya os contaba hace tiempo que como buena yonki que soy, no le hago ascos a nada, y soy francamente comprensiva con el cutrismo de estas muñecas…pero es que con un precio medio de unos diez euros…¿qué más se puede pedir? Vale que está el debate sobre si deberían hacer algo de más calidad y también el de si lo estaríamos dispuestos a pagar, pero en el fondo las gangas nos pirran, no os engañéis. Así que estos minichutes fashionistas me dan muchas alegrías, y no sé si es cosa del tiempo o de mi estado de ánimo, pero hasta las veo mejores que las primeras ediciones, con una ropa de más calidad. Y lo importante, y que seguro que os preguntabais, que le sienta de lujo a Poppy:


Sin diorama, que ya lo tenía guardado

Y sí, más importante aún, hasta los zapatos son aprovechables, aunque les aprieten como si tuviesen juanetes:

Recapitulando, y por el mismo orden en que aparecen en la primera foto:

  • La Fashionista #75 Seeing Stars, monísima de cara y por una vez muy bien peinada, con unas bailarinas a las que se les puede sacar un partidazo (y eso que aún no le dí los toques que tengo en mente con pintura metalizada) y con un mini vestido con estampado completo (no sólo por delante, como otras veces) en el que no han racaneado tela. Ah, y pulsera, que siempre ayuda a completar looks.
  • La Fashionista #39 Chic in Chambray, con shorts tipo napa, y blusa de tela que hasta parece de algodón (lo digo casi con lágrimas en los ojos).
  • La Fashionista #73 Overall Awesome, con camiseta de rayas con cuello tipo barco, ombliguera, independiente del pichi (por una vez no vienen retales unidos de forma inseparable, sigo emocionada) y que sí, el pichi podía ser un poco mejor, pero tampoco es cosa de pedir más…que ¡¡¡trae gafas!!! (ojo, distintas a las de la web, pero contando con que también ponen un número distinto al de la caja, el #72…como para fiarse)

La camiseta, estupenda.

Hay más cosillas interesantes por las jugueterías. Algunos sets de ropa bastante ponibles, aunque ya no salen tan bien de precio (vamos, cuestan sobre un eurillo menos pero vienen sin muñeca ni zapatos); eso sí, los hay tan monos que cuesta dejarlos allí:


Lo mejor son sus gafas bicolor, que sacaré pronto en otra foto, 😉

Y otros, resulta que, por el mismo precio, vienen a satisfacer nuestra vena cuqui/fetichista. Repito, zapatos no incluidos, pero en este caso da igual, hay que tenerlo sí o sí:

Hello Kitty Barbie

Por último, mi único desliz grave. Me obsesioné con el bañador, pero el set es caro (lo de caro además reafirmado por la propia dependienta de Juguettos, una crack vendiendo, desde luego), casi 18 euros…y encima aunque no pone nada, es talla curvy, con lo que le queda flojísimo a las pivotal. Menos mal que me he pillado alguna curvy articulada y le voy a sacar partido igual:

En fin, que concluyendo, cuando veo una juguetería me cuesta controlarme (y eso que hago esfuerzos hercúleos), y tener una al lado de la casa de mi abuela me viene fatal en esta empresa…menos mal que para lo que cuestan 😛

Vamos avanzando con la reforma

Mejor traduzco el título de la entrada de hoy, que como es habitual en mi, igual me paso de optimista: ya hemos vaciado el piso y ya hemos encargado el diseño a gente que sabe de esto, que tampoco es cosa de improvisar en temas tan serios. Por lo demás, sigue con los mismos elementos estructurales y un poco más de polvo.

Total, que en mis momentos de procrastinación cotidiana me he dado cuento de que todas las blogers e influencers (me da la risa mientras lo escribo) dedican tiempo a enseñar su casa; y aún más, mi venerada AD dedica también artículos a pisos de instagramers (a lo que hemos llegado). Así que mientras veía sus apasionantes vídeos en los que deciden si ponen una hoja de palmera en la cocina o en el baño (o en ambos, ya que está de moda) he pensado…¿y si hago lo mismo? No lo de la planta, que a mi los baños a lo selva no me van (al menos por ahora, supongo que por tema de espacio y tener que limpiar, más que nada), sino lo de retransmitir el proceso de reforma.


Unas semanitas de observación, y ya le he cogido cariño al verde de los azulejos 😉

Luego pensé, déjate de tonterías Sandra, que tienes estudios y trabajo fijo y ahora tus compis ya saben de esto y los cafés pueden ser duros…pero nada, que ahí seguía el gusanillo. Así que ante una más que evidente falta de inspiración en los últimos tiempos (o para ser más exacta, pocas ganas de editar fotos, que no veáis los testamentos que tengo medio listos en borradores), me metí una muñe en el bolso y me puse a representar cómo va la cosa esta de reformar un piso antiguo.

Porque lo dicho, mucha medida y mucho estudio de plano, para decidir qué se queda y qué se cambia, y sobre todo dónde va a ir cada cosa. Y si no fijaos en esta estantería, que iba directa para la chimenea de mis padres, hasta que midiendo me di cuenta que su tamaño es perfecto para poner muñecas. Ahora falta que el carpintero nos confirme que puede ponerle puertas (además de cambiarle el color) y así tendrá un puesto asegurado en la final; si no se puede, nominada y a la calle:

Porque definitivamente, el carpintero va a tener mucho trabajo. Y no, éstas de aquí abajo ya no son para Barbie, que en el piso va a vivir más gente y tampoco me puedo pasar 😉 :

En fin, que con cuatro fotos chorris (la cámara de mi móvil está definitivamente desfasadísima), al tiempo de que os hago partícipes de lo que es mi monotema en los últimos tiempos, dejo lista una entrada nueva, con la esperanza puesta en recuperar el ritmo de una vez…que tengo muchas novedades y Convenciones de Barbie que contar. Por cierto, y antes de despedirme, gracias también a la entrada de hoy publico la ropa que aún tenía por enseñar, y es que mi pelirroja de pelos locos llevaba ya meses vestida monísima esperando una buena ocasión para lucirse:

Y sí, lleva jersey de Karine’S, pantalones de The Scissors Madrid (Javi, por favor vuelve, que te echamos de menos), botas de Momoko, gafas de The Teacher Silkstone Barbie, móvil de Mattel, y revistas y planos hechos por mi. He repasado y no me queda nada más por comentar, sólo despedirme y desearos un gran fin de semana.

Este San Valentín díselo con flores…

…Vale, el título es un poco chorra, pero después de la panzada que me acabo de meter ya os digo que mi cerebro irriga mal. Menú degustación, el primer plato (de los nueve) cucurucho de chocolate, relleno de rabo de toro y chili. Con eso os lo digo todo. Puedo teclear de milagro. Menos mal que la foto la saqué antes, 😉 :

Este San Valentín, díselo con flores... ;)

Y como todo lo que sale en la foto ya lo conocéis, os dejo ya y me voy a rumiar (y a recoger flores). ¡Disfrutad del día!

 

 

Barbie Venetian Opulence

Se suele decir, entre los que somos de conformarnos, que no hay mal que por bien no venga. Así que, si ADT Postales secuestra sin pudor, durante semanas, el regalo de Reyes que para mi había pedido Manuel, pero gracias a eso, llega justo para ser presentada en Carnavales, hemos de entender que el destino nos está haciendo, al menos, un guiño simpático…porque el nombre de esta Barbie es nada menos que el de Venetian Opulence, en homenaje precisamente a uno de los Carnavales más famosos del mundo:

Barbie Venetian Opulence

Pertenece a la Masquerade Gala Collection, en mi opinión es la más bonita de las tres, y recrea el estilo de época con una estética muy cuidada. Así, su lujoso traje dieciochesco hace añorar tiempos mejores de Mattel, con tejidos de calidad (nada de brilli brilli cutre y estampado por impresión), acabados bien rematados y detalles que hacen que casi se me salten las lágrimas: puntillas, “joyería” de metal, perlitas y abalorios de diferentes tipos. ¡Si sólo hay plástico en el soporte de la máscara!

Barbie Venetian Opulence

Y ella de cara además es una auténtica monada:

Barbie Venetian Opulence

Por cierto, ahora toca ya el momento batallita: visité Venecia y su Carnaval hace un montón de años, cuando aún era estudiante. Pobre como una rata, como tiene que ser…lo de pobre, digo, para aprender de verdad sobre lo que cuesta la vida, que para algo se está en etapa formativa. Y la verdad es que fue un poco chasco: era una invasión turística (mis colegas y yo misma incluidos, tan culpables como los demás de colapsar calles, por muy mimetizados que a esas alturas estuviésemos ya con la cultura italiana), con poca fiesta de verdad en la calle (nada que ver con nuestro Entroido galego) y poco disfraz, ya que lo que había quedaba muy diluido entre tanto público, salvo eso sí, turis teutonas de casi dos metros, con vestidos alquilados que llevaban con muy poco garbo. Vamos, que no pegaban. Con deciros que la gente sacaba fotos de nuestros cutre-disfraces os puedo dar una idea bastante buena del ambiente callejero. ¿Significa esto que no había gente disfrazada? No, claro que no, de hecho allí también vi los disfraces más maravillosos del mundo…pero eso fue a través de las ventanas de los imponentes palacios, disfrutando de unas fiestas increíbles, sacadas de película (de mucho presupuesto y buenísima dirección artística), de las que lamentablemente no teníamos invitación.

Barbie

Y también vi allí, en un escaparate de una tienda junto a un canal (llevo un buen rato con Google Street View, y no hay manera de localizarla) una colección de Barbies enmascaradas, estilo veneciano, que me dejaron impactada…y a veces el círculo se cierra 😉 .

Barbie Venetian Opulence

 

Barbie y la Gala de los Goya 2018

Ya os he contado el subidón que nos suele dar a los coleccionistas con la gala de los Oscars, porque nada como que nos pongan una excusa para poder sacar -sin pizca de complejo- lo más glamuroso (y/u horterilla) del armario y montarnos una mini alfombra roja particular en la que nuestras muñecas posen entregadas. Hasta ahora nunca había hecho lo mismo con los Goya, básicamente porque siempre se me pasaba, pero como este año David Bocci vino avisando desde la mañana, ya no podía fallar…y desde luego, elegí el año, porque sin duda ha sido la peor edición de los últimos años, y voy a evitar más consideraciones, que esto es un blog de muñecas, pero telita. Y a fin de cuentas, para lo que aquí nos ocupa, lo importante es ir ideal, 😉 :

Los Goya 2018

Para eso, esta vez no he encontrado nada mejor que combinar ropa reciclada, y como me habéis preguntado tanto qué es lo que lleva, aquí os dejo los datos:

Esta vez va con fondo sosillo, pero no había tiempo de más, ni para buscarle coleguillas a juego ni un maromo con esmoquin  😉

 

 

Bogue’s Vogues

Creo que si algo nos caracteriza a los coleccionistas, es la convivencia constante con espinitas. Sí, esas necesidades vitales que no damos alcanzado y que nos oprimen un poquito nuestro corazoncito, hasta que por fin las tenemos, y que cuando eso ocurre, nos llegan a producir más satisfacción aún que de haberlas conseguido en su día. De hecho, lo único que recuerdo de mis clases de economía política de hace casi dos décadas, es precisamente eso, que la única excepción a la  ley de la utilidad marginal decreciente es la de los coleccionistas. Os preguntaréis a qué viene este rollo, lógico, yo también lo haría, pero no es más que para introduciros en una de mis últimas compras, sin necesidad de repetir todo los que ya os conté en su día, cuando se vino a casa mi primer Matisse Fashion. Y si queréis saber el porqué de estar tan emocionada, sólo tenéis que echar un ojo a este modelazo:

My first Bogue's Vogues

Mr. Bogue es maravilloso. Me enamoré de su trabajo la primera vez que vi fotos de sus conjuntos, hace un montón de años ya, en la magnífica cuenta de Flickr de Ernesto Padró Campos y confieso que las fotos de Rebecca Berry no ayudaron a que se me pasasen las ganas de tenerlo, más al contrario. Cuando ya por fin identifiqué su tienda en Etsy  (que abre y cierra constantemente, cual cuenta Guadiana, de lo que os aviso por si no os funciona el enlace), empecé a seguirlo y, o me pillaba sin presupuesto, o más frecuentemente aún, el modelo que quería volaba. Y así años, hasta el mes pasado, que me dije, de hoy no pasa:

My first Bogue's Vogues

Y ahora que ya os he dado envidia y probablemente creado también una espinita, me despido ya, no sin antes dejaros los datos de la foto: el look se completa con pendientes de Parfois, al igual que el collar (que en realidad es una pulsera). Las sandalias son originales de Barbie, y ya en cuanto al diorama:

  • el Biombo es de Marcia Harrys,
  • el tocador es el Vanity de BFMC,
  • la Alfombra es un souvenir turco (en realidad era una alfombrilla para ratones),
  • el maniquí venía con coleccionable de Salvat “Vestidos inolvidables”, y sólo le he pintado unos detalles en dorado,
  • cómo hacer el zócalo y el suelo lo encontraréis en los tutoriales y, por último,
  • el mural de pared, es de Ananbó.

Bueno, bueno, bueno…he tardado, pero ya van dos entradas este año, ¿eh? 😉

¡Feliz Navidad 2017!

Estamos a un día de la gran cena, y mientras remoloneo un poco por casa antes de salir (porque sí, hay que salir, que hay mucha gente a la que saludar, abrazar y mandar a la porra, las amistades de toda la vida son así), aprovecho, un poco antes que otros años, para dejaros por aquí mis mejores deseos para estas fechas…Porque estos son días de andar a mil, de muchos reencuentros, alegrías (con sus penas también), ilusiones, comida (mucha comida, tanta que ni cabe en este post), y descontrol…así que A DISFRUTARLOS, con sentidiño, pero también con pasión…porque para eso está la vida, para vivirla y aprovecharla  :

Muy Feliz Navidad. Merry Xmas

PD1: Mi recién repeinada muñeca (su moño estaba que daba pena y pasó por chapa y pintura…véase laca y gomina) viste modelazo de SquishTish, con pendientes, medias y zapatos de Poppy Parker y súper broche del Spotted Shopping Fashion (conjunto de ropa de Silkstone BFMC). Aún os expliqué el otro día cómo hacer el sofá, y también las paredes. EL árbol lleva conmigo media vida ya, y esta vez lo llené de bolas del chino y limpiapipas dorado. La mesa es una caja de Tiger; las revistas encontraréis cómo hacerlas en tutoriales; sobre un plato de Re-Ment están unas miniaturas que hice en Fimo cuando aún me dejaban usar el horno y por último, el set de botella y copas son de First Taste of Champagne Poppy Parker (no creí yo que les iba a sacar este partido).

PD2: La felicitación la he copiado casi tal cual como la escribí en Facebook, que la panzada que me he pegado hoy en plan precalentamiento me ha dejado empachadas hasta las neuronas…y ahora a salir…uffff….con lo bien que se está en casita…

Paredes para dioramas: behind the scenes

Hoy toca título de flipada total, pero es que en la Convención de Barbie 2016 pude comprobar que algunos puntos del montaje del diorama rápido de fotos no habían quedado del todo claros, así que, después de haberme tomado mi tiempo (el primer borrador de esta entrada tiene ya más de un año e incluso ya ha pasado otra Convención, así que puedo confirmar sin que me tiemble el pulso que la inmediatez no está entre mis cualidades como redactora de blog), me he propuesto subsanarlo…siguiendo la máxima de que más vale tarde que nunca. Cuando empecé por aquí, uno de los primeros temas que traté precisamente fue el de los tutoriales de dioramas. Evidentemente, cada coleccionista debe adaptarse a dos factores básicos, que son sus necesidades y sus posibilidades. En mi caso, como en el de muchos, las necesidades son casi infinitas y las posibilidades limitadas, o lo que es lo mismo, me encanta cambiar de decorado en las fotos de interior pero vivo en un piso pequeño y no puedo (o al menos no debo) llenarlo de trapalladas.

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes
Las planchas están sobre la mesa IKEA PS 2012, con superficie que también sirve de suelo, aunque la he manchado un poco de pintura verde, por no protegerla debidamente. No lo volveré a hacer más.

Pues bien, para conseguir satisfacer los dos factores anteriores, como ya os he contado muchas veces, me sirvo de planchas que voy combinando para montar suelos, paredes y zócalos.

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes

Ya os expliqué en su día (y seguro que me he repetido muchas veces más) que tanto suelos como zócalos, los vengo montando sobre una base de madera de balsa de 3 milímetros de grosor, porque soporta perfectamente el encolado y posterior pintado y/o barnizado sin deformarse al tiempo que se presenta como un material duradero y de más calidad (hay que rentabilizar el esfuerzo), mientras que las paredes las suelo utilizar de cartón pluma, tema en el que me voy a centrar hoy.

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes

El cartón pluma básico (que también lo hay reforzado) tiene un montón de ventajas: es muy barato y sencillo de conseguir (lo suelen tener en cualquier tienda de manualidades), tiene múltiples formatos para así adaptarse a nuestras necesidades y además es muy fácil trabajar con él, tanto para cortar como para atravesar con alfileres. Las dimensiones evidentemente dependen de cómo de grande sea el diorama que queremos montar. Yo suelo utilizar siempre un largo de 60 cms (coincidiendo con mis zócalos) y de alto sobre 42 cms, de forma que mis muñecas escala 1/6 pueden posar en pié perfectamente, sin sobrepasar nunca la pared.

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes

En cuanto al grosor, a la hora de optar por un formato de los habituales, no recomiendo el de 3 mm, ya que es demasiado fino, lo que implica que deja pasar luz y se deforma con facilidad, sobre todo en dimensiones grandes (y terrazas húmedas gallegas, no tanto por el clima como por constructores chapuceros). Ahora bien, no usarlo de fondo no descarta que en ese pequeño grosor se utilice para ornamentos, marcos de ventanas y puertas, y en general cualquier otra forma de poner relieves a la pared.

A Room With a View
En esta foto antigua, las claridades en la pared se deben a que transluce

Para mis primeras paredes utilicé principalmente un grosor de 1 cm, porque me parecía más resistente, sobre todo a la hora de aplicarles pintura, pero las últimas que estoy usando son de 0,5 cm y la verdad es que responden estupendamente y aguantan sin estropearse ni deformarse, pintura y todo (ojo, guardándalos en posición horizontal). Ya en cuanto a la forma de unir las partes, no os voy a descubrir nada, porque es más simple que el mecanismo de una peonza: un sujetalibros y un poco de cinta de carrocero (marcada con la flecha roja) para evitar disgustos (que las corrientes de aire las carga el diablo 😉 ).

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes

Y si en nuestra foto queremos una perspectiva oblicua en vez de frontal, nada más fácil de conseguir con un par de alfileres:

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes
Uy, se me ha roto una tablita, mecachissss.

Y aquí aprovecho para destacar otra ventaja del formato de medio centímetro y es que queda mejor si queréis montarle ventanas o puertas móviles como la de la esta foto:


Para info de ventana y muebles, pinchad aquí

Hasta aquí, relato de paredes básicas, pero algo que me pregunta mucho la gente es por las paredes de papel pintado que uso. Pues bien, las primeras grandes que usé, con un tamaño compatible con el formato DIN A 2, esto es 42 x 59,4 centímetros, las preparé con un programa gráfico en el ordenador, y las llevé a imprimir a una copistería. Inconvenientes: además de manejarte con los programas, encontrar una copistería que imprima a ese tamaño y que además te lo haga al momento.

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes
Ocupa toda la superficie y con un poco de cinta adhesiva por los bordes, la pared aguanta años, salvo por los malditos lepisma saccharina,que se lo han empezado a comer por abajo.

Así que pronto me pasé a la segunda opción, mucho más cómoda, que es imprimir en casa. Y para eso fue clave tener ya hechos los zócalos. Un folio no llega a los 30 centímetros en su extremo más largo, así que es evidente que no cubre los más de 40 centímetros de alto de la pared, pero gracias al zócalo de 15 cms de alto, salvo esa dificultad, y con tres folios tengo de sobra. Inconvenientes de esta opción: hacer cálculos para que casen bien las uniones de los folios y, sobre todo, el pastizal en que salen los cartuchos de tinta de impresora…¡más de 100 euros me dejé el otro día! En fin, dramas económicos al margen, los tres folios que necesito para mis paredes, unidos con cinta adhesiva por detrás, quedan tal que así:

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes

Y para sujetarlos con un par de alfileres tenemos de sobra, ya que una vez se pone el zócalo y se sujeta con un par de pinzas queda completamente fijado:

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes

Más fácil no puede ser. Por cierto, que ayer me olvidé de incluir una recomendación, y eso que tenía las fotos listas y todo, así que aquí va actualización de entrada. Por mucho que me guste cambiar de fondos, hay algunos que uso muchísimo, así que esos los he impreso en folios adhesivos, y los he pegado directamente en la plancha de cartón pluma, de forma que montarlos es aún más rápido, como el de la foto, que es de lo más básico y combinable que hay:

Dioramas tutorial.
Aprovecho también: la muñeca viste camisa y pantalones de Clear-lan (agotados), camiseta de Euphoria Dolls, sombrero de Encarna Olivas, gafas y deportivas de Barbie.

En cuanto a otras dudas frecuentes, como ¿de dónde saco los diseños? pues de revistas de decoración (me dejo una pasta considerable en AD, entre otras), buscando mucho en internet, sobre todo en webs especializadas en venta de papel pintado que suelen compartir muestras descargables. También algunas me las invento yo misma, partiendo de diseños geométricos básicos. En cualquier caso, siempre que utilizo un papel “real”, intento poner su diseñador o marca, en especial en la primera publicación que le dedico, porque no olvido que detrás de cada uno hay un esfuerzo real que debemos respetar. Desde luego, hay más opciones, como utilizar cartulinas, telas o papeles estampados como los de regalo, debiendo en este último caso, procurar que no sean demasiado satinados, porque entonces brillarán y estropearán bastante la foto. También hay papeles en venta en tiendas especializadas en casas a escala, pero tened presente en este último caso, que el formato habitual es el de la escala 1/12, y Barbie es 1/6, el doble de grande, así que le quedará corto. Con el truco del zócalo se solventa fácil, pero utilizad diseños compatibles. Esto último también es aplicable a los prints que podéis encontrar en google o cualquier otro buscador de internet.

A la espera de más dudas, me despido aprovechando para publicar un diorama que aún no había compartido por aquí (por despiste más que nada). El papel de pared es de los primeros que preparé en su día, ya que su diseñador, Jonathan Adler, tuvo su propia Barbie y muebles que la acompañaban y a los que saqué fotos hasta hartarme. Suelo y zócalo los tenéis en los tutoriales. El mueble es de Marcia Harrys, las sillas de Tiger y la alfombra es un salvamanteles. Libros, revistas, cuadros y plantas, también están en tutoriales y por último, pero no menos importante, la muñeca lleva vestido de Dress, top blanco de Kosucas y sandalias de Malibú Barbie by Trina Turk. Y ahora ya me despido, menuda chapa…Venga, disfrutad del finde.

 

 

Spanish Doll Convention 2017…o lo que es lo mismo, Convención de Barbie en España.

El título de la entrada de hoy es un fake como un mundo…y si me apuráis, sólo falta pediros vuestros datos personales para que sea prácticamente pishing, porque cuando parecía que no podía llegar a límites aún más lamentables de llevanza de un blog, va y lo consigo. Si es que estoy hecha una crack.

Camino de la #spanishdollconvention17 . . . #barbie #barbiestyle

A post shared by Bonequea (@instagramdesandra) on

Única foto en el aeropuerto, que a la que te despistas te tramitan una tarjeta de crédito

Pero antes de seguir flagelándome, voy a explicar el motivo de mis remordimientos: casi no saqué fotos durante la Convención. Y dicho esto, voy a intentar justificarme: es la quinta convención española a la que asisto. En la primera yo creo que saqué fotos hasta a los rollos de papel higiénico, pero en ésta ya era cosa de, simple y llanamente, disfrutar y olvidarme de fotos, redes sociales y demás. Y no lo lamento, un año más volví a pasarlo pipa y de nuevo se me pasó el fin de semana en un suspiro. Así que ya que no hay casi fotos, voy a ver si publico esto antes de que pase medio año, como otras veces 😉 .

Y ahora voy a intentar hacer un resumen rápido de lo que viví este año. Como las últimas ediciones, llegamos el viernes (hablo en plural porque me llevo sufrido compañero) y ya nada más bajar del taxi nos encontramos un montón de gente en la puerta, así que después de dejar las maletas en la habitación del hotel y asearnos lo justo, nos entregamos a los reencuentros. Con la posibilidad de hacer preinscripción ese mismo día, recogimos nuestros kits de bienvenida y ya sin preocupaciones para la mañana siguiente, tiramos para la cena en el restaurante que está justo enfrente del hotel, que como también los últimos años, organiza Begoña, del blog Mis Barbies negras (ya sólo por encargarse de esto, merece un monumento, palabra). En la cena más charloteo y más reencuentros, pero al final, claro, hubo que ir a descansar, que ya no tenemos cuerpo para tanta jarana. Como mi sufrido acompañante duerme más que una marmota, la mañana la aproveché para ultimar los detalles de los regalos de mesa (si no es todo a última hora, no soy yo), y entre eso, un poco de marujeo, y algún que otro trapicheo de cosas de Barbie (entiéndase cita con mi camello habitual, o camella, para ser más exacta), me voló la mañana, y creedme que lo sentí, porque me perdí la estupendísima charla sobre las Vintages (lo ha dicho todo el mundo), y eso que le tenía unas ganas tremendas. Si es que ya lo decía Cortázar, no nos alcanza el tiempo o nosotros a él…(nota pedante/literaria para compensar lo cutre del relato).

Siguiente punto de agenda,  foto de grupo y la comida, esta vez ya incluida en la organización de la Convención…y aún más charloteo. A continuación tuvo lugar la presentación de los cosplays…una auténtica pasada, el nivel de los participantes tiraba para atrás. Luego taller de las Cosicas de Nuria (con la fortunaza de ponerle cara a gente que conocía sólo virtualmente, y comprobar que en carne y hueso aún molan más) y a arreglarse pronto para la cena. Por favor, qué estrés.

https://bonequea.com/2017/11/04/spanish-doll-convention-2017-o-lo-que-es-lo-mismo-convencion-de-barbie-en-espana/
Nuestra mesa, con los regalos listos y esperando a ser abiertos

Como todos los años, el salón estaba decorado siguiendo la temática de la convención, y nuestra mesa, no es por presumir ya que es un hecho objetivo, era la mejor (mi mierdifoto no le hace justicia). Marta, la jefa de mesa de este año, se curró una decoración increíble, luces y todo. La cena discurrió estupendamente, como no podía ser de otro modo cuando la compartes con gente tan agradable y encima te dan comida rica y regalazos,  en fin, que no se podía pedir más…o sí, cuando ya estaba yo medio K.O. por la panzada (cené un montón, malditos genes de la gula), empezaron los premios y regalos de los concursos. Y el momentazo de la noche, pero por partes, que no me quiero anticipar.


Ahora que la vuelvo a analizar, creo que hubiese quedado mejor sólo con su mitad izquierda

Mi foto no ganó este año (ya me decían en casa que era un poco mojón, así dando ánimos), pero es que como para ganar al increíble David Bocci. También se dieron los premios a los Cosplays, vuelvo a repetir, menudo nivelazo, nunca me ha parecido tan difícil votar. Y ya momento muñeca honorífica, la Queen Pirate que este año ha venido de la mano de Sebastian Atelier…y aquí ya se comenzó a fraguar ¡el momentazo! (ahora ya sí).

Bijou Queen of the Pirates, by Sebastian Atelier for the Spanish Doll Convention

Desde la organización pidieron a los asistentes que buscasen en la caja unas monedas canjeables por premio especial… creo que eran tres las afortunadas, aunque me perdí entre el jaleo, que se llevaban de premio automáticamente a la parejita de Moschino…pero en ese momento Gloria, nuestra super jefaza de la Organización, hizo el anuncio de la noche. No había sólo ésas, sino que se iban a sortear más de cincuenta cajas entre los asistentes. ¡LOCURÓN!

https://bonequea.com/2017/11/04/spanish-doll-convention-2017-o-lo-que-es-lo-mismo-convencion-de-barbie-en-espana/
Entrega de Moschinos: no podía pedir permiso a todos los de la foto, así que  los he editado un poquito para preservar su anonimato

Mediante un programa informático empezaron a salir en la pantalla del escenario los ganadores, que subieron todos juntos a por su premio, uno tras otro, de forma imparable así como eran llamados por la organización. En mi mesa cayeron cuatro, no os digo más. Después de eso ya fue todo un frenesí. Nos dio lo mismo que la muñeca oficial de Mattel fuese igual que la de Portugal, (ya sabéis, aquella colección tan cutre/choni que nos puso de uñas a los coleccionistas de todo el mundo desde su presentación)…porque nuestra convención ya era oficialmente THE MOST MOSCHINO CONVENTION EVER. A mi no me tocó nada (siguiendo la tónica de mi fortuna habitual) pero sí a mi sufrido compañero, de hecho, aunque luego protesta, me lo traigo porque parece que nació con una flor en el culo y siempre le toca todo, y gracias a eso, a día de hoy, tras una ardua negociación, puedo decir que la parejita multicolor ya es mía.

My Moschino Dolls
Ya en casa, con mis otras Moschino

Tras el momentazo y los cafés, a por los dancings y el copeo en la sala acondicionada como discoteca. Otra de las grandes ocasiones de la noche. Si sólo tuvieran un mejor ron para los cubatillas, ya sería perfecto todo…Y a dormir.

Spanish Doll Convention: Convention Couture Barbie Doll
Encuentra las diferencias con la portuguesa 😉

No pegué ojo, entre que me pasé de comida y los nervios con tanta emoción, no hubo manera…pero daba igual, más preparada para la sala de ventas (en realidad dividida en dos salas), que este año fue una barbaridad. Cuando acabé de dar la vuelta por el salón principal, algunos puestos estaban ya “en los huesos”. Menos mal, porque así y todo me dejé un riñón…(gracias al cielo que mi madre no me lee, si no me manda a rehabilitación seguro).

Amazing #marciaharrys in #SpanishDollConvention #salesroom!! #barbie #barbiestyle

A post shared by Bonequea (@instagramdesandra) on

Vídeo malísimo que no hace justicia ni de lejos al diorama

No hace falta que os explique otra vez que en ese momento no estaba para fotos, además de compras había reencuentros y presentaciones de más gente (qué ilusión, chicas, conoceros). Saqué alguna en el stand de Marcia Harrys, porque era una  auténtica maravilla el diorama que llevó Edel, pero en mi aturdimiento ni se me ocurrió activar el flash (la sala tiene una luz malísima), es decir, un desastre. Otro que habitualmente presenta sus muñecas en unos dioramas increíbles es David Bocci, pero igualmente, cuando por fin me centré ya había vendido la mitad y en las pocas fotos que tengo, he conseguido sacar tan maaaaal a la gente, que por su bien, no me atrevo a compartirlas (Carmen, Lara, y muchos más, de verdad que me lo agradeceréis). Si ni me fijé en la muñeca que dona Mattel para la subasta solidaria…vamos, lo que se dice estar descentrada y básicamente en este estado:

Después de comer aún faltaban más rifas y sorteos, cerrar maletas y despedirnos de la gente, pero no por mucho tiempo. El aeropuerto estaba lleno de Barbie-frikies como yo (mismamente medio Canarias), y fue una verdadera gozada la cena en el Mac con mis compis gallegas (por naturaleza o adopción), sobre todo mientras rememorábamos los mejores momentos del fin de semana. Para casa me traje otra vez experiencias geniales, y ya de paso un pequeño cargamento de cosillas de Barbie. Por cierto, volvemos a retomar la búsqueda urgente de piso más grande:

https://bonequea.com/2017/11/04/spanish-doll-convention-2017-o-lo-que-es-lo-mismo-convencion-de-barbie-en-espana/

De hecho, tengo material para más de media docena de entradas completas 😉  Y en cualquier caso, por si os habéis quedado muy frustrados con la falta de imágenes reales de la Conven, ya os comento que Lionel, de la Organización, se pasó todo el fin de semana sacando fotos, que podéis encontrar en la página de Facebook de Spanish Doll Convention. ¡Y la gente sale guapísima! no como en las que he perpetrado yo…

En fin, que después de este tocho ya cae de cajón mi conclusión: el año que viene repito. Nos vemos allí.

¡Fe de erratas (y despistes) tras lectura posterior!

1.- No he dado las gracias a la Organización, por currárselo y darlo todo para que lo pasásemos de lujo un año más. No son empleados contratados, no, son coleccionistas y frikifans de esta muñeca como los demás (con todo lo que eso conlleva), y que a cambio sólo de ilusión, dejan su esfuerzo en hacer que sea de las mejores Convens de Europa (vale que aquí me pierde la subjetividad, pero como lo ha dicho Juan Alexander, que no se pierde una, a ver quién lo discute).

2.- El anuncio de las Moschino en realidad fue cosa de otro miembro de la Organización, Iván (el momento ya os digo que fue de locura, con anuncios que no paraban desde el escenario), y si he mencionado a Gloria es porque fue ella la que ya nos explicó a modo de discurso improvisado, mientras subía la gente a por su premio en un momento cargado de emoción, cómo tanta abundancia de muñeca era cosa de Mattel, que con este gesto recompensaba y reconocía lo que os acabo de escribir en el párrafo anterior.

3.- Ya lo he puesto en el texto, pero lo destaco más: ha sido una gozada reencontrarme con AMIG@S, conocer a gente nueva y poner cara y sobre todo voz a la que sólo conocía por internet. Pero también me han faltado muchos, y es que este año fue la primera vez para un montón asistentes, lo que implica que otros tantos han dejado su hueco y desde luego que se les ha echado de menos.