Nuevo suelo blanco para dioramas

El éxito fácil del zócalo de palos de polo del otro día me hizo venirme muy arriba y llegar al convencimiento de que la misma técnica aplicada a un suelo iba a ser un camino de rosas…pero me equivoqué. ¿Es fácil? sí, sin duda, pero cortar los bordes redondeados es una pesadez, y el hecho de que al hacerlo salgan disparados en cualquier dirección puede dar lugar a algún drama familiar…porque las cosas como son, después de lo de la mesa del otro día, los ánimos andaban un poquillo más crispados por casa…

El proceso en general no varía de los otros suelos entarimados que ya he hecho, salvo las especialidades propias de las dimensiones del tipo de madera elegido esta vez, que hace un poco más complicado el corte:

Nuevo suelo blanco para dioramas

Me he adaptado al tamaño de todos mis suelos, 35,5 x 56 cms, lo que supone que para cubrir cada fila empleaba dos palos y 2/3, lo suficiente para aburrir…aunque me consuela pensar que ha valido la pena 😉

En esta ocasión lo he ido haciendo poco a poco, que es lo que tiene tener que trabajar y no poder jugármela con la espalda; pero si alguien piensa en hacerlo de un tirón, es mejor cortar primero los bordes de las tablas, y luego pegar, sin perjuicio de que tengamos que cortar de nuevo para ajustar algún tamaño, sobre todo la pieza que completa la fila. Como siempre, he separado bastante las tablas, para que se note una vez pintado, pero esto es ya al gusto de cada uno. Y una vez completado y bien seca la cola, toca pintar:

Nuevo suelo blanco para dioramas

Esta vez lo he hecho en la cocina, que la encimera es de piedra, más fácil de limpiar 😉 Y para acabar pronto, le he pasado sólo una mano de pintura, bien espesa. Tendría que haber lijado algo más, pero quería usarlo ya, así que lo he pospuesto…y la verdad es que creo que el resultado no desmerece nada:

Nuevo suelo blanco para dioramas

En fin, que se acerca el verano y necesitaba renovar mis dioramas, que no hay nada peor que estancarse…y como siempre, los datos:

Nuevo suelo blanco para dioramas. Detalle de la muñeca.

Barbie viste mono blanco de The Scissors Madrid, camisa de Clear-lan, sandalias del Accessory Pack Look #02 – Collection #2 y collar de Fashion Royalty.

Nuevo suelo blanco para dioramas. Detalle de la ropa.

La estantería es una miniatura oficial de Ikea (modelo Ivar): tocadiscos y altavoces son de Las cosicas de Nuria; los libros y revistas podéis encontrarlos entre los imprimibles;  calavera y orquídeas de Marcia Harrys; figura de bubela de Sargadelos y jarroncitos que compré en Portugal, en una feria de artesanía el pasado verano.

Nuevo suelo blanco para dioramas. Detalle de la estantería.

La alfombra es en realidad un salvamanteles y las plantas son del tutorial del otro día. Los maletines del otro lado de la estantería son de Hallmark (el negro) y Re-Ment (el blanco).

En las paredes fotografías de San Vicente do Mar, guitarra de coleccionable de Salvat y plato de Re-Ment.

Anuncios

Tutorial: zócalo para vaguetes

Igual me paso un poco con el calificativo de vaguetes…pero si hay algo que caracteriza el tutorial de hoy es que esfuerzos requiere pocos y habilidad casi ninguna, y pese a eso, el resultado es de lo más agradecido.

Diorama con zócalo nuevo. Tutorial en www.bonequea.com

Y la sencillez empieza ya con los materiales: una tabla de madera, palos de polo para manualidades y cola blanca de carpintero.

Tutorial: zócalo para vaguetes.

Los palos de helado los compré en Tiger, porque la papelería en la que los tenía fichados cierra los sábados por la tarde. Es decir, se encuentran fácilmente, no como las planchas laminadas de tilo que sólo las tienen establecimientos especializados en miniaturas. Casualidades de la vida, su largo es exacto al alto de las maderas para zócalo al que le dediqué el tutorial el pasado febrero, así que no tuve ni que cortar los palitos, y pude ir pegándolos directamente.

Tutorial: zócalo para vaguetes

Precauciones a tener en cuenta. La primera, si tenéis pensado pintar el zócalo, es dejar un poco separados los palitos, sino puede que no se distinga la unión una vez aplicada la pintura. La segunda, si usáis cola rápida, ¡no os paséis extendiéndola, que puede secar antes de que lleguéis a cubrirla! La última precaución es que, al humedecerlos con la cola, los palitos se pueden retorcer. Para evitarlo, yo he utilizado otra tabla que tengo igual (compré con previsión de hacer muchos zócalos, jejejeje), y la he puesto encima, ejerciendo presión con pinzas; si no tenéis  una tabla así, ponedle cualquier peso encima, que el resultado es el mismo.

La última fase es tapar los bordes redondeados de los palitos. Para hacerlo usé los mismos palitos que me habían sobrado, a los que esta vez sí les corté sus extremos, para lo que usé unas tijeras de cocina, de las que no hay foto porque están en el lavavajillas.

Tutorial: zócalo para vaguetes

En este punto, ya sólo falta decidir el acabado. Con mi vagancia a niveles máximos, he optado por cubrir con pintura de spray: sin lijar ni usar tapaporos. Y ya con regodeo pleno en mi estado abúlico, ni he cubierto bien la mesa (espero que no me lean en casa):

Tutorial: zócalo para vaguetes

Y con esto me despido…que aún tengo una mesa que limpiar!!! :/

Eso sí, os dejo los datos del diorama: Carmen viste el conjunto de Barbie Silkstone Boater Ensemble y zapatos de Barbie Louboutin. Las sillas son de MenutMon, las orquídeas de Marcia Harrys, y el cojín de Minimagine.

Tutorial de plantas en miniatura: costilla de adán.

Dicen que la necesidad es la madre del ingenio, pero una previsión meteorológica nefasta para el fin de semana se le acerca bastante. Así que sin perspectivas de salir mucho de casa (al final la cosa no fue tan grave como se esperaba), me aprovisioné bien de chorraditas para por fin hacer mi primera planta en miniatura, un proyecto que llevaba demasiado tiempo esperando su momento.

Tutorial planta
Más feliz que una perdiz con mi plantita

Los “ingredientes” son bastante básicos y sencillos de encontrar:

Tutorial planta

  • Un carrete de alambre blando, para los tallos.
  • Cinta floral verde, para cubrir el alambre.
  • Cinta de carrocero algo ancha, para las hojas.
  • Pintura verde.
  • Tijeras, pincel y lápiz.
  • Papel sobre el que diseñaremos las hojas que queremos copiar.

La planta que he querido reproducir en miniatura es la monstera deliciosa, comúnmente conocida como costilla de adán por la forma tan curiosa de sus hojas; creo que no hace falta que os diga que hasta hace cinco minutos no tenía ni idea de su nombre culto…En fin, antes de empezar a liarme, lo primero que he hecho ha sido dibujar en papel las formas básicas de la hoja, para que me sirvieran después de modelo cuando empezase a cortar.

Hecho esto, los pasos son bien sencillos: cortar el alambre a un tamaño aproximado de 12 centímetros. Como es tan fino, unas tijeras un poco fuertes ya lo cortan sin problema. A continuación hay que cubrirlo con la cinta floral, casi entero, pero sin llegar hasta la punta donde irá la hoja, para que no quede demasiado grueso.

Tutorial planta: https://bonequea.wordpress.com/?p=4094
Uppss…debería haber limpiado las manchas blancas de la mesa…

El siguiente paso es pegar la cinta de carrocero sobre sí misma, con el alambre en medio. Hay que tener dos precauciones en esta fase: la primera es cubrir holgadamente el final de la cinta floral, para evitar que con el tiempo pueda quedar al aire el alambre. La segunda es que calcular el tamaño de tal forma que el alambre llegue casi hasta el final, así la hoja será más firme y más maleable, es decir, podremos curvarla una vez hecha para que tenga un efecto más natural.

Tutorial planta

Una vez pegada, simplemente tendremos que recortar conforme el diseño que hemos hecho antes. Mi idea original era hacer sólo dos hojas, para un jarrón que vi en una revista, pero acabé por venirme arriba así que empecé a cortar un montón a ojo, para que quedaran más irregulares y así parecieran más naturales.

El siguiente paso, evidentemente, es pintar la hoja. Por el tipo de planta, he utilizado sólo un tono de verde de pintura acrílica, y ni siquiera le he marcado los nervios, porque con el alambre interno ya hace sombra. La próxima vez intentaré copiar una planta de colores más irregulares así ya trataré el tema del color, jejejeje.

Tutorial planta

Cuando hayan secado todas las hojas, simplemente hay que ir componiendo un ramillete a nuestro gusto, entrelazando los tallos para fijarlo y recubriendo el tallo resultante con cinta floral para que quede bien seguro.

Tutorial planta

Ahora únicamente faltaría decidir en qué vamos a poner la planta, doblando su tallo si es necesario para que ajuste. Yo he usado una macetita muy mona que me regaló Bea, mi amiga invisible, las pasadas Navidades, y he recubierto el hueco con cinta floral para que no se mueva. Se puede encajar en masilla, también, pero con ese sistema no definitivo puedo cambiarle el tiesto con facilidad.

Tutorial planta

Y a disfrutar de la planta:

Mi nueva planta. Tutorial en www.bonequea.com

Por cierto, en el diorama completo:

Poppy Parker  lleva pantalones de The Scissors Madrid, blusa de SquishTish, chaqueta de Clear-lan, sombrero Barbie, bolso Silkstone y zapatos de Poppy.

La decoración se compone de muebles y espejo de Marcia Harrys, y alfombra de Ikea. Los libros se encuentran en imprimibles.

Classic Camel Coat, la segunda silkstone articulada en casa

Aunque las compré el mismo día (la culpa fue de mi amiga Marta, que es muy mala influencia), hasta hoy no ha llegado a casa la segunda de las silkstone articuladas presentadas por Mattel este año. Con esta Classic Camel Coat se mantienen las mismas impresiones que me causó la Classic Black Dress (se ve que la cosa va de Classics), aunque quizá con la nueva sea aún más evidente su fragilidad, con unos codos que parece que se van a partir en cualquier momento. Pero bueno, todo es cosa de hacerla posar con cuidado, mucho cuidado:

Classic Camel Coat Silkstone Barbie
Biombo y silla de Marcia Harrys.

Trae un set de ropa bastante completo, aunque todo deja una sensación de déjà vu bastante fuerte, y es que parece que sólo le han cambiado el abrigo a la estupenda Fashion Editor del año 2000, diseñada al igual que ésta por Robert Best. Los accesorios no se libran de esta impresión, porque como mínimo tengo cinco pares de esos botines; con las gafas me pasa lo mismo, habiendo perdido así Mattel la oportunidad de recuperar diseños más difíciles de encontrar, como los que utilizaron con las gafas de Grace Kelly, Warhol o Coach.

Classic Camel Coat Barbie

Los pendientes de aro dorados son también una constante desde los primeros modelos de silkstone y el abrigo, sin tener nada que ver, me recuerda un montón al del conjunto de ropa Spotted Shopping:

Total, que la gran novedad de esta muñeca es su bolso…aunque hace muchos meses que en  la cuenta de @barbiestyle en instagram, ya nos lo habían enseñado:

11374738_1428758967449630_2089271748_n.jpg

La verdad, eso deja paso a la esperanza de que vayan poniendo a la venta todos esos modelos de ropa y complementos tan estupendos con los que nos hacen sufrir a los coleccionistas, porque también pasó algo parecido con el vestido de la Classic Black Dress.

De todos modos, mientras se lo van pensando, siempre podemos seguir tirando de fondo de armario, y sacarle mucho partido con los clásicos, como este Blush Become Her, que le sienta fenomenal:

Barbie Classic Camel Coat
Tocador de Marcia Harrys, estola de Poppy Parker, silla y maniquí de Mattel.

Porque, todo hay que decirlo, guapa es un rato largo:

https://bonequea.wordpress.com/?p=4020

Y con esto os dejo ya, que me voy a cenar!

La silla del Barbie Fan Club de este año.

Llevo ya unos añitos suscrita al Barbie Fan Club (BFC), y en este tiempo sólo ha habido dos regalos útiles: un maniquí negro en el 2013, y la silla a la que va dedicada esta entrada este año. Como ya sospecharéis por su nombre, el BFC es una especie de Club de Barbie, pero a lo grande y con tienda online incluida. El problemilla es que sólo envían a Estados Unidos, y para registrarse como socio se necesita un destinatario allí, de forma que ni aunque no compremos nada, los no residentes no podemos inscribirnos.

Tengo que admitir que pese al tiempo que llevo registrada, sigo sin enterarme de la misa la mitad, nunca aprovecho las ofertas, casi no me conecto a su foro, aún no he conseguido que me manden los mails privados con novedades, y para colmo de males, con la subida del dólar y el desastre de tramitación de ADT Postales, he dejado prácticamente de comprar. Aún así, de vez en cuando aún me da alguna alegría, como la de este año con la silla que podéis ver en esta foto, junto con el maniquí de hace un par de años:

Ooak Sweet Tea Barbie.
Ooak Sweet Tea, con vestido de Cocktail Dress Barbie y biombo de Marcia Harrys

No es que sea gran cosa, pero luce bastante en foto, y no deja de recordar a la silla que aparece constantemente en los dioramas de presentación de las Silkstone, con los que dejan a todo el mundo con los dientes bien largos:

ca893fa9fe7c79020bb47ddcda0d56bd.jpgFoto oficial de http://www.BarbieCollection.com

En cuanto a sus detalles, lo cierto es que su calidad no es precisamente para tirar cohetes, y ya podía ser un pelín más alta y menos endeble…pero sin duda como regalo es infinitamente mejor que el monedero del año 2014. En la siguiente foto podéis verla con más detalle, así como sus medidas. Ojo, la silla es curva, así que he medido al redondeo:

BFC Chair
El cojín viene pegado con ganas

Por cierto, ya me he comprado la pintura dorada para tunearla, aunque por ahora se queda así, que aún quiero quitarle un poco más de partido a su color de origen…además me viene bien practicar antes de cargármela 😉

Barbie Sweet Tea: Segunda fase de tuneo.

Si el otro día ya os enseñaba cómo gana enteros esta muñeca retirándole el pelo de la cara, hoy toca terminar la operación tuneo con el retoque de su maquillaje. La verdad es que tiene tanto potencial, que hace falta muy poco para mejorarla y dejarla así:

Ooak Sweet Tea Barbie

Vale, que sea de lo más fotogénico que ha pasado por mi casa también ayuda bastante con el resultado:

Ooak Barbie Sweet Tea

Así que foto sin filtros (que admito que muchas veces se me va la mano), del antes y el después, para hacer aún más evidentes los cambios: retoque de cejas e iris, y nueva boca, pestañas inferiores y, como no, pecas:


He aprovechado para estirarle la boca, demasiado piñón en origen.

Y para despedir la entrada, foto con filtros, que a fin de cuentas, le sientan fenomenal:

Ooak Sweet Tea

Biombo y silla de Marcia Harrys.
Vestido de The Scissors Madrid.
Cinturón Poppy Parker.
Zapatos y bolso, Barbie.

Operación bikini: frankendolling extremo.

Una de las cosas que menos me gusta de los nuevos cuerpos MTM es su torso más aniñado y con menos formas, con el que Barbie ya no sólo pierde cintura sino también contorno de pecho. Mientras pienso cómo solucionar esto último, por ahora el de la cintura tiene un apaño bastante sencillo y rápido, gracias a las ventajas que tiene estar hecha de plástico 😉

Y es que conseguir que una falda que no cierre ahora lo haga y a una altura un pelín más baja, para mi armario de muñecas no tiene precio:

Tutorial cintura MTM: antes y después
Antes y después

Eso sí, por favor, que las almas sensibles no sigan leyendo, que no me hago responsable…

Hecha esta advertencia, ahí van los pasos. Solo necesitamos un cutter afilado (tampoco mucho, que no hace falta jugarse un dedo) y lija. Confieso que como el ansia me ha podido, ni siquiera he usado una lija demasiado fina, vamos que he recurrido a la que tenía por casa, y aún así el resultado ha quedado estupendo:

Tutorial cintura MTM

Dos consejillos útiles: procurad no dejar demasiado alta la cintura, sino que al tiempo que raspeis, lo hagáis manteniendo la proporción; además tampoco os paséis lijando, no vaya a ser que quede como Karolina Kurkova, sin ombligo:

Tutorial cintura MTM
El tuneado es el que se ve más mate. La diferencia es mínima en pelotillas.

Y hasta aquí por hoy. El próximo día lo intento con sus muslos…