Viajar con muñecas: Repúblicas Bálticas.

Ya llevo un montón de años viajando con muñecas. Al principio como mucho, en todo el viaje, sacaba un par de fotos con la cámara y ya al volver a casa las editaba y publicaba. Sin embargo, con la mejora de los móviles y de las aplicaciones de edición de imagen y, sobre todo, gracias a instagram, ahora ya van siempre en mi bolso, junto a las guías, y hago fotos hasta hartarme (y hartar a los demás, todo hay que decirlo).

Ese punto y aparte fotobarbieviajero lo viví concretamente hace un par de años, durante unas vacaciones en las Repúblicas Bálticas. Si no hay más fotos es precisamente porque mi móvil de entonces, el pobre, no daba para más. Ahora ya tengo ese tema solucionado, jejeje.

Riga, capital de Letonia, es una ciudad hermosísima y una delicia para los amantes del modernismo. Por más que rebusco en la tarjeta, lamentablemente soló he encontrado una foto de Barbie (me veo diseccionando pero ya el móvil viejo). Creo que el motivo es que estaba tan alucinada con la arquitectura que sólo me dediqué a hacer fotos de fachadas:
Riga

Esta foto es de la Casa de los Cabezas Negras (Melngalvju nams):
Barbie & Instagram. Melngalvju nams (House of Blackheads). Riga.

En Lituania visitamos la capital Vilnius (o Vilna) y la localidad de Trakaiy ya me fui soltando más (y eso que me siguen faltando fotos, definitivamente, tengo que encontrar mi móvil viejo).

En Pilies gatvėuna de las calles principales:
Barbie & Instagram. Vilnius.  Pilies gatvé.

El Ayuntamiento:
Barbie & Instagram. Ayuntamiento de Vilna.

La universidad (Universitetas, reconozco que me río con estas idioteces):
Universitetas Vilnius

El castillo de Trakai:
Barbie & Instagram. Trakai.

De Vilna fuimos a Tallin, capital de Estonia. Ahora que lo pienso, nos metimos un tute considerable…y eso que aún no he encontrado las fotos de Finlandia!!

La Plaza del Ayuntamiento (Raekoja Plats):
Barbie & Instagram. Tallin.

La calle Pikk (Pikk tänav):
Tallin

Y ya callejuelas por el casco antiguo:
Barbie & Instagram. Tallin

Toda estas fotos aumentadas en la pantalla de mi ordenador, no hacen más que reafirmarme en lo bien que hice cambiando de móvil…en fin, que habrá que volver para repetirlas mejor 😉

Por cierto, llevar Barbies y no una Poppy Parker se debe a un par de motivos bastante sencillos. El primero, que Poppy es más pesada y delicada, sobre todo las que tienen pestañas. El segundo es que cuesta riñón y medio y como para quedarme sin ella por problemas con la maleta…