Barbie y la Gala de los Goya 2018

Ya os he contado el subidón que nos suele dar a los coleccionistas con la gala de los Oscars, porque nada como que nos pongan una excusa para poder sacar -sin pizca de complejo- lo más glamuroso (y/u horterilla) del armario y montarnos una mini alfombra roja particular en la que nuestras muñecas posen entregadas. Hasta ahora nunca había hecho lo mismo con los Goya, básicamente porque siempre se me pasaba, pero como este año David Bocci vino avisando desde la mañana, ya no podía fallar…y desde luego, elegí el año, porque sin duda ha sido la peor edición de los últimos años, y voy a evitar más consideraciones, que esto es un blog de muñecas, pero telita. Y a fin de cuentas, para lo que aquí nos ocupa, lo importante es ir ideal, 😉 :

Los Goya 2018

Para eso, esta vez no he encontrado nada mejor que combinar ropa reciclada, y como me habéis preguntado tanto qué es lo que lleva, aquí os dejo los datos:

Esta vez va con fondo sosillo, pero no había tiempo de más, ni para buscarle coleguillas a juego ni un maromo con esmoquin  😉

 

 

Poppy Parker & Óscar de la Renta

Poppy Parker & Óscar de la Renta for Barbie.
Poppy Parker Mistress of disguise: Óscar de la Renta #2763 (Collector Series IX)
Poppy Parker Perfectly Purple: Óscar de la Renta #9260 (Collector Series VI)
Poppy Parker Lotta Danger: Óscar de la Renta #9258 (Collector Series IV)
Poppy Parker Joyous Celebration: Óscar de la Renta #9261 (Collector Series VII)
Poppy Parker Spy a Go-Go: Óscar de la Renta #9259 (Collector Series V)

Tal día como hoy, hace ochenta y tres años, nacía en Santo Domingo Óscar de la Renta, de los primeros nombres de diseñador que conocí en mi vida, gracias en parte a la revista Hola, que debería ser asignatura de estudio obligatorio en el colegio, pero sobre todo, gracias a la colección de ropa que hizo en los ochenta para Barbie.

En efecto, esta colección se vendió en España en torno al año 1987. Siempre me ha llamado la atención que cuando comparo el año de salida de un producto en Estados Unidos con el de España, en aquella época solía haber un retraso de al menos un año; supongo que era por el tema de licencias, porque la fabricación aquí se hacía a través de Congost; pero vamos, suposición mía no confirmada y con la que ya me estoy dispersando otra vez.

Yendo al grano, si recuerdo el año es porque fue mi primer año de Barbies  (excepción hecha de una Western que me habían regalado mis tíos y acabó muy mal la pobre), ya que esas navidades (oficialmente el 6 de enero de 1988) empecé con fuerza para no parar con mi barbieobsesión. La colección Tropical llegó ese día a mi casa, acompañada de ese maravilloso conjunto rojo y dorado que lleva conmigo desde entonces:

Eugenia, de Óscar de la Renta vintage.
Deconstruction Sight Eugenia Perrin Frost

De todos modos, siendo sincera, tengo que reconocer que maravilloso me parece ahora; entonces me pareció una cagada épica. Tenía únicamente muñecas en bañador y a los “Reyes Magos” sólo se les había ocurrido regalarme como muda un traje de alta costura. Sin comentarios. Rehuí la ropa de gala de muñecas durante años después de esto…

Pero al final, tras mucho tiempo y con un armario más compensado/saturado, he ido cambiando de opinión y a día de hoy adoro ese vestido. En mi primera época de ebay, de hecho, fui completando la colección, aunque como su tallaje, pensado para las TNT, es mayor que el de las muñecas actuales no he seguido buscando con demasiado empeño y todavía me faltan algunos modelos. Y la verdad es que en la foto que abre este post, hay bastantes alfileres ocultos…Eso sí, para los cuerpos FR van perfectos.

Vanessa Perrin, de Óscar de la Renta vintage.
Cruise Control Vanessa Perrin

Y ahora a seguir currando, que esta entrada llevaba ya en el horno meses y tocaba publicarla por la fecha, pero no me puedo distraer más 😉 .