Ooak City Shine Barbie Doll: Purple Dress

Ooak City Shine Barbie

Como ya sospechareis por el título, esta entrada no va a ser el análisis sin más de una muñeca recién llegada a casa, como los que suelo hacer o, al menos, no se va a centrar en eso. El motivo es que esta City Shine llegó ayer tarde, cuando ya no había luz, en medio de un temporal de viento y lluvia que aún hoy no deja poner una patita en la calle. Así que, descartadas las fotos, comencé a examinarla con detalle, de forma que  lo que empezó con un “bah, con cambiarle las cejas ya llega” acabó con un “ay, que me he pasaaaaaooo”, es decir, borrado total. Pero por partes, la muñeca de stock, con fotos chorizadas a la web de barbiecollection, son éstas:

City Shine Barbie Doll: Purple Dress

Hacía tiempo que no me encontraba con unas fotos oficiales tan fieles al producto final. La muñeca vale mucho la pena: tiene un pelazo hermoso, sin calvas; el vestido, que le sienta de lujo, es de tela (nada de plástico desintegrable con los años);  las sandalias son bastante duras, sin tacón chicle, así que no se deforman al apoyarlas en el suelo pero, al tiempo, son sencillas de poner y quitar; el cuerpo model muse no es hueco y la cabeza es proporcionada. Y si os cuento esto es porque dudé mucho a la hora de comprarla, ya que  la otra que tengo de la colección, la Pink Dress, que compré porque me moría de ganas de tener un molde Pazette (sigo con ellas, de hecho), fue un chasco total:  cabezona, mal peinada y con cuatro pelos que como se muevan de sitio dejan el cogote al aire. Y dicho esto, hasta aquí el análisis. Ahora toca el proceso customizador.

El primer paso fue la retirada de pestañas. Me parece que lo más sencillo es extraerlas desde dentro de de la cabeza, para lo que sólo hace falta un poco de paciencia, unas pinzas de depilar y en este caso un punzoncillo,  para ayudar a mover los pelillos. Aún así, siempre se puede quedar alguna atrás, y no notarla hasta que están en pleno proceso de pintura, grrrrr. Luego borrar con acetona, con cuidado de no emborronar:

Ooak Barbie

(Fotos de móvil, disculpad la calidad)

Y cuando ya la tenemos sin pintura (o prácticamente sin ella) a pintarrajear, hasta conseguir el resultado. Si del paso anterior sólo tengo dos fotos malas, de éste ya no tengo ninguna. Algún día conseguiré preparar un tutorial en condiciones, pero mientras tanto, os comento ya, que seguro que lo vais a preguntar, que uso pinturas acrílicas al agua, de diferentes marcas (Talens, Vallejo, la Pajarita…), y pasteles para el rubor y zonas de pintado suave, y por último, utilizo el archiconocido spray fijador Mr. Super Clear para sellar el acabado…que viene siendo el que sigue, con la poca luz que he tenido esta mañana:

Ooak Barbie City Shine

La verdad es que suelo esperar antes de publicar fotos las nuevas ooaks, porque una vez terminadas y “reposadas” siempre acabo poniendo alguna pestaña más, dándolo un brillito en los ojos, etc. pero como os decía, no se puede salir de casa y el ansia me puede!! Si al menos tuviera algo más de luz…

Ooak Barbie City Shine

Un diorama muy rosa, que estos días estuve con mis sobrinas, jajajaja, y aún estoy bajo su influencia. Lleva puesto el top de Marisa Model of the Moment Pretty Young Thing, falda de Clear-lan y zapatos de Barbie Sweet Tea. En el maniquí, vestido de Silkstone Mermaid Gown. El tocador es un original de la colección BFMC, el biombo de Marcia Harrys y las alfombras hace una eternidad que me las compré en Turquía. Los marcos y cuadros son de una colección de miniaturas y las revistas las encontraréis entre los prints descargables del blog. Y ahora voy a ordenar, lo mismo me da tiempo a publicar algo más hoy 😉

Barbie Sweet Tea: Segunda fase de tuneo.

Si el otro día ya os enseñaba cómo gana enteros esta muñeca retirándole el pelo de la cara, hoy toca terminar la operación tuneo con el retoque de su maquillaje. La verdad es que tiene tanto potencial, que hace falta muy poco para mejorarla y dejarla así:

Ooak Sweet Tea Barbie

Vale, que sea de lo más fotogénico que ha pasado por mi casa también ayuda bastante con el resultado:

Ooak Barbie Sweet Tea

Así que foto sin filtros (que admito que muchas veces se me va la mano), del antes y el después, para hacer aún más evidentes los cambios: retoque de cejas e iris, y nueva boca, pestañas inferiores y, como no, pecas:


He aprovechado para estirarle la boca, demasiado piñón en origen.

Y para despedir la entrada, foto con filtros, que a fin de cuentas, le sientan fenomenal:

Ooak Sweet Tea

Biombo y silla de Marcia Harrys.
Vestido de The Scissors Madrid.
Cinturón Poppy Parker.
Zapatos y bolso, Barbie.

The Barbie Look: Sweet Tea

Después de tenernos mucho tiempo esperando, por fin Mattel ha vuelto a sacar a la venta cuerpos pivotal (…o bueno, algo que se les parece bastante), dentro de la línea Look, por la que por cierto, nunca le podremos mostrar suficiente agradecimiento a Bill Greening.

Ya tengo dos en casa (medio despiezadas), y la tercera en camino, que creo que aún va a tardar; así que como no voy a esperar por ella, esta vez voy a ilustrar la entrada con la foto oficial de Mattel:

The Barbie Look Collection
Urban Jungle – Night Out – Sweet Tea

Como siempre, el prototipo da sólo una idea aproximada de producto final…por lo que en relación con las que ya han llegado he de decir que así como la rubia resulta algo decepcionante, con un aspecto bastante cutre en cuanto a calidades de pintado (efecto pegatina), la de pelo castaño me tiene absolutamente enamorada…y es que gracias a ella por fin he conseguido el molde Karl, ¡qué se me estaba resistiendo demasiado!

Por ese motivo, esta entrada va a estar dedicada a la Sweet Tea, que como digo verdaderamente me ha sorprendido para bien. Comenzando con su disección, lo cierto es que su ropa es normalilla, pero con la ventaja de que blusa y falda son dos piezas independientes, más sencillas de combinar; de hecho, la blusa me recuerda un montón a la de Esme, que sin embargo venía unida a la falda. Además prescinde del velcro y usa broches a presión dejando a salvo medias y camisetas de licra:

 Sweet Tea Vs. Esme clothes

Los zapatos también son mejores que los del prototipo, siguiendo el molde de los de Barbie Pantone; además, como no son nada duros, le sirven perfectamente a Poppy Parker:

 Poppy Parker & Sweet Tea Barbie shoes

Por lo demás, el bolso es un poco chorra y las joyas más de lo mismo…pero la taza de té me encanta, al igual que el plato con ese postre indescriptible, que afortunadamente se puede sacar sin problemas:

 The Barbie Look: Sweet Tea details

El cuerpo sí precisa más análisis. Aparece descrito en la web de BarbieCollection como articulated, no como pivotal, y ciertamente la distinción es importante. A primera vista, parece que la única diferencia está en la articulación del pecho, pero la más importante está en los brazos:

 Pivotal & articulated body comparison

Y es que aunque en la foto no se aprecie demasiado (mala idea poner un fondo negro), el articulated tiene un brazo más grueso y más separado del cuerpo, que hace que la ropa siente un pelín peor. Es decir, su espalda resulta más Estefanía que Carolina de Mónaco, me explico, ¿no? De todos modos, pese a lo que había leído, los brazos tienen una capacidad de flexión idéntica en ambos cuerpos:

 Pivotal Vs. articulated body: elbows

Con la particularidad respecto del pivotal, que como su articulación es más gruesa, permite más tuneos, como recortar un pelín y así dejar que el ángulo que forme el codo sea aún más agudo…pero esta explicación queda para otro día:

 

Y siguiendo con los experimentos, el siguiente paso, el pelo. El peinado es dolorosamente feo, pero sólo con quitarle el flequillo gana un montón. Como tampoco tiene demasiada espesura de cabello, no lo he arrancado para evitar calvas. Está en la segunda línea de pelo, así que una vez separado con cuidado, he peinado hacia atrás el flequillo y lo he embadurnado en gomina:

 

Después lo sujeté con film, y finalmente el pelo largo que se sitúa en la primera línea lo volví a echar hacia atrás, formando un pequeño tupé, repitiendo la idea del peinado de Poppy Parker Traveling Incognito. Puse una cinta verde para asegurar aún más el peinado, pero no dudo de las capacidades de mi gomina extra fuerte una vez seca:

 The Barbie Look: Sweet Tea

Y por fin, vestida y peinada, el resultado me permite olvidar al prototipo y tener una nueva “favorita” en mi colección, motivo sin duda de que haya hecho un análisis tan largo:

 The Barbie Look: Sweet Tea