Patrón para Barbie y Poppy Parker.

Poppy She's Not There & ooak dress.

Este Patrón es el del vestido de la fotografía. El archivo contiene ya explicación de los pasos para hacerlo. De nuevo, debéis desmarcar la opción «ajustar a página» en la impresora, porque el diseño podría quedar demasiado pequeño al estamparlo.

Aclaro desde ya que no sé mucho de costura, pero intento apañarme con lo limitado de mis recursos…y que si yo pude hacerlo, lo puede hacer todo el mundo, así que ánimo.

Ah, por cierto, que también le sirve a Momoko:

Ooak Momoko

Tatyana Alexandrova

Tatyana & Nova

Ese nombre tan tremendo es cosa de Integrity Toys y su costumbre de no sólo diseñar una muñeca, sino acompañarla de una identidad y una historia detrás. Llevo bastantes años coleccionando y creo que aún no me sé aún ninguna de las tramas…En cualquier caso, ella fue una de mis primeras FR2. La compré con mucha curiosidad (a veces los prototipos son tan diferentes al producto final que la pre-compra supone un riesgo considerable), consolándome con la idea de que de no gustarme, su cuerpo le iría fenomenal a Agnes Festive Decadence, y es que entonces ya estaba determinada a desterrar los cuerpos FR de mi colección y sustituirlos por FR2 más estilizados.

Para que se entienda mejor:
FR & FR2 body comparison.

Su aterrizaje en casa fue aciago.  Me pareció tan fea que estuvo sin salir de su caja casi dos meses, decidida a venderla directamente. Sin embargo, con el tiempo recapacité y tras sacarle fotos en condiciones, he de reconocer que ahora es mi fea favorita…vamos, que me encanta!

Tatyana Alexandrova

Después de este rollo, desglose de la foto:

El diorama se compone de dos piezas, suelo de madera (es precisamente el del tutorial sobre suelos entarimados) y pared de cartón pluma.

El único elemento de mobiliario es el maravilloso biombo de Marcia Harrys (diseñadora creada por Edel P. Dévora). Las figuras de las calaveras también son de Marcia Harrys. Los libros y revistas los hice yo, tal como expliqué en el último tutorial.

Y finalmente,  ese vestidazo de N OVA, que acaba de llegar a casa, que es una verdadera delicia de diseño y confección (ups, creo que el espíritu de un redactor de Hola me acaba de poseer).

Tutorial de imprimibles: revistas para Barbie, Poppy Parker y otras muñecas escala 1/6.

Tutorial revistas

Un clásico en el mundo de los dioramas son los imprimibles. Diseños estampables en papel, destinados desde a cubrir paredes como la de esta foto, hasta a montar muebles, pasando, cómo no, por libros y revistas.

En esta entrada me voy a centrar precisamente en las revistas, también como las de la foto, que son realmente sencillas de hacer (más que el suelo, lo prometo) y muy resultonas. De hecho, simplemente con escanear cualquier revista que tengamos por casa e imprimir luego con su tamaño reducido a escala 1/6, ya tendríamos las pastas de una.

Sin embargo, en el caso de las revistas de moda, he optado por diseñarlas a partir de mis propias fotos, porque para determinadas cosas soy un poco purista y en mi cabeza cuadriculada no encaja que una muñeca pueda tener una revista en cuya portada salga una persona real. Me parece que es como romper con la magia del 1/6. Como la parte de fotografía y edición cae fuera de lo que pretendo que sea este tutorial, empezaré con los pasos una vez que se tiene ya el imprimible.

Los pasos son sencillos. Primero hay que imprimir este archivo :

Imprimible Revistas Vogue

La impresión quedará mejor si se hace en papel fotográfico, pero ojo, si lo hacéis con vuestra propia impresora, no os olvidéis de indicar en el programa el tipo de papel que vais a utilizar, y así garantizaros un resultado óptimo. Si queréis que además sea eterno, cubridlo con celofán, y así quedará protegido y no le saltará la pintura.
El tamaño de las revistas VOGUE es de 4,8 cms de alto. Si cuando al darle a imprimir tenéis activada la opción «ajustar a página» el diseño quedará un poco reducido. No es grave, pero si no lo hacéis siempre igual, os exponéis a que cada tanda de revistas vaya en un tamaño.

Cortar y doblar: Una vez que haya secado bien la impresión (especialmente si se usa papel fotográfico), la cortaremos y haremos dos dobleces con mucho cuidado para remarcar el lomo de la revista. Este momento es quizá el más delicado, porque si no se dobla por el punto exacto, o se roza mucho al presionar, además de que luego no lucirán en la estantería, se estropea la impresión, sobre todo si no lo habéis forrado antes con celofán o forro transparente autoadhesivo. Un buen truco es serviros de una regla o un objeto con arista en 90 grados para seguir la línea, y una vez que esté más o menos marcada, pasar «el rodillo».

Tutorial imprimibles

El contenido de relleno es opcional. En general, en los rellenos de libros se suele usar cartón pluma, cartón fino y también hojas sueltas. El único cuidado con el cartón pluma (sobre todo cuando usemos piezas de grosor considerable, que será a partir del medio centímetro) es que como es muy blando, al cortar no quede deformado, así que cutter bien afilado y buen pulso. De todos modos, en este caso de revistas con un lomo que alcanza apenas los dos milímetros, yo prefiero poner hojas, que corto de un taco de notas intentando aprovechar la parte encolada, para que no se desparramen.

ACTUALIZACIÓN IMPORTANTE: no os perdáis las recomendaciones de uso de goma eva, siguiendo el consejo de mi amiga Carmen, y que podéis encontrar pinchando aquí.

En cualquier caso, si usamos el taco:
Tutorial revistas

Independientemente de lo que elijamos, sólo fata pegarlo a las pastas ya impresas por el lomo interior y nuestra revista estará lista.

View this post on Instagram

#barbie #miniatures #minimagazine

A post shared by Bonequea (@instagramdesandra) on

 

Zapatos para Poppy Parker

Zapatos!! New Poppy Parker shoe pack is arrived!!

Pese a la desesperación que mucha gente siente a la hora de calzar a Poppy (la idea de escribir este post viene precisamente en respuesta a todos los mensajes que me han enviado preguntando sobre este tema), lo cierto es que su pié es uno de los más versátiles del mercado de muñecas.

Poppy Parker pié

El sistema articulado de su tobillo le permite llevar tanto zapato plano como de tacón, adaptándose así a más estilos de ropa y, lo más importante, resultando absolutamente compatible con el calzado diseñado para Momoko, mi gran debilidad…y es que como para no serlo unas Dr. Martens tamaño enano!!

Pero sin duda, para nuestro bolsillo, la mayor ventaja es su compatibilidad con los zapatos de Barbie. En efecto, la mayoría de los zapatos de la talla model muse/pivotal le sirven, dando problemas únicamente aquellos en los que el plástico sea prácticamente rígido. De hecho, me he encontrado ya varias veces con un mismo modelo de zapato o bota, que dependiendo de la dureza del plástico, les sirve o no.

Como para creer no hay nada mejor que ver, aquí dejo la muestra de algunos de los modelos actuales más habituales de Barbie, calzados por Poppy :

Poppy Parker & Barbie Shoes.

Poppy Parker & Barbie shoes

Acabando ya con los modelos de Barbie, me he llevado una sorpresa con los de las últimas silkstone. Son muy duros y no le quedan bien a los pies formato Model muse/pivotal, sin embargo, en Poppy calzan sin problema. Los Louboutin (he puesto foto de los que he encontrado, si falta alguno, aparecerá como siempre cuando ya no lo busque) son tan blandos que se adaptan sin problema, aunque en algunos puntos queden algo deformados:

Poppy Parker & Louboutin/Silkstone Barbie Shoes

Si los de plástico sirven, pues los más realistas de las FR o Victoire no van a ser menos, y pueden usarlos sin problema. Los pies de las FR2 son muy grandes (o largos, más bien), así que usarlos ya es cosa de equilibrio, que no se les caigan o que en la foto se disimulen las holguras.

Tutorial: Cómo hacer un suelo entarimado (II).

Una vez que la cola está seca, la madera perfectamente adherida y más o menos tenemos recuperada la espalda, ya podemos  dar color al suelo. Ni hace falta decir que las opciones son ilimitadas, como ilimitados son los productos que hay en el mercado para el tratamiento de la madera, pero como yo no soy Kristian Pielhoff, ni lo pretendo ser, voy a mostrar simplemente cuatro opciones.

Como consejo general, cualquiera que sea el acabado que busquemos, es bueno que se note el trabajo que nos hemos pegado con el parqué. Para ello podemos remarcar bien las uniones sirviéndonos de un alfiler, e incluso despegar un poco alguna pieza. Ese efecto se nota especialmente en esta fotografía del diorama básico:                                   DSC_1010Está pintado con acrílico al agua, combinando dos tonos, marfil y rosado, aplicado con pincel y paño, para conseguir esa tonalidad neutra propia de un básico.

Otra opción es la de utilizar el barniz brillante de madera, de los de toda la vida:
Tutorial. Cómo hacer un suelo entarimado (II).
La única precaución en este caso es que a diferencia de la madera normal, que requiere más capas para que el tintado quede oscuro, estas laminillas tan finas se impregnan de color a la mínima, vamos, que con una sola pasada de pincel conseguiremos el tono más oscuro que anuncie el fabricante, por lo que a la hora de elegir el color es importante tenerlo muy en cuenta. Como toque final, le pasé una lija para dar un efecto usado y marcar más las tablas y sus uniones, de paso que le quitaba una oscuridad excesiva.

Otra posibilidad es la de los tintes de madera, con acabado muy semejante al del barniz. El que usé para este suelo tenía una base de disolvente que casi me cuesta la salud, pero que me ayudó a eliminar los pegotes de cola que me habían quedado sobre la tarima:
Tutorial

Y por último, la opción popurrí, o lo que es lo mismo, echarle todo lo que encuentres por casa.
Tutorial suelo.
Aquí probé con tinte, no me gustó el tono, así que lo pinté de azul, luego le pasé betún, y finalmente, empapé un paño en pintura blanca con agua y la extendí varias veces para aclarar el resultado, lijando siempre entre cada uno de estos pasos. Al final, repasé las uniones de las piezas de madera con un alfiler porque había quedado demasiado uniforme y, tras hacer la prueba del algodón varias veces, para asegurarme bien de que no manchaba, listo para las fotos

Y con esto termino el tutorial de suelos. Espero que haya resultado útil.

Tutorial: Cómo hacer un suelo entarimado (I).

Mejor será un diorama cuanto más real nos quede y, como es evidente, el material que empleemos en su creación va a ser básico para conseguir ese resultado. Dicha esta obviedad, una opción estupenda es la del suelo de madera, que además de bonito es realmente sencillo de hacer, pues basta simplemente un poco (o mucho) de paciencia y una espalda en buenas condiciones para conseguirlo. Ah, y madera, tijeras, cutter, plantilla, cola de carpintero, lápiz y la pintura, tinte o barniz con que queramos darle el acabado.

Ya sólo con este collage queda más o menos claro el proceso:

New diorama: WIP

En cualquier caso, un primer consejo básico es preparar el entarimado sobre una tabla independiente, esto es, que vaya suelta. Esto permite combinarlo fácilmente con paredes diferentes y así sacarle más partido, como se puede ver en las fotos del anterior post. Ah, y ocupa menos que una escena fija porque se puede apilar en cualquier sitio.

La elección de las dimensiones es algo personal, evidentemente, y dependerá mucho de lo que se quiera hacer con ellos, pero es bueno recordar que no hay nada más frustrante que tener preparado todo para una foto, y que el suelo quede corto. Casi todos mis suelos miden 35,5 x 56 cms, que son las dimensiones del estante de la vitrina Bestå de Ikea. Otra buena opción es la medida del DIN A 2, de 42 x 59,4 centímetros, porque es un formato habitual en impresión.

Besta Ikea
Foto antigua de mi estante Bestå cuando acababa de preparar mi primer suelo.

Una base de madera de balsa de 3 milímetros de grosor es más que suficiente para soportar el encolado sin que se deforme, con la ventaja de que tampoco se eleva mucho desde la base real (repito, apilados no ocupan nada).

Una vez decidido el diseño, basta con marcar con la regla y el lápiz el trazado que hemos de seguir, para no desviarnos mucho…y empezar a cortar y pegar. Las maderas no son perfectas, así que si cortamos a medida para el hueco concreto, mejor. Depende mucho del diseño, pero se puede ir por tramos de unos cinco centímetros cuadrados, así no se nos seca la cola durante el pegado ni se nos desordenan mucho las piezas. Otra precaución es no desbordar la cola, porque si empapa mucho la madera, sobre todo en su parte superior, el tinte o el barniz final a veces no cubre bien.

WIP
Ejemplos de diseños, durante su desarrollo.

Las maderas que he utilizado en estos suelos son láminas de tilo de 0,6 milímetros de grosor, con un largo de un metro. El ancho depende del diseño, he probado desde los tres milímetros al centímetro, más o menos. Al ser tan finas se cortan sin problemas con unas tijeras normales, lo que hace muy cómodo su uso. Se pueden conseguir, sobre todo, en tiendas de especializadas en modelismo naval. Evidentemente, hay más opciones, como piezas de madera más gruesas, tipo palos de helado, que son algo más difíciles de cortar, pero permiten resultados más rústicos. Como todo, al final depende de lo que nos sea más sencillo de encontrar.
Por último (que ya me he alargado demasiado), también cabe la posibilidad de comprar planchas de tilo. Si lo que se quiere es hacer parqué normal, es complicar bastante la cosa (vamos, que se debe recurrir a las planchas sólo cuando no exista otra opción), pero si lo que se pretende hacer implica diseños más complejos, realmente permite resultados espectaculares, porque podremos fijar libremente la forma y el tamaño las piezas de madera que compondrán el diseño del suelo. Por ahora esta última posibilidad es mi espinita, pero tendré que esperar a que mi espalda mejore.

Y hasta aquí por hoy. Es bueno dejar que la madera seque tranquilamente.

Elegir un fondo para nuestras fotos. Diorama básico.

Son infinitas las escenas que podemos montar para nuestras muñecas; sin embargo, no nos debe faltar nunca un decorado básico, en tono neutro, que sirva de «fondo invisible» para cuando lo que queramos hacer destacar sea, simplemente, la muñeca o su ropa. Y si el diorama nos permite adaptarlo a cambios, es que ya no podemos pedir más.

El que yo uso con ese fin está hecho de madera de balsa, pintada con pintura acrílica al agua, en un tono rosa crudo a juego con el suelo que está recubierto por pequeñas tiras de láminas de tilo, a modo de entarimado.

Su estructura es muy sencilla, como se puede ver en esta foto:

Diorama

El suelo es de 30×30 cms, mientras que las dos paredes son de 40×30 cms. Las uniones están fijadas con clavos (de lo que me arrepentí mucho en su día aunque ahora ya está superado). Quizá sea un poco pequeño, pero al ser rígido, un tamaño mayor no resultaría demasiado práctico para quien, como yo, dispone de poco espacio en casa.

Pero esta rigidez tiene sus ventajas también, y entre ellas está la de servir de base para el apoyo de otras paredes o suelos. Así, simplemente colocando una cartulina de color sobre las paredes, el aspecto cambia totalmente, y si además ponemos encima otra tabla de suelo, las posibilidades son absolutamente ilimitadas.

Diorama

Así, utilizado al natural:

Darla Bus Stop & Victoria Designs.

Y así con cartulina sobre la pared y otro entarimado en el suelo (realmente, la estructura sigue siendo la misma):

Poppy Parker. The Girl from I.N.T.E.G.R.I.T.Y.

Otra opción muy cómoda es usar cartón pluma. Es ligero, muy sencillo de cortar y también de atravesar, barato y a la hora de montar se puede sostener simplemente uniendo con alfileres sus aristas. La desventaja está en que es mucho más frágil, se deforma con la humedad y si no es muy grueso incluso puede dejar traspasar la luz. Por tanto, la elección de madera o cartón pluma siempre dependerá, como no puede ser de otro modo, del destino que queramos darle. Si va a someterse a pintura o encolados fuertes, madera sin dudarlo (ya sólo ese esfuerzo merece un resultado más duradero) y, para el resto de los casos, cartón pluma. Así, en este diorama el suelo es de madera, para soportar bien el encolado de las láminas de tilo y posterior barnizado, mientras que la pared es de cartón pluma, lo que facilitó sobremanera la fijación de cuadros:

Relax at home. Citrus Obsession Barbie.

Pronto, más. Y a lo tonto, ya van tres entradas!

¿Qué muñecas colecciono yo?

Yo colecciono Barbies y muñecas tipo Barbie. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que sólo me dedico a la llamada fashion doll que mide unas 11 pulgadas, y cuya escala es  la 1/6. Usar anglicismos siempre me ha parecido un poco horterilla (puede ser porque soy de pueblo), pero en tema muñecas la batalla está perdida y no me queda otra que tirar de ellos. Las fashion dolls son muñecas a la moda, producidas en semejanza a la mujer adulta de un determinado momento y acompañadas de un armario que crece y se adapta a los tiempos.
Las muñecas bebé no son lo mío, ni tampoco los híbridos que representan animales antropomórficos. Y superado un pequeño trauma infantil por no haber tenido a Rosaura, la muñeca gigante, ahora sólo me interesa el manejable formato Barbie, encajable en casi cualquier estantería y almacenable en cualquier bolso para viaje (en otro post trataré el tema de llevarlas de viaje…vaya, pues sí que esto marcha sólo una vez se empieza), así que muñecas más altas también caen fuera de mi colección.

¿Muñecas tipo Barbie? Barbie fue una idea cojonuda en sí misma, y quien no lo sepa ver ni merece mi tiempo para convencerlo. Me es indiferente los actuales resultados de ventas de Mattel o que la gente no sea capaz de superar el estereotipo creado en torno a ella, pero la idea de una muñeca adulta y más o menos proporcionada (evidentemente, es menos proporcionada que los Playmobil o los Masters del Universo, todos lo sabemos), adaptada a una vida mundana, fue un acierto total que trascendió pronto de la marca máter, y es que muchas otras han seguido su idea, eso sí, con éxito desigual. De estas imitadoras, yo colecciono algunas líneas de la marca Integrity Toys, que supo ver, mejor que ninguna otra, que las muñecas no eran sólo cosa de niñas, y que a hombres y mujeres adultos también les podían gustar.  Eso implica, claro, que se destinan a bolsillos también adultos, que es la parte menos alegre de la historia.

Pincha aquí para hacerte a una idea de  lo que han sacado hasta ahora (la web oficial es un auténtico desastre). Y guarda el link, que es una especie de vademecum del coleccionista. Pero como una imagen vale más que mil palabras…Poppy Parker, o mi clon favorito:

Poppy Parker Collection

Si es que son tan monas…

¿Y una vez que la tienes, qué? Pues toca sacarles partido, hacerlas únicas (o volviendo a los anglicismos, OOAK). Vestirlas en condiciones (agrandarles el armario es otro aspecto apasionante de coleccionar), peinarlas (eso supone cambiarles el pelo a veces, pero como esto se merece una explicación más larga, vaya…otra idea de entrada), adaptarles el maquillaje (menos es más), buscarles cuerpo articulado…y fotografiarlas. Ya sea en la calle, ya sea en casa, la fotografía me encanta, y conecta además con otra de las partes fundamentales de esta afición…Los DIORAMAS. Y todo este proceso es lo que, en definitiva, es mi idea de lo que va a tratar este blog. Ya veremos si cumplo.  Toma ya! Segunda entrada acabada!

Ooak freckled Barbie

Primera entrada

Yo, que odio escribir, voy a comenzar a llevar un blog porque adoro las muñecas. Hecha esta declaración de intenciones, tengo que confesar también que, si bien las muñecas me gustan desde que tengo uso de razón, lo que antes era un juguete ahora se ha convertido en un entretenimiento estupendo gracias al que ya no sólo mato el tiempo libre sino que, con un aspecto social tremendo, ahora tengo aún más llena mi agenda de contactos. Esto último creo que es lo que, al final, pese a mi pereza y auto-reconocida limitación a la hora de escribir, es lo que más me ha animado a dar este paso. Ya estaba en otras redes sociales, como facebook, flickr o instagram, pero me faltaba un blog…así que aquí está…y prueba superada! primera entrada acabada!

Instagram.