Viajar con muñecas: Edimburgo y alrededores.

Ahora que acabo de volver de mis vacaciones, no estaría mal publicar ya de una vez las del año pasado, manteniendo así mi media lamentable de velocidad en actualización del blog. Y es que para situaros en el tiempo y que comprendáis mi vehemencia, este viaje lo empecé justo el lunes post Convención de Barbie 2016, cuando resacosos de tanta diversión, muy temprano (tanto que a pié sólo estaba el mitiquísimo Dámaso de Juguetes Dámaso) salimos para el aeropuerto con destino Edimburgo:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Y aún temprano, ideal.

Y tras abandonar un Madrid a casi 30 grados, nos encontramos con un Edimburgo a 8, eso sí, soleado y precioso:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016
Aeropuerto con cartel bien grande, por si te has confundido

Superado el shock térmico, nuestra primera parada fue obviamente en el hotel, esta vez el B+B Edimburgh. Uno de los síntomas más claros de que esto de las muñecas se me está yendo un poco de las manos es que, cuando lo estaba reservando, sólo podía pensar en qué bonitas fotos iba a hacerles dentro…bueno, eso y que tenía unas críticas estupendas, jejejeje. ¡Pero sobre todo lo primero! Y aunque no suelo poner muchas cosas sobre los sitios en los que nos alojamos, creo que voy a empezar a hacerlo, ya que sin duda esta vez sí lo merece, porque además de ser un lugar precioso, nuestra habitación era de morirse, nos hicieron sentir como en casa,  todo el mundo fue majísimo y además tienen una recepcionista española, Tania, que es un verdadero amor.

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
La biblioteca del hotel
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
La cafetería

Una vez descansados y todo lo abrigados que pudimos, tocó descubrir la ciudad (y algún sitio donde vendiesen camisetas térmicas). Si os pasa lo mismo, Mountain Warehouse, en Princes Street es una opción estupenda, creedme. Frío y todo, tuvimos muchísima suerte, porque los días fueron muy soleados y pude hartarme a sacar fotos:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Inmediaciones del hotel

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Aunque claro, se notaba que en pleno octubre los días eran más cortos (lo que se traduce en filtros a dolor para iluminar un poco):

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Callejeando con el Castillo de Edimburgo al fondo
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Entre las lápidas de Greyfriars Kirkyard
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Victoria Street
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Market Street
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Paseando por Old Town
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Atravesando los jardines de Princes Street

Tengo que confesar que después de tanta juerga de Convención, me hice un taco con la ropa que tenía preparada para el viaje, y mandé directamente para casa mucha de la que tenía pensada para Escocia. De hecho, no tuve claro qué había hecho con ella hasta que volví. Afortunadamente, la sala de ventas fue lo suficientemente provechosa para que aún despiste y todo, ir ideales todo el viaje:

Look of the day

Para el primer día:

Enamorados de la ciudad ya sólo con el primer paseo, el segundo día lo empezamos con fuerza, por el Castillo de Edimburgo (Edinburgh Castle), una fortaleza cargadita de museos, que nos dejó claro que guerra que hay, guerra a la que se apuntan:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Y de ahí a la Royal Mile, a seguir paseo:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
La imponente St Giles’ Cathedral detrás
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Y a comprar bufandas, cómo no

Y el modelazo por partes:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Esta vez viste:

Nuevo día, que esta ciudad da para mucho, y tocaba ver el West End & Dean Village. Vamos, que la cosa es patear y dejar los pies reventados, sin eso no soy capaz de concebir unas vacaciones, pero antes el desayuno en el hotel:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Casitas adorables
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Jardines del Scottish National Gallery of Modern Art
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Y de nuevo a Old Town, al Museo Nacional de Escocia, visita obligada, porque desde luego este país se distingue por su inventiva. No pretendo soltar ahora un rollo sobre los evidentes efectos beneficiosos que una alfabetización precoz tienen en un pueblo, pero aquí tenemos un ejemplo claro e intentaré ser muy breve en la explicación: la Reforma Protestante del s. XVI, encabezada allí por John Knox, supuso entre otras muchas cosas, una nueva concepción de la relación con Dios, mucho más íntima, de contacto directo a través de la lectura de la Biblia, lo que implicaba necesariamente que la gente supiese leer. Esto lo consiguieron a través de las escuelas parroquiales diseminadas por todo el país, reduciendo drásticamente el analfabetismo en apenas siglo y medio, y lo cierto es que a mediados del siglo XVIII la alfabetización alcanzaba ya al 75% de la población, situándose entre la más culta de Europa, mientras que a finales del s. XIX los niveles de analfabetismo eran mínimos, de ahí que Edimburgo llegase a ser llamada la Atenas del norte. Y esto me da una envidia que no me cabe en el cuerpo porque en ese momento, en España, apenas llegábamos a la cuarta parte, con una alfabetización femenina casi testimonial. Triste, muy triste…porque de aquellos polvos vienen estos Mujeres hombres y viceversa lodos. Me he ido como siempre, perdón, pero os propongo, para no enrollarme más y no daros todo masticado, que busquéis por internet “inventos escoceses”….un, dos, tres…responda otra vez.

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Volviendo al tema, el museo es entretenidísimo, gratis (importante, que acabamos de sufrir el atraco de los museos holandeses), y hasta podéis encontrar a la oveja Dolly disecada, caquitas y todo:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

En conclusión, si os sobra tiempo o hace mucho frío por la calle, echaros un garbeo por él, que no lo vais a lamentar. Y el modelazo de ese día:

  • Vestido y medias de SquishTish.
  • Zapatillas de Momoko.
  • Bolso que le he hecho yo y del que algún día compartiré tutorial.
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Ecuador de la entrada (ya veo la luz al final del túnel)…y día de excursión, esta vez a la Capilla de Rosslyn, una escapada también muy recomendable, porque el entorno es muy chulo y queda bastante cerca en bus:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Me leí hace un montón de años el Código Da Vinci y al parecer me marcó bastante poco, porque ni me acordaba de que salía esta capilla, pero se ve que ahora está muy de moda, ya que aprovechando la difusión tienen la zona muy acondicionada al turismo e incluso una edificación con cafetería/venta de recuerdos estupenda, y como siempre, todo el mundo encantador:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

De ahí regresamos a Edimburgo, el bus nos dejó en el centro y esta vez nos acercamos hasta al Museum of Childhood, otra visita obligada para coleccionistas., y si no, ojito a la oración que tienen colgada:

The Toy Collector's Prayer. Museum of Childhood, Edinburgh
Posiblemente adquirido por Patrick Murray en Estados Unidos en 1967

Tiene una colección muy completa de juguetes, de todo tipo y tiempo que hacen la visita la mar de entretenida. Evidentemente, me centré en la parte de muñecas, a las que dedican un montón de vitrinas…y sí, muchas eran muy siniestras, a las muñecas antiguas les pasa mucho:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Y luego a pasear, pasando por los Jardines de Princes Street:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Justo en medio de esta zona ajardinada está la Galería Nacional de Escocia/Scottish National Gallery, pequeña pero apañada, que hasta cuenta con un Velázquez. No hay foto-Barbie decente, lo siento. Y por fin la cena, en The Last Drop:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Y aquí un inciso importante: Escocia es un país maravilloso, Edimburgo precioso y la gente es de la más agradable que me he encontrado viajando…pero la comida es terrible. Uno de los pocos sitios decentes ha sido éste, y vuelvo a dar las gracias a la recomendación que me hicieron por instagram:

Gracias por la recomendación @maria_fer_go

A post shared by Bonequea (@instagramdesandra) on

Por cierto, este día vestía pantalón y blusa de The Scissors Madrid, bolso de Charlotte Olympia Barbie, cazadora de Andy Warhol Barbie y gafas de Bouclé Beauty Barbie.

Y seguimos con las excursiones, esta vez más lejos y con guía español recomendado por el Hotel, ruta de lagos, castillos y destilerías, con inmersión profunda en la historia escocesa, empezando por el campo de la batalla de  Bannockburn, con el monumento a Robert the Bruce:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Bannockburn Battlefield

El monumento a William Wallace (una torre con vistas que no me cabía entera en la foto):

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

El castillo de Stirling. Hay más fotos aún, pero creo que es pasarse. También tengo de otro castillo pero como no recuerdo el nombre ni son especialmente buenas, con estas llega:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Lago Katrine:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Tanto verde y tan poco comestible
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Vacas cuquis y amigables.

Y por supuesto no podía faltar una destilería de whisky escocés, Deanston Distillery.

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

La visita fue muy interesante, pero quizá lo más anecdótico fue encontrar al único escocés imbécil y desagradable que conocimos en todo el viaje, tanto que me cuesta creer que fuese escocés. Y eso que íbamos pagando, ojo, pero al parecer le molestábamos en la visita. Menos mal que en la zona de catas nos hicieron olvidar pronto a ese personaje y pudimos quedarnos con un magnífico sabor de boca de la excursión y seguir recomendando la destilería.

Y el conjunto bien abrigado de ese día:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Lista para un nuevo día, esta vez tocaba centro, zona New Town, para sumergirnos en la arquitectura georgiana:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Y empezando, claro, por la Georgian House:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

He estado en un montón de casas “históricas”, mejor o peor conservadas, de diferentes épocas, con decoración más o menos ostentosa. Pero ninguna me ha gustado tanto como ésta, todo gracias al grupo de jubiletas que tienen amenizando el tour, repartidas por toda la casa, explicando a los visitantes cómo era la vida diaria en cada una de las instancias, con una amabilidad y simpatía que nos hicieron echar allí media mañana, en vez del ratito que teníamos planificado inicialmente. Así que de ahí a comer, sitio modernolo recomendado en la guía. A ver, no estaba nada mal…para ser Escocia:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
The Dogs

Y a seguir ruta, que queda poco tiempo y hay que aprovechar:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Scottish National Portrait Gallery
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Scottish National Portrait Gallery
 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Y más pateo

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Y por fin, la foto que me moría por hacer desde antes de aterrizar, la vista de Edimburgo desde Calton Hill, con el monumento a Dugald Stewart:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Y no podía ir mejor vestida, con un conjunto de The Scissors Madrid y sombrero de Encarna Olivas.

Y último día y despedida cargada de pena (y eso que a esas alturas de viaje teníamos ya mucha hambre). Así que un último café:

Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Una última mirada a la recepción:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

Y a volar, que áun nos quedaba una tiradita:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.
Escala en Madrid, donde seguía haciendo calor

Y el modelazo para el último día:

 Edimburgo, Barbie & Instagram. Octubre de 2016.

En fin, pedazo entrada. He tardado la mitad de las vacaciones en acabarla (y eso que he suprimido partes), pero me ha servido para recordar uno de los mejores destinos de los que hemos disfrutado. Así que si podéis, no dudéis en ir, vale mucho la pena.

 

Anuncios

Últimos modelitos de calle con Euphoria Dolls

No sé si lo he comentado alguna vez (seguro, que me repito como el ajo) pero soy muy vaga con el móvil. Me cuesta horrores escribir con él, así que todas las aplicaciones que permitan compatibilidad con el PC las voy a usar por ahí…con teclado, usando las dos manos a la vez, con mis diez deditos, que para eso estudié piano siete años. ¿A qué viene esto? a que me parece una lata contestar preguntas por instagram, además de que, por el propio sistema de notificaciones, la mayoría de las veces ni me entero de la pregunta, (limitado a las últimas, mezclando comentarios, favoritos y seguimientos, sin permitir verlos por separado…) y la verdad es quedo un poco mal (o fatal, según la sensibilidad de la gente).

https://bonequea.com/?p=8265

Generalmente esto lo soluciono con una remisión con muletilla del tipo “toda la info en el blog”, pero con tanto curro los últimos días lo cierto es que no se podía encontrar ni en el blog ni en ningún sitio. Así que la entrada de hoy es precisamente para completar esta laguna de información y de paso hablar un poco de una de las últimas firmas custom imprescindibles en el panorama nacional de muñecas, Euphoria Dolls, protagonista directa de los dos looks de hoy.

https://bonequea.com/?p=8265

Mi primera compra fue la pasada Convención de Barbie, aunque a Lara, el alma detrás de la marca, la conocí ya un par de ediciones antes, formando junto a Nio, otro diseñador a tener muy en cuenta, uno de los grupillos más cool en esto del coleccionismo…así que es normal que cuando Lara se decidió a sacar colección (que incluye tanto ropa como muñecas), su estilo personal quedase bien impreso, y supusiese además todo un soplo de aire fresco genial…que si no pudisteis conseguir en la Conven, tranquilos, que está en Etsy!

https://bonequea.com/?p=8265

En fin, que como ya habréis adivinado a estas alturas, el conjunto que viste mi muñeca es de su última colección, que se completa además, como podéis ver en la siguiente foto con más detalle, con:

https://bonequea.com/?p=8265

Y el otro look que he compartido últimamente y que consigue su efecto gracias esta falda tan vistosa de Euphoria, es éste:

https://bonequea.com/?p=8265

Con ayuda, claro, del sombrero de Encarna Olivas:

https://bonequea.com/?p=8265

Pero para disección en condiciones, aquí todo lo que lo que lleva:

https://bonequea.com/?p=8265

Y dicho esto, solucionadas todas las dudas posibles que se me han ocurrido, me despido y me voy a hacer recados. Disfrutad del largo finde que nos espera 😉