Viajar con muñecas: Londres. Print de guías Lonely Planet.

Antes de nada…¡FELIZ AÑO NUEVO! Se hace esperar, pero ¡por fin entrada nueva! Y es que estaba yo aún el otro día excusándome por haber tardado tanto en publicar las vacaciones del año pasado, cuando repasando borradores me encontré a medio hacer la entrada dedicada a Londres, a donde fuimos, atención ¡¡¡en el 2014!!! vamos, lo que se dice una redacción ordenada y diligente. Así que, como me he fijado de propósito de año nuevo el llevar esto más actualizado (me meo yo sola escribiéndolo), ¡voy a ponerle remedio ya! Lo de apuntarme a un gimnasio, ya si eso, en febrero…

Aeropuerto Adolfo Suárez. T4 & Barbie
En la T4, con mi Manolito al fondo

La primera impresión que me produjo repasar las fotos fue un sonoro y evidente “¡cómo pasa el tiempo!“, la segunda, un “¡cómo ha cambiado mi colección!” y la tercera, “¡cómo ha mejorado la tecnología!“; y es que faltaban las muñecas imprescindibles de hoy, por no hablar de ropa, complementos…y sobre todo, calidad de imagen, que hay que ver lo que avanzan con los móviles y, sobre todo, las apps de fotografía.

Heathrow airport & Heathrow Express
Sólo sale enfocado el tren, porque descargué la imagen de su web oficial. Mis fotos muy lamentables. Pensemos que era la emoción y que iba muy rápido.

Conciencia del inexorable paso del tiempo al margen, además de repasar las fotos que saqué en Londres, voy aprovechar también para compartir uno de los prints que más me han pedido últimamente, que no es otro que el de las guías de viaje. He ido dando largas por falta de tiempo, pero ya no lo puedo retrasar más, así que las tendréis ya mismo, al final de esta entrada, que al menos de este modo me aseguro de que os la veáis hasta el final, 😉 que para algo me estoy currando a lo bestia la reedición de las fotos, quitándoles marcas de agua antiguas y marcos Earlybird a las ya publicadas y mejorando las descartadas en su día, como este par, sacadas en Hyde Park nada más dejar el hotel y que resistían en la tarjeta de memoria:

Hyde Park, London. 2014.
Antes de mejorar Snapseed, todo esto era campo un pegote negro.
Hyde Park, 2014.
En su día otro pegote negro.

Nos alojamos en el Hotel Caesar, ubicado muy cerca de la la estación de Paddington, en la que nos había dejado el Heathrow Express. Vamos, que media hora después de desembarcar ya estábamos entrando en la habitación. El hotel nos gustó mucho porque aunque (por una vez) no estaba en el meollo turístico, la comunicación era excelente y la verdad es que el personal fue siempre muy amable (la cadena es española y el personal de recepción que nos atendió también) e incluso cuando pedimos una habitación más grande, nos la cambiaron sin problema y de hecho nos pasaron a una pedazo habitación. Y el desayuno era mortal, sobre todo el jamón. Así da gusto, y como os digo, muy cerca de Hyde Park, que al día siguiente cruzamos animosos en dirección a South Kensigton para iniciar la visita obligada a los museos míticos, empezando con el Museo de Historia Natural:

Natural History Museum, London.
El Museo por dentro y por fuera.
Natural History Museum
El edificio es absolutamente maravilloso.
Natural History Museum
Lo confieso, soy más de arquitectura que de bichos.

Y de ahí al Victoria & Albert, del que por motivos que ya ni recuerdo, no tengo más que esta foto malísima de la puerta:

Victoria & Albert, London. 2014

La colección es maravillosa, como podéis ver en su web oficial, y la entrada a la expo permanente, al igual que en el museo anterior, es gratuita, así que aunque sólo sea para un garbeo rápido, no hay excusa para perdérselos. Por cierto que este viaje fue en el mes de agosto, pero aún así el tiempo no nos acompañó. Pasamos del frío al calor, y de nuevo al frío, con momentazos de lluvia todo el rato. Un #FourSeasonsInOneDay en toda regla. Eso explica que ahora, repasando las fotos, me encuentre muchos centros comerciales y tiendas, incluso repetidos en días distintos, pero es que no quedaba otra que resguardarse de los chaparrones cuando caían, y creo que con esta foto se comprende bastante bien lo que estoy diciendo:

London 2014
Nubarrón sólido y amenazante cubriendo el cielo azul.

Tampoco me curré tanto el tema ropa de muñeca como en otro viajes, sino que algún día se quedó tal cual en el bolso para el siguiente, lo que unido al paso del tiempo me está complicando un poco recordar los itinerarios reales…así que cubrid un tupido velo en este tema 😉 , y si no, intentad desentrañar el collage que sigue, con Carnaby St., Harrods, Jamie Oliver’s Diner (cuya comida es bastante mejor que la de su cadena de italianos) y frikeando por la Disney Store de Oxford Street:

London, 2014.

En cualquier caso, la ropa de este primer (y/o segundo día) incluía mis básicos favoritos de entonces:

  • Chupa de cuero de Grease Barbie, de Sandy malota.
  • Camisa blanca de SquishTish.
  • Gorro de Clear-lan, para que no se me despeine en el bolso.
  • Gafas estilo Wayfarer de Ray-ban, de Sindy.
  • Zapatos #noselecaennuncayseaguantaenpiéconellos de Momoko.

Por cierto, aprovecho ya para incidir en un error del que me he percatado con mi sentido crítico actual y del que espero toméis nota: el pivotal que usé era de los bailongos, las articulaciones andaban locas y brazos y manos creaban posturas imposibles. Procurad tenerlo en cuenta si planificáis viaje con muñecas, porque se pierde mucho tiempo y se estropean muchas fotos. MTM es feo, pero garantía de éxito en este sentido.

Portobello Road Market
Portobello Road Market

La siguiente muñeca en salir de la bolsa, como veis aún estaba en su primera versión de ojos azules, sin casi colorete y boca sosainas (me anima pensar que ahora está mucho más guapa). Este día lleva el conjunto de stock de Barbie Coach, que para algo estaba siendo la sensación de ese año, además de que un trench siempre queda muy British. Con ella empezamos la mañana visitando el mercado de Portobello:

Portobello Road Market
Tanta cosa interesante y no compré nada 😦 .

Y después de comer algo en la terracita de uno de los pequeños restaurantes de la misma calle (Lowry & Baker), tras un larguísimo paseo, bus y chaparrón incluidos, acabamos en Buckinham Palace:

London, 2014.

London, 2014

Buckinham Palace

No sin dejar pilladas antes a las dependientas de la tienda de Coach en Regent St., que no tenían ni idea de que entre sus prendas existía la talla 1/6:

Coach Shop. Regent St.

Nuevo día y aquí ya me vine arriba sacando a pasear a la mismísima Union Jack (ay, si Blas de Lezo levantara la cabeza). En fin, un día es un día, y tocaba darlo todo en el British Museum:

British Museum
Entrada principal en Great Russel Street.
British Museum
Patio interior del edificio, conocido como Great Court, diseño de Foster and Partners.
British Museum
Frontón occidental del Partenón.
British Museum
Dos vistas del Templo de las Nereidas y otra vista del Great Court.
British Museum
Friso y cabeza de caballo del Partenón, cabeza de Amenhotep III y estatua de  Sobekemsaf II.
British Museum: King's Library
King’s Library.

Sé que parece difícil de creer, pero no me dediqué sólo a frikear con mi muñeca y buscar faraones con nombres raros, sino que disfruté muchísimo del Museo…como también disfruté de un merecido descanso bien cafeinado, en el local de enfrente, como atestigua la única foto de esta entrada con la que voy a romper la magia de la falsa escala:

Starbucks Coffee. 51 Great Russell St, Bloomsbury, London WC1B 3BA. 2014
Y mi bolso aún estaba limpito…qué tiempos.

Y a seguir pateando. Ahora en dirección South Bank:

Barbie London trip
Museum St.
Museum St., London
Museum St.
Barbie London trip
Hay’s Galleria.
Tower Bridge
Vista del Tower Bridge.
South Bank
Atracciones varias en South Bank.
Southbank
Tiovivo y todo.
Big Ben & Parlamento
Big Ben y Parlamento.
British
¡Y aún más cerca!

Y de ahí a pasear y a buscar sitio para cenar, momento del día que dedicábamos a los grandes y merecidos homenajes. Solíamos centrarnos en la zona del Soho, porque había mucha oferta y muy variada, así que si algún restaurante de la guía no estaba disponible, teníamos alternativas inmediatas. Esta vez hicimos el descubrimiento de las recién inauguradas (entonces) galerías de Kingly Court, una especie de corrala repleta de bares y restaurantes animadísimos, y no sé si fue por el apetito de tanta pateada, pero la comida de Pizza Pilgrims me supo a gloria:

Galerías en Carnaby St. Gran descubrimiento para comer.
Mirad qué paredes blancas…¡esto lo acababan de estrenar seguro!

En cuanto a la ropa de ese día:

El siguiente día la lluvia nos dio poco margen, así que seguimos visitando Museos y Galerías (después del exceso en el British a Barbie la dejé descansar un poco así que no hay fotos),  y también le seguimos dando duro a las tiendas. De todo tipo, las de lujo para fliparnos, las de ropa, las de tecnología, las de objetos curiosos, las especializadas en posters antiguos y discos…etc. Al ir cubiertos para la lluvia, ya os digo que a Barbie la saqué poco del bolso, porque daba una pereza horrible y tampoco había muchas posibilidades, salvo en el momento en el que dimos rienda suelta a nuestro frikismo en la tienda de Forbidden Planet:

 Barbie at Forbidden Planet
La pobre flipándolo.
Barbie trekkie: with Mr. Spock at Forbidden Planet
Conociendo a sus ídolos.
Barbie loves Muji
En Muji, y así se ve su modelito mejor. Esta vez olvidé el imperdible para el bolso.

Y cuando ya era impensable hacer nada, porque estaba cayendo el diluvio, decidimos volver a Harrod’s, ya que me dejaba allí una gangaza que había visto el primer día, y era una pena perder esa oportunidad:

Mi nueva chica londinense: Tribute Barbie. BFMC 10th Anniversary
Foto hecha en casa, con tranquilidad, cámara buena y filtros, muchos filtros 😉

Por lo que comenta la gente en los foros de muñecas, últimamente su oferta ya no vale nada, con poca cosa de colección y mucho playline. Pero entonces había hasta Tonner:

Harrod's, 2014.

Tonner collection: Harrod's 2014

De hecho, encontré Barbies en dos establecimientos más:

  • Seldfridges, que vale la pena visitar aunque sólo sea para ver sus creativos escaparates. Cierto que no había mucha variedad y a precio de oro, pero al menos era collector.
  • Y mi gran esperanza e ilusión, la mitiquísima Hamleys, una mega juguetería en plena Regent St. Una pasada, se puede encontrar desde el peluche más tradicional hasta lo último en drones, pasando por esculturas en Lego increíbles, entre las que se incluye toda la familia real inglesa peeeeeeero que en tema Barbie fue un chasco total. Cinco plantas y ni una collector, si podéis pasar eso por alto, os encantará.

Conste que no sé si hay más sitios recomendables, porque tampoco me informé antes de ir y conste también que no pierdo la esperanza de que las collector vuelvan con fuerza a las tiendas y centros comerciales, y que en unos meses me comentéis este post rectificando mi información…¡Mattel Europa, espabila!

Pero volviendo al viaje, ya nos tocaba disfrutar de nuestra última noche londinense:

Picadilly Circus
Amago de foto artísica en Picadilly Circus.

Y por fin, a descansar:

Por fin toca descansar...

En cuanto a la ropa:

  • Cazadora vaquera y vestido de Clear-lan.
  • Sombrero de Barbie.
  • Bolso de Poppy Parker.

Nuestro último día en Londres ya lo dedicamos a regalos de última hora y visitas que faltaban, y de ahí de nuevo al tren y al aeropuerto:

Heathrow Express
La gabardina es de Clear-lan, el resto repe.

Heathrow Airport

Y ahora que ya os habéis tragado el tostón del viaje, vamos al tema prints. Como soy una maniática (pluridisciplinar, que no hay que limitarlo a una cosa sola), cada vez que viajo suelo llevar dos guías, una de las Visuales del País Aguilar, o lo que viene a ser lo mismo, las de fotitos y dibujos bonitos y explicados, con rutas y todo, y otra de Lonely Planet, por restaurantes e información variada. Porque sí, me pirra comer y me gasto más en eso que en muñecas, mis michelines dan fe. Y aunque es verdad que las últimas que compré fueron un chasco total en ese sentido (comer caro y mal en París fue doloroso), la  Lonely de Londres merece un monumento, porque fue uno de los viajes en los que mejor comimos, con diferencia. Tiene narices, pero hasta he marcado estos nombres en fosforito para cuando vuelva: Princi, como siempre, los italianos no fallan y este además funciona como un reloj con la cantidad de gente que acude; Andrew Edmunds, de acogedor ambiente y cocina rural con toque bohemio, toda una experiencia; Spuntino, vale la pena ya sólo por la decoración pero es que además comí unos macarrones con queso que aún llevo en el corazón; y Wahaca, menos especial porque es una cadena de moda, pero se come de lujo, y al final es lo importante. Que sí, que el print, que no me olvido, sólo tenéis que descargar este archivo de Guías Lonely, y seguir todos los pasos que ya os conté aquí.

Print de guías Lonely Planet!
Vestido de SquishTish

Os recomiendo usar el cartón pluma, porque se hace un agujerito para el pulgar y se acopla como el accesorio perfecto. Otro día (ay, que me meo otra vez) subo más guías, que este archivo era ya inmanejable con el peso de las que contiene. Y hasta aquí por hoy. A disfrutar de las manualidades, ¡buen fin de semana!

Anuncios

¡Feliz Navidad 2017!

Estamos a un día de la gran cena, y mientras remoloneo un poco por casa antes de salir (porque sí, hay que salir, que hay mucha gente a la que saludar, abrazar y mandar a la porra, las amistades de toda la vida son así), aprovecho, un poco antes que otros años, para dejaros por aquí mis mejores deseos para estas fechas…Porque estos son días de andar a mil, de muchos reencuentros, alegrías (con sus penas también), ilusiones, comida (mucha comida, tanta que ni cabe en este post), y descontrol…así que A DISFRUTARLOS, con sentidiño, pero también con pasión…porque para eso está la vida, para vivirla y aprovecharla  :

Muy Feliz Navidad. Merry Xmas

PD1: Mi recién repeinada muñeca (su moño estaba que daba pena y pasó por chapa y pintura…véase laca y gomina) viste modelazo de SquishTish, con pendientes, medias y zapatos de Poppy Parker y súper broche del Spotted Shopping Fashion (conjunto de ropa de Silkstone BFMC). Aún os expliqué el otro día cómo hacer el sofá, y también las paredes. EL árbol lleva conmigo media vida ya, y esta vez lo llené de bolas del chino y limpiapipas dorado. La mesa es una caja de Tiger; las revistas encontraréis cómo hacerlas en tutoriales; sobre un plato de Re-Ment están unas miniaturas que hice en Fimo cuando aún me dejaban usar el horno y por último, el set de botella y copas son de First Taste of Champagne Poppy Parker (no creí yo que les iba a sacar este partido).

PD2: La felicitación la he copiado casi tal cual como la escribí en Facebook, que la panzada que me he pegado hoy en plan precalentamiento me ha dejado empachadas hasta las neuronas…y ahora a salir…uffff….con lo bien que se está en casita…

Mood Changers Poppy Parker, con clásicos ochenteros

Estos días ando limpiando (ay, que me da la risa), dejémoslo en organizando armarios y ordenando muñecas. Está siendo una oportunidad estupenda de reencontrarme con cosas que tenía casi olvidadas y de revivir experiencias, como ésa tan especial que se tiene al abrir la caja de una muñeca por primera vez. Entre estos reencuentros está esta Poppy, mi versión retocada de Mood Changers Lila, que estrena peinado para la ocasión. Pero sin duda, el gran hallazgo del fondo del armario de hoy ha sido su vestido, el Fashion Fantasy #5544, que compré hace una jartá de años en ebay…cuando por dos duros conseguías huge lots de clothes usadas, en un estado más que aceptable.

La verdad es que ni recuerdo en qué lote o con qué muñeca vino, y eso que lo tengo repe (vamos, que al menos de uno podía acordarme). La razón es que tuve una fase, hoy completamente superada, de dedicarme a las Superstar a saco. Me saturé pronto y luego regalé una gran parte, pero antes pude colmar muchos anhelos de infancia (aclaración innecesaria: quitarse espinitas es peligrosísimo cuando eres coleccionista)…y claro, de esa época conservé mucha ropa que, como hoy, cada cierto tiempo me gusta reutilizar, y como la cosa va de los 80’s, de paso la he recargado bien de joyas:

Ooak Mood Changers Lilac.

Y ya entregada al lila, otro modelazo ochentero, esta vez el Fashion Fun #7909, de 1984, un pelico más cutre que el anterior, pero igualmente resultón:

Ooak Mood Changers Lilac.

Antes de que preguntéis: tocador y biombo son de Marcia Harrys; la silla es una de las Panton Chairs de Vitra; el maletín plateado, que creo que es una pitillera, lo compré en una tienda de maletas muy siniestra de Ámsterdam, y el pequeño negro es de Poppy Parker Bonjour Mademoiselle. Las joyas son un popurrí de originales de Integrity Toys y “hechas” por mi. En el tocador, hay complementos de Barbie y Re-Ment y por último, la estola de piel sintética es del conjunto de Silkstone Lunch at the Club. Y como creo que no olvido nada, os digo hasta aquí por hoy…pasad lo que queda de puente estupendamente. Yo seguiré dignificándome con el trabajo 😉

Mi sofá verde

No hay que ser demasiado sagaz para apreciar que hay muebles que repito mucho más que otros en mis fotos. El motivo suele depender de varios factores evidentes, como son la facilidad de combinarlo y lo mucho que me gusten, pero también muy especialmente, lo a mano que los tenga, que soy de vagancia práctica. Pues bien, uno de los que más me gustan por lo fácil que es de combinar, y que además tengo bastante a mano, porque se quedó en la estantería desde el principio, es el sofá verde de hoy. En su día lo fabriqué para uno de los retos típicos que nos ponemos los coleccionistas en facebook, y aunque entonces puse los pasos para hacerlo, al desaparecer el grupo en que publiqué se perdieron para siempre…o no. Porque hoy repasando archivos me acabo de encontrar algunas fotos del proceso y me parece un momento estupendo para compartirlas otra  vez por aquí:

Relax at home. Citrus Obsession Barbie.
Foto que también repito mucho, porque es de mis prefes

Me inspiré para hacerlo en el tutorial que compartió Foxy Belle (grabaros a fuego la dirección de esta galería de Flickr, porque tiene unas ideas interesantísimas), quien a su vez se había basado en el tutorial del blog MitchiMoo Miniatures, otro link para no perder de vista. Utilicé las medidas del patrón que compartió Foxy Belle, usando planchas de cartón pluma de un centímetro de grosor, que luego cubrí con tela que empapé en cola blanca, acribillándola a alfileres para asegurarme de que nada se moviera de su sitio. De hecho, dejé muchos de ellos asegurando para siempre las uniones de las diferentes piezas:

Como en los tutoriales está muy bien explicado (además de que si saqué fotos de esa parte, ya no las tengo), me voy a centrar en lo que yo hice diferente, empezando por el capitoné, que para algo soy una pureta en camino de convertirme en señorona. Tomé la medida del respaldo, y utilicé un cartón pluma muy fino, creo recordar que de unos 3 mm (ha pasado mucho tiempo, disculpad). Por un lado puse espuma, como la del relleno de almohadas o para hacer guateados, y luego, con un pedazo de tela encima, marqué con alfileres la altura a la que pondría los botones que al final deseché, porque francamente, simplemente pasando el hilo muy tensionado, me gustó el resultado. Me quedó un poco chapuza por detrás, donde usé tiras de tela para asegurarme de que el cartón pluma no cedía…pero como eso iba a ir pegado al respaldo y tampoco contaba con que años más tarde tendría un blog resultón, me dio un poco igual:

A diferencia del modelo original, no reforcé haciendo más gruesa la parte de asiento. Ya no recuerdo en qué estaba pensando, pero sí que cuando coloqué el respaldo, ya no podía hacer el asiento alto, porque lo taparía, así que utilizando el cartón pluma fino de antes, seguí el mismo proceso de ponerle espumilla y luego cubrirlo con tela pero ya sin capitoné, con lo que no quedaba tapado el respaldo.


Probando cómo iba quedando mi sofá vudú.

Ya para compensar lo fino que quedaba, coloqué otras piezas debajo del asiento para ensancharlo. Lo bonito sería haberlo hecho de una pieza, pero me quedaba poca tela y tuve que aprovechar pequeños recortes.

De hecho, había pensado hacerle cojines, pero fui dejándolo y ahora sí que estoy segura de que no les queda más en la tienda, porque sufrió un devastador incendio. También había pensado en hacerme más sofás…pero hasta hoy. Creo que estas Navidades a los Reyes Magos les voy a pedir más tiempo libre, a ver si se portan 😉 Por cierto, con unos tacos de madera pintados en dorado hice las patas, y aunque el sofa entero me dio chollo (que pasado tanto tiempo ya he olvidado) la verdad es que le he sacado un partidazo…

Ooak Traveling Incognito Poppy Parker

Esta vez he vuelto a usar los cojines y mesitas de café de Marcia Harrys y la mesa de cristal es de Tiger. Poppy Parker Traveling Incognito viste Fashion Collectibles #1907, de 1980, y zapatos de Best Models on Location Monte Carlo. Por cierto, hablando de Poppy, aprovecho para presentaros mi último retoque:

Ooak Traveling Incognito Poppy Parker

Paredes para dioramas: behind the scenes

Hoy toca título de flipada total, pero es que en la Convención de Barbie 2016 pude comprobar que algunos puntos del montaje del diorama rápido de fotos no habían quedado del todo claros, así que, después de haberme tomado mi tiempo (el primer borrador de esta entrada tiene ya más de un año e incluso ya ha pasado otra Convención, así que puedo confirmar sin que me tiemble el pulso que la inmediatez no está entre mis cualidades como redactora de blog), me he propuesto subsanarlo…siguiendo la máxima de que más vale tarde que nunca. Cuando empecé por aquí, uno de los primeros temas que traté precisamente fue el de los tutoriales de dioramas. Evidentemente, cada coleccionista debe adaptarse a dos factores básicos, que son sus necesidades y sus posibilidades. En mi caso, como en el de muchos, las necesidades son casi infinitas y las posibilidades limitadas, o lo que es lo mismo, me encanta cambiar de decorado en las fotos de interior pero vivo en un piso pequeño y no puedo (o al menos no debo) llenarlo de trapalladas.

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes
Las planchas están sobre la mesa IKEA PS 2012, con superficie que también sirve de suelo, aunque la he manchado un poco de pintura verde, por no protegerla debidamente. No lo volveré a hacer más.

Pues bien, para conseguir satisfacer los dos factores anteriores, como ya os he contado muchas veces, me sirvo de planchas que voy combinando para montar suelos, paredes y zócalos.

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes

Ya os expliqué en su día (y seguro que me he repetido muchas veces más) que tanto suelos como zócalos, los vengo montando sobre una base de madera de balsa de 3 milímetros de grosor, porque soporta perfectamente el encolado y posterior pintado y/o barnizado sin deformarse al tiempo que se presenta como un material duradero y de más calidad (hay que rentabilizar el esfuerzo), mientras que las paredes las suelo utilizar de cartón pluma, tema en el que me voy a centrar hoy.

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes

El cartón pluma básico (que también lo hay reforzado) tiene un montón de ventajas: es muy barato y sencillo de conseguir (lo suelen tener en cualquier tienda de manualidades), tiene múltiples formatos para así adaptarse a nuestras necesidades y además es muy fácil trabajar con él, tanto para cortar como para atravesar con alfileres. Las dimensiones evidentemente dependen de cómo de grande sea el diorama que queremos montar. Yo suelo utilizar siempre un largo de 60 cms (coincidiendo con mis zócalos) y de alto sobre 42 cms, de forma que mis muñecas escala 1/6 pueden posar en pié perfectamente, sin sobrepasar nunca la pared.

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes

En cuanto al grosor, a la hora de optar por un formato de los habituales, no recomiendo el de 3 mm, ya que es demasiado fino, lo que implica que deja pasar luz y se deforma con facilidad, sobre todo en dimensiones grandes (y terrazas húmedas gallegas, no tanto por el clima como por constructores chapuceros). Ahora bien, no usarlo de fondo no descarta que en ese pequeño grosor se utilice para ornamentos, marcos de ventanas y puertas, y en general cualquier otra forma de poner relieves a la pared.

A Room With a View
En esta foto antigua, las claridades en la pared se deben a que transluce

Para mis primeras paredes utilicé principalmente un grosor de 1 cm, porque me parecía más resistente, sobre todo a la hora de aplicarles pintura, pero las últimas que estoy usando son de 0,5 cm y la verdad es que responden estupendamente y aguantan sin estropearse ni deformarse, pintura y todo (ojo, guardándalos en posición horizontal). Ya en cuanto a la forma de unir las partes, no os voy a descubrir nada, porque es más simple que el mecanismo de una peonza: un sujetalibros y un poco de cinta de carrocero (marcada con la flecha roja) para evitar disgustos (que las corrientes de aire las carga el diablo 😉 ).

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes

Y si en nuestra foto queremos una perspectiva oblicua en vez de frontal, nada más fácil de conseguir con un par de alfileres:

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes
Uy, se me ha roto una tablita, mecachissss.

Y aquí aprovecho para destacar otra ventaja del formato de medio centímetro y es que queda mejor si queréis montarle ventanas o puertas móviles como la de la esta foto:


Para info de ventana y muebles, pinchad aquí

Hasta aquí, relato de paredes básicas, pero algo que me pregunta mucho la gente es por las paredes de papel pintado que uso. Pues bien, las primeras grandes que usé, con un tamaño compatible con el formato DIN A 2, esto es 42 x 59,4 centímetros, las preparé con un programa gráfico en el ordenador, y las llevé a imprimir a una copistería. Inconvenientes: además de manejarte con los programas, encontrar una copistería que imprima a ese tamaño y que además te lo haga al momento.

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes
Ocupa toda la superficie y con un poco de cinta adhesiva por los bordes, la pared aguanta años, salvo por los malditos lepisma saccharina,que se lo han empezado a comer por abajo.

Así que pronto me pasé a la segunda opción, mucho más cómoda, que es imprimir en casa. Y para eso fue clave tener ya hechos los zócalos. Un folio no llega a los 30 centímetros en su extremo más largo, así que es evidente que no cubre los más de 40 centímetros de alto de la pared, pero gracias al zócalo de 15 cms de alto, salvo esa dificultad, y con tres folios tengo de sobra. Inconvenientes de esta opción: hacer cálculos para que casen bien las uniones de los folios y, sobre todo, el pastizal en que salen los cartuchos de tinta de impresora…¡más de 100 euros me dejé el otro día! En fin, dramas económicos al margen, los tres folios que necesito para mis paredes, unidos con cinta adhesiva por detrás, quedan tal que así:

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes

Y para sujetarlos con un par de alfileres tenemos de sobra, ya que una vez se pone el zócalo y se sujeta con un par de pinzas queda completamente fijado:

Tutorial de paredes para dioramas: behind the scenes

Más fácil no puede ser. Por cierto, que ayer me olvidé de incluir una recomendación, y eso que tenía las fotos listas y todo, así que aquí va actualización de entrada. Por mucho que me guste cambiar de fondos, hay algunos que uso muchísimo, así que esos los he impreso en folios adhesivos, y los he pegado directamente en la plancha de cartón pluma, de forma que montarlos es aún más rápido, como el de la foto, que es de lo más básico y combinable que hay:

Dioramas tutorial.
Aprovecho también: la muñeca viste camisa y pantalones de Clear-lan (agotados), camiseta de Euphoria Dolls, sombrero de Encarna Olivas, gafas y deportivas de Barbie.

En cuanto a otras dudas frecuentes, como ¿de dónde saco los diseños? pues de revistas de decoración (me dejo una pasta considerable en AD, entre otras), buscando mucho en internet, sobre todo en webs especializadas en venta de papel pintado que suelen compartir muestras descargables. También algunas me las invento yo misma, partiendo de diseños geométricos básicos. En cualquier caso, siempre que utilizo un papel “real”, intento poner su diseñador o marca, en especial en la primera publicación que le dedico, porque no olvido que detrás de cada uno hay un esfuerzo real que debemos respetar. Desde luego, hay más opciones, como utilizar cartulinas, telas o papeles estampados como los de regalo, debiendo en este último caso, procurar que no sean demasiado satinados, porque entonces brillarán y estropearán bastante la foto. También hay papeles en venta en tiendas especializadas en casas a escala, pero tened presente en este último caso, que el formato habitual es el de la escala 1/12, y Barbie es 1/6, el doble de grande, así que le quedará corto. Con el truco del zócalo se solventa fácil, pero utilizad diseños compatibles. Esto último también es aplicable a los prints que podéis encontrar en google o cualquier otro buscador de internet.

A la espera de más dudas, me despido aprovechando para publicar un diorama que aún no había compartido por aquí (por despiste más que nada). El papel de pared es de los primeros que preparé en su día, ya que su diseñador, Jonathan Adler, tuvo su propia Barbie y muebles que la acompañaban y a los que saqué fotos hasta hartarme. Suelo y zócalo los tenéis en los tutoriales. El mueble es de Marcia Harrys, las sillas de Tiger y la alfombra es un salvamanteles. Libros, revistas, cuadros y plantas, también están en tutoriales y por último, pero no menos importante, la muñeca lleva vestido de Dress, top blanco de Kosucas y sandalias de Malibú Barbie by Trina Turk. Y ahora ya me despido, menuda chapa…Venga, disfrutad del finde.

 

 

Spanish Doll Convention 2017…o lo que es lo mismo, Convención de Barbie en España.

El título de la entrada de hoy es un fake como un mundo…y si me apuráis, sólo falta pediros vuestros datos personales para que sea prácticamente pishing, porque cuando parecía que no podía llegar a límites aún más lamentables de llevanza de un blog, va y lo consigo. Si es que estoy hecha una crack.

Camino de la #spanishdollconvention17 . . . #barbie #barbiestyle

A post shared by Bonequea (@instagramdesandra) on

Única foto en el aeropuerto, que a la que te despistas te tramitan una tarjeta de crédito

Pero antes de seguir flagelándome, voy a explicar el motivo de mis remordimientos: casi no saqué fotos durante la Convención. Y dicho esto, voy a intentar justificarme: es la quinta convención española a la que asisto. En la primera yo creo que saqué fotos hasta a los rollos de papel higiénico, pero en ésta ya era cosa de, simple y llanamente, disfrutar y olvidarme de fotos, redes sociales y demás. Y no lo lamento, un año más volví a pasarlo pipa y de nuevo se me pasó el fin de semana en un suspiro. Así que ya que no hay casi fotos, voy a ver si publico esto antes de que pase medio año, como otras veces 😉 .

Y ahora voy a intentar hacer un resumen rápido de lo que viví este año. Como las últimas ediciones, llegamos el viernes (hablo en plural porque me llevo sufrido compañero) y ya nada más bajar del taxi nos encontramos un montón de gente en la puerta, así que después de dejar las maletas en la habitación del hotel y asearnos lo justo, nos entregamos a los reencuentros. Con la posibilidad de hacer preinscripción ese mismo día, recogimos nuestros kits de bienvenida y ya sin preocupaciones para la mañana siguiente, tiramos para la cena en el restaurante que está justo enfrente del hotel, que como también los últimos años, organiza Begoña, del blog Mis Barbies negras (ya sólo por encargarse de esto, merece un monumento, palabra). En la cena más charloteo y más reencuentros, pero al final, claro, hubo que ir a descansar, que ya no tenemos cuerpo para tanta jarana. Como mi sufrido acompañante duerme más que una marmota, la mañana la aproveché para ultimar los detalles de los regalos de mesa (si no es todo a última hora, no soy yo), y entre eso, un poco de marujeo, y algún que otro trapicheo de cosas de Barbie (entiéndase cita con mi camello habitual, o camella, para ser más exacta), me voló la mañana, y creedme que lo sentí, porque me perdí la estupendísima charla sobre las Vintages (lo ha dicho todo el mundo), y eso que le tenía unas ganas tremendas. Si es que ya lo decía Cortázar, no nos alcanza el tiempo o nosotros a él…(nota pedante/literaria para compensar lo cutre del relato).

Siguiente punto de agenda,  foto de grupo y la comida, esta vez ya incluida en la organización de la Convención…y aún más charloteo. A continuación tuvo lugar la presentación de los cosplays…una auténtica pasada, el nivel de los participantes tiraba para atrás. Luego taller de las Cosicas de Nuria (con la fortunaza de ponerle cara a gente que conocía sólo virtualmente, y comprobar que en carne y hueso aún molan más) y a arreglarse pronto para la cena. Por favor, qué estrés.

https://bonequea.com/2017/11/04/spanish-doll-convention-2017-o-lo-que-es-lo-mismo-convencion-de-barbie-en-espana/
Nuestra mesa, con los regalos listos y esperando a ser abiertos

Como todos los años, el salón estaba decorado siguiendo la temática de la convención, y nuestra mesa, no es por presumir ya que es un hecho objetivo, era la mejor (mi mierdifoto no le hace justicia). Marta, la jefa de mesa de este año, se curró una decoración increíble, luces y todo. La cena discurrió estupendamente, como no podía ser de otro modo cuando la compartes con gente tan agradable y encima te dan comida rica y regalazos,  en fin, que no se podía pedir más…o sí, cuando ya estaba yo medio K.O. por la panzada (cené un montón, malditos genes de la gula), empezaron los premios y regalos de los concursos. Y el momentazo de la noche, pero por partes, que no me quiero anticipar.


Ahora que la vuelvo a analizar, creo que hubiese quedado mejor sólo con su mitad izquierda

Mi foto no ganó este año (ya me decían en casa que era un poco mojón, así dando ánimos), pero es que como para ganar al increíble David Bocci. También se dieron los premios a los Cosplays, vuelvo a repetir, menudo nivelazo, nunca me ha parecido tan difícil votar. Y ya momento muñeca honorífica, la Queen Pirate que este año ha venido de la mano de Sebastian Atelier…y aquí ya se comenzó a fraguar ¡el momentazo! (ahora ya sí).

Bijou Queen of the Pirates, by Sebastian Atelier for the Spanish Doll Convention

Desde la organización pidieron a los asistentes que buscasen en la caja unas monedas canjeables por premio especial… creo que eran tres las afortunadas, aunque me perdí entre el jaleo, que se llevaban de premio automáticamente a la parejita de Moschino…pero en ese momento Gloria, nuestra super jefaza de la Organización, hizo el anuncio de la noche. No había sólo ésas, sino que se iban a sortear más de cincuenta cajas entre los asistentes. ¡LOCURÓN!

https://bonequea.com/2017/11/04/spanish-doll-convention-2017-o-lo-que-es-lo-mismo-convencion-de-barbie-en-espana/
Entrega de Moschinos: no podía pedir permiso a todos los de la foto, así que  los he editado un poquito para preservar su anonimato

Mediante un programa informático empezaron a salir en la pantalla del escenario los ganadores, que subieron todos juntos a por su premio, uno tras otro, de forma imparable así como eran llamados por la organización. En mi mesa cayeron cuatro, no os digo más. Después de eso ya fue todo un frenesí. Nos dio lo mismo que la muñeca oficial de Mattel fuese igual que la de Portugal, (ya sabéis, aquella colección tan cutre/choni que nos puso de uñas a los coleccionistas de todo el mundo desde su presentación)…porque nuestra convención ya era oficialmente THE MOST MOSCHINO CONVENTION EVER. A mi no me tocó nada (siguiendo la tónica de mi fortuna habitual) pero sí a mi sufrido compañero, de hecho, aunque luego protesta, me lo traigo porque parece que nació con una flor en el culo y siempre le toca todo, y gracias a eso, a día de hoy, tras una ardua negociación, puedo decir que la parejita multicolor ya es mía.

My Moschino Dolls
Ya en casa, con mis otras Moschino

Tras el momentazo y los cafés, a por los dancings y el copeo en la sala acondicionada como discoteca. Otra de las grandes ocasiones de la noche. Si sólo tuvieran un mejor ron para los cubatillas, ya sería perfecto todo…Y a dormir.

Spanish Doll Convention: Convention Couture Barbie Doll
Encuentra las diferencias con la portuguesa 😉

No pegué ojo, entre que me pasé de comida y los nervios con tanta emoción, no hubo manera…pero daba igual, más preparada para la sala de ventas (en realidad dividida en dos salas), que este año fue una barbaridad. Cuando acabé de dar la vuelta por el salón principal, algunos puestos estaban ya “en los huesos”. Menos mal, porque así y todo me dejé un riñón…(gracias al cielo que mi madre no me lee, si no me manda a rehabilitación seguro).

Amazing #marciaharrys in #SpanishDollConvention #salesroom!! #barbie #barbiestyle

A post shared by Bonequea (@instagramdesandra) on

Vídeo malísimo que no hace justicia ni de lejos al diorama

No hace falta que os explique otra vez que en ese momento no estaba para fotos, además de compras había reencuentros y presentaciones de más gente (qué ilusión, chicas, conoceros). Saqué alguna en el stand de Marcia Harrys, porque era una  auténtica maravilla el diorama que llevó Edel, pero en mi aturdimiento ni se me ocurrió activar el flash (la sala tiene una luz malísima), es decir, un desastre. Otro que habitualmente presenta sus muñecas en unos dioramas increíbles es David Bocci, pero igualmente, cuando por fin me centré ya había vendido la mitad y en las pocas fotos que tengo, he conseguido sacar tan maaaaal a la gente, que por su bien, no me atrevo a compartirlas (Carmen, Lara, y muchos más, de verdad que me lo agradeceréis). Si ni me fijé en la muñeca que dona Mattel para la subasta solidaria…vamos, lo que se dice estar descentrada y básicamente en este estado:

Después de comer aún faltaban más rifas y sorteos, cerrar maletas y despedirnos de la gente, pero no por mucho tiempo. El aeropuerto estaba lleno de Barbie-frikies como yo (mismamente medio Canarias), y fue una verdadera gozada la cena en el Mac con mis compis gallegas (por naturaleza o adopción), sobre todo mientras rememorábamos los mejores momentos del fin de semana. Para casa me traje otra vez experiencias geniales, y ya de paso un pequeño cargamento de cosillas de Barbie. Por cierto, volvemos a retomar la búsqueda urgente de piso más grande:

https://bonequea.com/2017/11/04/spanish-doll-convention-2017-o-lo-que-es-lo-mismo-convencion-de-barbie-en-espana/

De hecho, tengo material para más de media docena de entradas completas 😉  Y en cualquier caso, por si os habéis quedado muy frustrados con la falta de imágenes reales de la Conven, ya os comento que Lionel, de la Organización, se pasó todo el fin de semana sacando fotos, que podéis encontrar en la página de Facebook de Spanish Doll Convention. ¡Y la gente sale guapísima! no como en las que he perpetrado yo…

En fin, que después de este tocho ya cae de cajón mi conclusión: el año que viene repito. Nos vemos allí.

¡Fe de erratas (y despistes) tras lectura posterior!

1.- No he dado las gracias a la Organización, por currárselo y darlo todo para que lo pasásemos de lujo un año más. No son empleados contratados, no, son coleccionistas y frikifans de esta muñeca como los demás (con todo lo que eso conlleva), y que a cambio sólo de ilusión, dejan su esfuerzo en hacer que sea de las mejores Convens de Europa (vale que aquí me pierde la subjetividad, pero como lo ha dicho Juan Alexander, que no se pierde una, a ver quién lo discute).

2.- El anuncio de las Moschino en realidad fue cosa de otro miembro de la Organización, Iván (el momento ya os digo que fue de locura, con anuncios que no paraban desde el escenario), y si he mencionado a Gloria es porque fue ella la que ya nos explicó a modo de discurso improvisado, mientras subía la gente a por su premio en un momento cargado de emoción, cómo tanta abundancia de muñeca era cosa de Mattel, que con este gesto recompensaba y reconocía lo que os acabo de escribir en el párrafo anterior.

3.- Ya lo he puesto en el texto, pero lo destaco más: ha sido una gozada reencontrarme con AMIG@S, conocer a gente nueva y poner cara y sobre todo voz a la que sólo conocía por internet. Pero también me han faltado muchos, y es que este año fue la primera vez para un montón asistentes, lo que implica que otros tantos han dejado su hueco y desde luego que se les ha echado de menos.

 

 

Barbie Bonequea ya disponible en Ebay

Barbie Bonequea: Spanish Doll Convention Charity Auction

He actualizado la entrada del otro día dedicada a Cómo conseguir una Barbie Bonequea, pero ya me acaban de dar el toque en casa (mi gran asesor gratuito, compañero de vida y sufrido acompañante a Convenciones) de que no se manda aviso al correo electrónico con la simple actualización. Así que para despistados, tomad nota de que para conseguirla tenéis de plazo hasta el 2 de noviembre de 2017, a las 20:28:23 horas, según pone el anuncio de Ebay del que aquí os dejo el link:

www.ebay.es/itm/182857657889

Y ya de paso os recuerdo que también tenéis disponibles muchas otras donaciones estupendísimas, que podéis ver pinchando AQUÍ.

Barbie Bonequea: Spanish Doll Convention Charity Auction

Muchísimas gracias por la acogida, menudo subidón me está dando esta mañana. Estoy tan sobrepasada que ni se me ocurren chistes malos.

Barbie Bonequea; cómo conseguir una.

El título gancho de hoy es un poco lamentable (he madrugado, ya es tarde y estoy cansada, es lo que hay), pero es cierto como que respiro, y es que hoy por fin voy a dar una respuesta positiva a toda esa gente majísima que me escribe pidiendo una muñeca pintada por mi y a la que siempre tengo que dar largas, explicándoles que no vendo mis muñecas pero que agradezco su interés.

Spanish Doll Convention. Official image.

Pues bien, como ya deberíais saber a estas alturas (por favor, esto no es el Hola, además de las fotos hay que leer 😛 ), estoy más que abonada a la Convención de Barbie que cada octubre organiza en Madrid la Asociación de Coleccionistas de Barbie en España. Este año se ha pasado a llamar Spanish Doll Convention y por supuesto, no puedo faltar. También os he contado que como los coleccionistas, además de dramas (muy dramas) solemos ser gente solidaria, no hay Convención que no tenga causa benéfica apadrinada y a la que no dediquen los ingresos de vender o rifar todo tipo de donaciones, tanto de coleccionistas como de empresas enrolladas.

https://bonequea.com/2017/10/16/barbie-bonequea-como-conseguir-una/

El año pasado no doné nada, epic fail, pero éste intenté ponerme las pilas y aunque llego algo tarde, mal y a rastras, aquí tenéis mi pequeña aportación, que espero os guste, aunque me haya pasado un poquito con el rosa…demasiado tiempo con mi sobrina, creo:

Barbie Bonequea: Spanish Doll Convention Charity Auction

Me he servido de una cabeza de Barbie Red Carpet – Pink Gown, a la que le he conservado el pelo, luego he retirado las pestañas y borrado completamente su maqui de stock, la he pintado de nuevo y finalmente le he puesto el cuerpo articulated de Barbie Urban Jungle. La camiseta y la falda las he cosido yo y me han llevado la vida: son un poco churro pero me he esforzado, palabra y he dejado mi casa llena de hilos (me obligan a ponerlo). Para la chaqueta pasé de improvisar y le planté la de Barbie Best Model on Location Milan, que es una monada. Por último, los zapatos son de la Silkstone Luncheon Ensemble.

Barbie Bonequea: Spanish Doll Convention Charity Auction

El perrito carlino, feo como él solo, pero igualmente adorable, es de la marca Schleich, yo únicamente le he puesto correa:

Barbie Bonequea: Spanish Doll Convention Charity Auction

Y por último, las bolsas, que ya os comento que vienen cargaditas de sorpresas muy vinculadas con el blog:

Barbie Bonequea: Spanish Doll Convention Charity Auction

La subasta se hará a través de ebay, (en cuanto tenga el link reedito para meterlo) y lo que se saque de su venta irá destinado a la Fundación Aladina. Así que esta vez la conciencia molestará menos por gastar en muñecas 😉

¡En fin, que os dejo, que me toca mucho que preparar…que este finde toca fiesta en Madrid con la Convención!

ACTUALIZACIÓN: Pinchad AQUÍ para acceder directamente al link de Ebay!! ¡¡Ya está abierta la puja!! Y por favor, no os olvidéis del resto de fabulosas donaciones que están a vuestro alcance en la cuenta de Ebay de la Convención.

 

Ooak Groovy Galore Poppy Parker, a lo Hollywood Hostess

La primera vez que os hablé de Groovy Galore, ya os comenté lo bien que le vendrían unos retoquillos para mejorarla un poco…

Poppy Parker Groovy Galore & the iconic wrap dress by Diane von Furstenberg
Con el Wrap dress de Diane Von Furstenberg Barbie

Pues bien, el día ha llegado, y tras un pequeño susto inicial:

Groovy Galore Poppy Parker
Y aquí el motivo de tener manchados con pintura casi todos mis pantalones 😉

He intentado hacer un maquillaje muy básico, sustituyendo el azul intenso original por un verde océano en dos tonos, más claro en el párpado móvil y más oscuro en la línea del pliegue. El iris se compone de un tono mostaza y otro marrón, circundados por castaño oscuro y ya los labios tienen un tono melocotón como el colorete, para no romper demasiado el equilibrio cromático con una sombra de ojos tan intensa. Creo que el resultado ha valido la pena:

Ooak Groovy Galore Poppy Parker

En fin, que tengo millones de cosas que hacer hoy, así que no me voy a liar más. Aprovechad el finde 😉

Ooak Groovy Galore Poppy Parker: Hollywood Hostess

Por cierto, lo de Hollywood Hostess, es por Barbie, claro.

Ooak Barbie Fashionista #59 Tropi-Cutie Original

La Barbie de hoy es otro ejemplo de cómo las nuevas Fashionistas, una vez superada su cutrez original, pueden alegrarnos mucho la vida. Y es que después de completar la BonBon Collection de Poppy, que dejó a bailar mi bolsillo, que una muñeca de 10 euros me haga tan feliz se merece celebrarlo.

Ooak Barbie Fashionista #59 Tropi-Cutie Original
Camiseta y bolso de Moschino Barbie y falda de Euphoria Dolls

Pero vayamos por partes, empezando la historia por el principio, como debe ser. Hace unos meses, cuando publicaron las primeras  fotos de las nuevas fashionistas, automáticamente me quedé loca con el pelazo de la nueva Tropi Cutie:

Barbie Fashionista #59 Tropi-Cutie Original
Fotos oficiales de Mattel

Me la traje pronto para casa, y sí, esta vez el prototipo se parecía al modelo final, con únicamente alguna pega en cuanto volumen de pelo y peinado, con la que ya se cuenta siempre. Aún así me llevé un pequeño chasco debido, primero, a un defectillo de fabricación en el mentón, una especie de puntito negro causado por un filamento de plástico que se les había colado, que iba acompañado de un vinilo más brillante en su entorno (ojo, fijaos bien, porque el otro día vi en tienda una Farmer con el mismo defecto); y segundo, y más importante, que su tono no coincidía (ni coincide) con ninguno de los cuerpos articulados que tengo. Si a estos problemillas le añadimos que la compré por la misma época de la Compositora, que copó toda mi atención entonces, y que luego vinieron unas vacaciones cargadas de ajetreada vida social, la verdad es que ya podéis entender porqué me olvidé completamente de ella. Así que las pocas fotos que tengo del “antes del cambio”, de bastante mala calidad por cierto, son precisamente de cuando preparaba comparativas para la entrada dedicada a la Compositora; aún así, en esta foto podéis ver los defectillos que traía, como ceja mal pintada o ese punto claro que quedó debajo del labio, después de extraer el filamentillo negro, que parecía una espinilla, palabra. El brillo no se notaba en foto, buena señal para el futuro:

Barbie Fashionista #59 Tropi-Cutie Original
Sí, la boca es un dolor.

Total que, el otro día, después de una dura jornada tras la reincorporación al curro, mientras veía la tele para desconectar, se me ocurrió ponerme con ella para entretenerme un rato. Como no tenía yo demasiadas esperanzas con el resultado, no hice fotos del proceso…y he de decir que craso error, porque con un par de retoques sencillos el resultado es espectacular, y me hubiese quedado un tutorial estupendo. Aún así, los pasos (teniendo presente el tutorial de las pecas del otro día, para no repetirme) son los que tenéis a continuación:

Ooak Barbie Fashionista #59 Tropi-Cutie Original

  • Borrar: no hace falta borrarlo todo. Sólo con borrar la boca, la muñeca ya gana una barbaridad. Aún así, si os sentís valientes, id a por las cejas y con la técnica del palillo que os expliqué el otro día, podéis también rebajar pestañas en los puntos que queden demasiado exageradas (esto ya es lo más opcional).
  • Repintar/pintar: pintad boca nueva y, en su caso los valientes, cejas. Yo no borré los ojos, así que simplemente pinté por encima para oscurecer el iris y dar así más profundidad a su mirada, aprovechando con el mismo objetivo para repasar el negro de la pupila y de las pestañas.
    Luego le di colorete con pasteles, un tono entre granate y teja oscuro, con el que disimulé las partes brillantes.
    Y el toque final, aclaré la línea del párpado móvil, tanto superior como inferior desde la pupila, aplicando un tono rosado mezclado con tierra.
  • Sellar: Con MSC y mucho cuidadín.

A estas alturas, cuando ya estaba emocionada con el resultado, me di de bruces con el tema del cuerpo, hice varios cambios (MTM; pivotals varios…), hasta encontrar el más parecido. No es exacto, pero cuela bastante el de la Look Night Out, solución provisional que le he dado, porque sigue sin convencerme lo limitado de sus articulaciones. Y a disfrutar de muñeca nueva!

Ooak Barbie Fashionista #59 Tropi-Cutie Original

En este diorama podéis encontrar:

Repito, me encanta su pelo, es una gozada en foto y en mano, pero lo mejor de esta muñeca es el rollo modernolo que incorpora a mi colección. En mi mentalidad cuadriculada, quitando algunas afortunadas de estilo transversal, casi siempre ubico a las muñecas en un estilo y me cuesta barro moverlas de él y ya empezaba a echar en falta una muñeca con imagen tan fresca como la de ésta…y si no, mirad:

Ooak Barbie Fashionista #59 Tropi-Cutie Original

Ella viste:

Diorama:

Y hasta aquí por hoy, me voy a disfrutar del sábado 😉

Ooak Barbie Fashionista #59 Tropi-Cutie Original
Creo que igual las puntas sí tengo que repasárselas…