Bonequea en la Spanish Doll Convention

De que soy una empanada nivel épico voy dejando bastantes pruebas en este blog y demás redes sociales, así que hoy os dejo una más, por si no os llegaban las anteriores: me había olvidado de contaros por aquí que este año ¡¡IMPARTO TALLER EN LA SPANISH DOLL CONVENTION!! en Madrid, este fin de semana no, el que viene, vamos que a este paso casi lo cuento a la vuelta…

69362533_919491388384803_3576351239392198656_o

¿Y cómo es que, siendo un poco cocón, me he metido en esta liada? Aún no lo tengo muy claro. Está el hecho significativo de que me guste meter chapas (los genes de mi abuela son muuuuy poderosos); también que me lo ha pedido Gloria – ya sabéis, ¡Gloria!, cantad conmigo…”Mi presidenta, me representa”…- y creo que a estas alturas ya se lo debo (gracias por se la mejor compañía en esa Conven en USA), y en general a toda la Organización, porque llevo ya una barbaridad de años pasándomelo pipa gracias a su esfuerzo y contribuir, aunque sólo sea con esto, me hace una ilusión loca, y qué demonios…sé que me lo voy a pasar bien, que si no no lo hacía 😉

Workshop Bonequea. Spanish Doll Convention 2019

¿Veis como me encantan las chapas? En fin, que aquí la foto de lo que vamos a hacer…tranquis, es muy sencillito. Y luce mogollón:

Bonequea en la Spanish Doll Convention: Workshop / Taller

Pues eso…que ya os lo he contado…¡hasta dentro de nada en Madrid!

Anuncios

Viajar con muñecas: Londres. Print de guías Lonely Planet.

Antes de nada…¡FELIZ AÑO NUEVO! Se hace esperar, pero ¡por fin entrada nueva! Y es que estaba yo aún el otro día excusándome por haber tardado tanto en publicar las vacaciones del año pasado, cuando repasando borradores me encontré a medio hacer la entrada dedicada a Londres, a donde fuimos, atención ¡¡¡en el 2014!!! vamos, lo que se dice una redacción ordenada y diligente. Así que, como me he fijado de propósito de año nuevo el llevar esto más actualizado (me meo yo sola escribiéndolo), ¡voy a ponerle remedio ya! Lo de apuntarme a un gimnasio, ya si eso, en febrero…

Aeropuerto Adolfo Suárez. T4 & Barbie
En la T4, con mi Manolito al fondo

La primera impresión que me produjo repasar las fotos fue un sonoro y evidente “¡cómo pasa el tiempo!“, la segunda, un “¡cómo ha cambiado mi colección!” y la tercera, “¡cómo ha mejorado la tecnología!“; y es que faltaban las muñecas imprescindibles de hoy, por no hablar de ropa, complementos…y sobre todo, calidad de imagen, que hay que ver lo que avanzan con los móviles y, sobre todo, las apps de fotografía.

Heathrow airport & Heathrow Express
Sólo sale enfocado el tren, porque descargué la imagen de su web oficial. Mis fotos muy lamentables. Pensemos que era la emoción y que iba muy rápido.

Conciencia del inexorable paso del tiempo al margen, además de repasar las fotos que saqué en Londres, voy aprovechar también para compartir uno de los prints que más me han pedido últimamente, que no es otro que el de las guías de viaje. He ido dando largas por falta de tiempo, pero ya no lo puedo retrasar más, así que las tendréis ya mismo, al final de esta entrada, que al menos de este modo me aseguro de que os la veáis hasta el final, 😉 que para algo me estoy currando a lo bestia la reedición de las fotos, quitándoles marcas de agua antiguas y marcos Earlybird a las ya publicadas y mejorando las descartadas en su día, como este par, sacadas en Hyde Park nada más dejar el hotel y que resistían en la tarjeta de memoria:

Hyde Park, London. 2014.
Antes de mejorar Snapseed, todo esto era campo un pegote negro.
Hyde Park, 2014.
En su día otro pegote negro.

Nos alojamos en el Hotel Caesar, ubicado muy cerca de la la estación de Paddington, en la que nos había dejado el Heathrow Express. Vamos, que media hora después de desembarcar ya estábamos entrando en la habitación. El hotel nos gustó mucho porque aunque (por una vez) no estaba en el meollo turístico, la comunicación era excelente y la verdad es que el personal fue siempre muy amable (la cadena es española y el personal de recepción que nos atendió también) e incluso cuando pedimos una habitación más grande, nos la cambiaron sin problema y de hecho nos pasaron a una pedazo habitación. Y el desayuno era mortal, sobre todo el jamón. Así da gusto, y como os digo, muy cerca de Hyde Park, que al día siguiente cruzamos animosos en dirección a South Kensigton para iniciar la visita obligada a los museos míticos, empezando con el Museo de Historia Natural:

Natural History Museum, London.
El Museo por dentro y por fuera.
Natural History Museum
El edificio es absolutamente maravilloso.
Natural History Museum
Lo confieso, soy más de arquitectura que de bichos.

Y de ahí al Victoria & Albert, del que por motivos que ya ni recuerdo, no tengo más que esta foto malísima de la puerta:

Victoria & Albert, London. 2014

La colección es maravillosa, como podéis ver en su web oficial, y la entrada a la expo permanente, al igual que en el museo anterior, es gratuita, así que aunque sólo sea para un garbeo rápido, no hay excusa para perdérselos. Por cierto que este viaje fue en el mes de agosto, pero aún así el tiempo no nos acompañó. Pasamos del frío al calor, y de nuevo al frío, con momentazos de lluvia todo el rato. Un #FourSeasonsInOneDay en toda regla. Eso explica que ahora, repasando las fotos, me encuentre muchos centros comerciales y tiendas, incluso repetidos en días distintos, pero es que no quedaba otra que resguardarse de los chaparrones cuando caían, y creo que con esta foto se comprende bastante bien lo que estoy diciendo:

London 2014
Nubarrón sólido y amenazante cubriendo el cielo azul.

Tampoco me curré tanto el tema ropa de muñeca como en otro viajes, sino que algún día se quedó tal cual en el bolso para el siguiente, lo que unido al paso del tiempo me está complicando un poco recordar los itinerarios reales…así que cubrid un tupido velo en este tema 😉 , y si no, intentad desentrañar el collage que sigue, con Carnaby St., Harrods, Jamie Oliver’s Diner (cuya comida es bastante mejor que la de su cadena de italianos) y frikeando por la Disney Store de Oxford Street:

London, 2014.

En cualquier caso, la ropa de este primer (y/o segundo día) incluía mis básicos favoritos de entonces:

  • Chupa de cuero de Grease Barbie, de Sandy malota.
  • Camisa blanca de SquishTish.
  • Gorro de Clear-lan, para que no se me despeine en el bolso.
  • Gafas estilo Wayfarer de Ray-ban, de Sindy.
  • Zapatos #noselecaennuncayseaguantaenpiéconellos de Momoko.

Por cierto, aprovecho ya para incidir en un error del que me he percatado con mi sentido crítico actual y del que espero toméis nota: el pivotal que usé era de los bailongos, las articulaciones andaban locas y brazos y manos creaban posturas imposibles. Procurad tenerlo en cuenta si planificáis viaje con muñecas, porque se pierde mucho tiempo y se estropean muchas fotos. MTM es feo, pero garantía de éxito en este sentido.

Portobello Road Market
Portobello Road Market

La siguiente muñeca en salir de la bolsa, como veis aún estaba en su primera versión de ojos azules, sin casi colorete y boca sosainas (me anima pensar que ahora está mucho más guapa). Este día lleva el conjunto de stock de Barbie Coach, que para algo estaba siendo la sensación de ese año, además de que un trench siempre queda muy British. Con ella empezamos la mañana visitando el mercado de Portobello:

Portobello Road Market
Tanta cosa interesante y no compré nada 😦 .

Y después de comer algo en la terracita de uno de los pequeños restaurantes de la misma calle (Lowry & Baker), tras un larguísimo paseo, bus y chaparrón incluidos, acabamos en Buckinham Palace:

London, 2014.

London, 2014

Buckinham Palace

No sin dejar pilladas antes a las dependientas de la tienda de Coach en Regent St., que no tenían ni idea de que entre sus prendas existía la talla 1/6:

Coach Shop. Regent St.

Nuevo día y aquí ya me vine arriba sacando a pasear a la mismísima Union Jack (ay, si Blas de Lezo levantara la cabeza). En fin, un día es un día, y tocaba darlo todo en el British Museum:

British Museum
Entrada principal en Great Russel Street.
British Museum
Patio interior del edificio, conocido como Great Court, diseño de Foster and Partners.
British Museum
Frontón occidental del Partenón.
British Museum
Dos vistas del Templo de las Nereidas y otra vista del Great Court.
British Museum
Friso y cabeza de caballo del Partenón, cabeza de Amenhotep III y estatua de  Sobekemsaf II.
British Museum: King's Library
King’s Library.

Sé que parece difícil de creer, pero no me dediqué sólo a frikear con mi muñeca y buscar faraones con nombres raros, sino que disfruté muchísimo del Museo…como también disfruté de un merecido descanso bien cafeinado, en el local de enfrente, como atestigua la única foto de esta entrada con la que voy a romper la magia de la falsa escala:

Starbucks Coffee. 51 Great Russell St, Bloomsbury, London WC1B 3BA. 2014
Y mi bolso aún estaba limpito…qué tiempos.

Y a seguir pateando. Ahora en dirección South Bank:

Barbie London trip
Museum St.
Museum St., London
Museum St.
Barbie London trip
Hay’s Galleria.
Tower Bridge
Vista del Tower Bridge.
South Bank
Atracciones varias en South Bank.
Southbank
Tiovivo y todo.
Big Ben & Parlamento
Big Ben y Parlamento.
British
¡Y aún más cerca!

Y de ahí a pasear y a buscar sitio para cenar, momento del día que dedicábamos a los grandes y merecidos homenajes. Solíamos centrarnos en la zona del Soho, porque había mucha oferta y muy variada, así que si algún restaurante de la guía no estaba disponible, teníamos alternativas inmediatas. Esta vez hicimos el descubrimiento de las recién inauguradas (entonces) galerías de Kingly Court, una especie de corrala repleta de bares y restaurantes animadísimos, y no sé si fue por el apetito de tanta pateada, pero la comida de Pizza Pilgrims me supo a gloria:

Galerías en Carnaby St. Gran descubrimiento para comer.
Mirad qué paredes blancas…¡esto lo acababan de estrenar seguro!

En cuanto a la ropa de ese día:

El siguiente día la lluvia nos dio poco margen, así que seguimos visitando Museos y Galerías (después del exceso en el British a Barbie la dejé descansar un poco así que no hay fotos),  y también le seguimos dando duro a las tiendas. De todo tipo, las de lujo para fliparnos, las de ropa, las de tecnología, las de objetos curiosos, las especializadas en posters antiguos y discos…etc. Al ir cubiertos para la lluvia, ya os digo que a Barbie la saqué poco del bolso, porque daba una pereza horrible y tampoco había muchas posibilidades, salvo en el momento en el que dimos rienda suelta a nuestro frikismo en la tienda de Forbidden Planet:

 Barbie at Forbidden Planet
La pobre flipándolo.
Barbie trekkie: with Mr. Spock at Forbidden Planet
Conociendo a sus ídolos.
Barbie loves Muji
En Muji, y así se ve su modelito mejor. Esta vez olvidé el imperdible para el bolso.

Y cuando ya era impensable hacer nada, porque estaba cayendo el diluvio, decidimos volver a Harrod’s, ya que me dejaba allí una gangaza que había visto el primer día, y era una pena perder esa oportunidad:

Mi nueva chica londinense: Tribute Barbie. BFMC 10th Anniversary
Foto hecha en casa, con tranquilidad, cámara buena y filtros, muchos filtros 😉

Por lo que comenta la gente en los foros de muñecas, últimamente su oferta ya no vale nada, con poca cosa de colección y mucho playline. Pero entonces había hasta Tonner:

Harrod's, 2014.

Tonner collection: Harrod's 2014

De hecho, encontré Barbies en dos establecimientos más:

  • Seldfridges, que vale la pena visitar aunque sólo sea para ver sus creativos escaparates. Cierto que no había mucha variedad y a precio de oro, pero al menos era collector.
  • Y mi gran esperanza e ilusión, la mitiquísima Hamleys, una mega juguetería en plena Regent St. Una pasada, se puede encontrar desde el peluche más tradicional hasta lo último en drones, pasando por esculturas en Lego increíbles, entre las que se incluye toda la familia real inglesa peeeeeeero que en tema Barbie fue un chasco total. Cinco plantas y ni una collector, si podéis pasar eso por alto, os encantará.

Conste que no sé si hay más sitios recomendables, porque tampoco me informé antes de ir y conste también que no pierdo la esperanza de que las collector vuelvan con fuerza a las tiendas y centros comerciales, y que en unos meses me comentéis este post rectificando mi información…¡Mattel Europa, espabila!

Pero volviendo al viaje, ya nos tocaba disfrutar de nuestra última noche londinense:

Picadilly Circus
Amago de foto artísica en Picadilly Circus.

Y por fin, a descansar:

Por fin toca descansar...

En cuanto a la ropa:

  • Cazadora vaquera y vestido de Clear-lan.
  • Sombrero de Barbie.
  • Bolso de Poppy Parker.

Nuestro último día en Londres ya lo dedicamos a regalos de última hora y visitas que faltaban, y de ahí de nuevo al tren y al aeropuerto:

Heathrow Express
La gabardina es de Clear-lan, el resto repe.

Heathrow Airport

Y ahora que ya os habéis tragado el tostón del viaje, vamos al tema prints. Como soy una maniática (pluridisciplinar, que no hay que limitarlo a una cosa sola), cada vez que viajo suelo llevar dos guías, una de las Visuales del País Aguilar, o lo que viene a ser lo mismo, las de fotitos y dibujos bonitos y explicados, con rutas y todo, y otra de Lonely Planet, por restaurantes e información variada. Porque sí, me pirra comer y me gasto más en eso que en muñecas, mis michelines dan fe. Y aunque es verdad que las últimas que compré fueron un chasco total en ese sentido (comer caro y mal en París fue doloroso), la  Lonely de Londres merece un monumento, porque fue uno de los viajes en los que mejor comimos, con diferencia. Tiene narices, pero hasta he marcado estos nombres en fosforito para cuando vuelva: Princi, como siempre, los italianos no fallan y este además funciona como un reloj con la cantidad de gente que acude; Andrew Edmunds, de acogedor ambiente y cocina rural con toque bohemio, toda una experiencia; Spuntino, vale la pena ya sólo por la decoración pero es que además comí unos macarrones con queso que aún llevo en el corazón; y Wahaca, menos especial porque es una cadena de moda, pero se come de lujo, y al final es lo importante. Que sí, que el print, que no me olvido, sólo tenéis que descargar este archivo de Guías Lonely, y seguir todos los pasos que ya os conté aquí.

Print de guías Lonely Planet!
Vestido de SquishTish

Os recomiendo usar el cartón pluma, porque se hace un agujerito para el pulgar y se acopla como el accesorio perfecto. Otro día (ay, que me meo otra vez) subo más guías, que este archivo era ya inmanejable con el peso de las que contiene. Y hasta aquí por hoy. A disfrutar de las manualidades, ¡buen fin de semana!

Empezamos el año con imprimibles: nuevas revistas para Barbie

Llevo tanto atasco, con tantas cosas que quiero publicar, que aún no tengo muy claro por dónde empezar…pero como a este ritmo que llevo, estas revistas se me van a pasar demasiado de fecha y es bueno tener entretenimiento para pasar mejor la cuesta de enero, me parece que el tema de hoy puede ser un buen comienzo:

 Barbie Magazine covers
Además de las últimas AD, hoy toca Vogue y Monocle

Siempre que comparto prints, os remito al primer tutorial de revistas que compartí, y que podéis releer otra vez pinchando en el siguiente link:

https://bonequea.com/2015/03/15/imprimibles-de-revistas-tutorial/

Pero esta vez os traigo una novedad (que nos os exime de repasar el tutorial original) que me recomendó mi amiga Carmen, de Victoria Barbie Designs. Este nuevo consejo es rellenar la revista con goma eva, que en su tamaño estándar casa perfectamente con el grosor del lomo y es mucho más sencilla de cortar y de pegar, sin olvidar que, las cosas como son, con tener un par de revistas que se puedan abrir, nos sobra para nuestras fotos. Además, con este sistema (como con el del cartón pluma) se pueden apilar fenomenal:

 https://bonequea.com/?p=7207
Silla de Minimagine que merece entrada propia. Detrás, mesa de Marcia Harrys y estantería IKEA

Por lo tanto, el material necesario es el que podéis ver en la siguiente foto, el imprimible de las revistas (pincha para descargar), unas tijeras grandes, goma eva, cinta de embalar transparente y pegamento:

 https://bonequea.com/?p=7207

Ya en el primer tutorial, os comentaba la opción de forrar las revistas. La verdad es que si no vais a sacarlas de paseo, por lo general, el esfuerzo sobra. Pero si les vais a dar trote y además os pasa que, como ocurre con mi impresora, la tinta se desconcha fácilmente en la doblez, la mejor opción es protegerlas. Yo uso cinta de embalar transparente, recomendada por mi ferretero, ya que queda mucho más adherida al papel que el forro normal de libros, sin necesidad de calentar. Debéis pegarlo con cuidado antes de doblar, así preservaréis mejor la impresión antes de darle forma. Y como ya os dije, el momento clave es el de marcar el lomo. Así que os repito, esa fase es quizá la más delicada, porque si no se dobla por el punto exacto, o se roza mucho al presionar, se puede estropear la impresión. Un truco es serviros de una regla o un objeto con arista en 90 grados para seguir la línea , y una vez que esté más o menos marcada, pasar “el rodillo”:

 https://bonequea.com/?p=7207

A continuación, basta con tomar la medida y cortar la goma eva (esto no necesita foto, de verdad). Yo lo pego con el pegamento rápido (cianoacrilato) que os he enseñado en la foto de materiales, que también me recomendó mi ferretero (qué sería de mi sin él), pero Carmen usa silicona líquida, producto indicado especialmente para pegar goma eva. Uséis lo que uséis, la verdad es que en un momento revistas hechas:

https://bonequea.com/?p=7207
También podéis encontrar los prints de los libros en el blog

Y a disfrutar de fotos:

 https://bonequea.com/?p=7207
A lo tonto…ya llevamos hechos un montón de imprimibles!

O de vídeos:

Barbie, behind the scenes

Un buen comienzo de año, ¿no os parece? 😉

Tiffany & Co. Nuevos prints y tutorial de broches.

Tiffany & Co. Nuevos prints y tutorial de broches.
Ya me he vuelto a pasar con los brillos otra vez…

Como siempre, o al menos como casi siempre en esta última época, tengo que empezar pidiendo disculpas por lo parado que anda el blog, pero es que últimamente el trabajo me deja poco respiro. Entre eso y que los días tienen menos horas de sol, los momentos libres para ponerme con muñecas son casi inexistentes. En fin, que como con lamentaciones sólo pierdo más de ese valioso tiempo que no tengo, hoy espero compensaros con un tutorial de lo más coqueto y que tenía muchas ganas de intentar desde que conseguí mis primeros broches de Integrity Toys, y comprobé lo bien que va el sistema de imanes.

Tiffany & Co. Nuevos prints y tutorial de broches.
Modelo Mattel tradicional, frente a modelo IT de la que he sacado la idea .

Y aquí un pequeño inciso: así como prefiero sin dudar las “joyas” de la línea Silkstone de Mattel, de mucha mejor calidad que las #enloqueparpadeasdosvecesyameheoxidado de IT, sus broches o vienen cosidos o se sujetan en la ropa con una púa de alfiler, en sí bastante frágil, y que además puede estropear el tejido sobre el que se  engancha. Aclarado esto, y con el gusanillo en el cuerpo por el sistema IT, después de mucho tiempo dándole vueltas, hace unos meses me puse a buscar opciones por internet. Al final, la solución más económica la encontré en Amazon (dale a clik para verlo)…y tras un mes y pocos días, por fin ayer llegaron a mi casa. No sé porqué se me había metido en la cabeza que la tienda era del Reino Unido, pero lo cierto es que llegaron de China, de ahí la tardanza:

Tiffany & Co. Nuevos prints y tutorial de broches.
Imanes de lo más cuqui

Aunque las críticas de los compradores no eran demasiado buenas, han resultado ser justo lo que buscaba: pequeñitos, de sólo 3mm de diámetro y 1 mm de grosor, y con fuerza suficiente para que no se caigan cuando se coloquen en prendas gruesas, como abrigos. Los “ingredientes”, una vez conseguidos los imanes, son de lo más básico: pendientes planos, alicates, lija y pegamento rápido (cianoacrilato). El proceso no tiene mucha ciencia: cortar el enganche del pendiente con un alicates, lijar luego para evitar enganches y, finalmente, pegar una de las piezas de imán el pegamento. Eso sí, ojo que con la fuerza magnética se puede mover según la composición del pendiente, pasad de pinzas metálicas y usad un mondadientes o cualquier otra pieza de madera para presionar:

Tiffany & Co. Nuevos prints y tutorial de broches.
Basiquísimo.

Por cierto, volví a tirar de las gangazas de Parfois, y no puedo dejar de dar las gracias a la dependienta, que me atendió de lujo. De verdad, tiene narices que atiendan mejor que en muchas tiendas de tirarse el rollo…

Tiffany & Co. Nuevos prints y tutorial de broches.
El vestido al que le queda todo bien es The Scissors Madrid

Ahora que tenemos los broches, toca completar la presentación, y nada mejor, con esta obsesión marquitis que tengo con mis muñecas, que hacerlo con las mitiquísimas cajas de Tiffany & Co. Hay dos opciones de impresión: yo lo he hecho con cartulina de color, para que me aguanten mejor las aristas sin desconcharse, pero por si preferís usar cartulina blanca os dejo dos archivos, uno en el que sólo se dibuja la silueta a recortar, y otro en el que además aparece rellenado el diseño con su icónico color. He metido también una bolsa en el archivo, para completar mejor el conjunto:

Los consejos generales, pinchando aquícon la salvedad que ya os he dicho respecto al papel. En cuanto a los específicos de las cajas, podréis comprobar al imprimir que no están marcadas las aristas por donde hay que doblar (al final siempre se nota y queda feo), pero no os preocupéis, una vez recortado todo el contorno, ya cae de cajón por dónde van. De todos modos, en el siguiente collage he marcado por dónde habría que doblar, por si os queda alguna duda:

Tiffany & Co. Nuevos prints y tutorial de broches.

Una vez montada, taparemos la base con una o dos planchas de goma eva de color blanco; esto va al gusto del consumidor, que ha de tener en cuenta qué quiere meter dentro de la caja, ya sean los broches u otras piezas que tengáis por casa:

Tiffany & Co. Nuevos prints y tutorial de broches.

Y finalmente, con el lacito blanco ya habremos terminado! Me muero por saber qué dicen mis sobrinas!

Tiffany & Co. Nuevos prints y tutorial de broches.

Tutorial de perfumes en miniatura: Chanel.

Voy a empezar reconociendo que con mi entrada de hoy no invento la pólvora, y es que tutoriales para hacer perfumes en miniatura a partir de abalorios o cuentas, hay millones. ¿Por qué seguir leyendo entonces? Pues porque además de unas fotos estupendas, en este post podéis encontrar también los imprimibles de las etiquetas y, más importante aún, de las cajas, detalles que dan el toque final de verosimilitud y es que, aunque me han dado bastante trabajo, creo que ha valido la pena.

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel/

Pero por partes, lo primero y sin duda más difícil, es conseguir unas cuentas para el envase del perfume. Cuanto más cuadrada y plana su base mejor, para que se sostengan en pié sin caerse, y si ya tienen un acabado vítreo  como éstas, acabad con las existencias de la tienda. Tampoco soy original en esto, pues el primer frasco mini que vi que utilizaba una pieza semejante a las de este tutorial, era uno de la línea de perfumes de Marcia Harrys, como siempre de la mano del gusto exquisito de Edel, su creador y del que, si no lo he dicho ya mil veces, lo digo de nuevo, soy fan de póster. En fin, que no queda ahí la cosa ya  que necesitamos también otra cuenta que sirva de tapón, en este caso con forma de ortoedro (prisma de base rectangular, por si como yo no tenéis fresco el colegio), y por último, una pieza pequeñita, también lo más plana posible, que permita separar ligeramente el frasco del tapón:

Tutorial perfumes Chanel

Lo importante es mantener las proporciones, pero a los efectos de la caja, os comento que cabe holgadamente, con unas dimensisones de “frasco” de unos 14 milímetros de lado, la pieza de “cuello”, tiene un grosor de 2 milímetros entre sus superficies planas, y la tapa unos 9×4 mílimetros. Lo siguiente es pegar, que no tiene mucha ciencia, sino más bien habilidad y paciencia. Yo he pegado primero la piezas pequeñas y luego las he unido al frasco, pero esto al gusto de cada uno (también me he pegado un dedo, pero eso no viene al caso). El pegamento es de contacto, recomendado por mi ferretero habitual que se ve que anda desencantado con el Loctite:

Tutorial perfumes en miniatura: Chanel

Si os fijáis, la oquedad para que pase el hilo cuando se cose la cuenta, simula genial el sistema interno de vaporizador, así que procurad que quede vertical…y ojo, el pegamento se va deslizando, así que tened cautela de que no alcance la superficie en la que esté apoyado el frasco. Además, un truquillo: si la pieza del medio no se une bien a la de base, podéis serviros de ese orificio central para colocar un alambre o algo del estilo, que funcione de guía y tope. Lo de la foto es un clip cortado con un alicate…por cierto no lo cortéis cerca de la pantalla del ordenador de otra persona, si es alguien susceptible que valora su pc casi más que a su vida. Os evitareis disgustillos caseros totalmente prescindibles:

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel/
(Cuando me refería a fotos estupendas, no pensaba en ésta. Pero es que estaba usando cola de contacto, seca antes de parpadear tres veces y no estaba yo para atender a la luz ambiente)

Con nuestros frasquitos terminados, ahora toca la fase origami. El archivo de las etiquetas es para imprimir en papel adhesivo, que podéis cubrir con celofán transparente para darle un acabado más brillante. Las cajas de los perfumes las he impreso en cartulina, y luego las he forrado también con celofán (o más bien cinta de embalar transparente), para darles más cuerpo y que queden más protegidas, como ya os comenté en otro tutorial, dedicado también a las bolsas de Chanel (pinchad en el link para conseguirlas, que quedan ideales con estas cajas).

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel

Evidentemente, podéis hacerlo con papel fotográfico, pero salta más la pintura al doblar, al menos con la impresora de mi casa, y con tamaños tan pequeños y con tanta arista quizá no sea la mejor opción. Ya he visto un montón de fotos por internet de la primera caja que compartí, así que estoy segura de que lo tenéis ya dominado, pero por si las moscas los pasos foto a foto:

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel/

Recordad: es importante marcar bien las aristas. El palillo lo utilizo para fijar las uniones y ya al final para repasar la adherencia del celofán al papel, y es que ya uséis el palillo, la uña o cualquier otro objeto para raspar, cuanto más se funda con el papel, mejor efecto final. Las cajas están pensadas para poder abrirse, y meter el perfume dentro, así que no os paséis pegando:

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel/

Después de tanta explicación, me faltan los archivos (para descargar simplemente hay que hacer click en su nombre). El primero, cajas-de-perfumes-chanel: se compone de tres cajas de cada modelo que he publicado en las fotos que acompañan este post, y que ocupan prácticamente todo el folio. El segundo, etiquetas-de-perfume, contiene como su nombre indica, las etiquetas, y debéis imprimirlo en papel adhesivo. Como son tan pequeñitas, he cubierto una fila por cada una y las he situado en la cabecera del folio para que podáis reutilizar el resto en otros trabajos.

Y ya con esto, perfumes terminados y a tiempo para la campaña de Navidad:

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel/

Por cierto, ella viste falda de Poppy Parker Ooh La La! sobre vestido negro de Barbie Basics 1.0, boina de DOTW Francia, y zapatos y collar de Bouclé Beauty. La mesa es de Marcia Harrys y la silla y el maniquí exclusivos de Barbie Fan Club:

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel/

Y la revista AD cumple 10 años…Nuevo imprimible!

No sé si habréis notado que soy un pelín fan de la revista AD (Architectural Digest para los que dominen la pronunciación inglesa), pero lo cierto es que aún cuando parece que fue ayer que llegó a las librerías, ya ha cumplido diez añitos…y no se me ocurre mejor forma de celebrarlo que compartiendo el print de sus últimos números y de paso, aprovechar esta entrada para enseñar algunos de mis últimos dioramas que aún tenía pendientes de publicar por aquí.

AD Magazine Spain, 10th Anniversary
Irresistible in India Poppy Parker con el último número de AD

Empezando por el primero, tenía muchas ganas de mostrar las maravillosas prendas The Scissors Madrid que mi Manolito me regaló por San Valentín, pero necesitaba un fondo nuevo, porque los papeles que preparé la última vez estaban ya demasiado vistos. Así que con ayuda de la web Cole & Son pude solucionar pronto ese problemilla y dar por fin un toque de aire fresco a mis escenas:

PlasticLab, Marcia Harrys & The Scissors Madrid

Así que en esta foto Carmen viste un jumpsuit blanco y chaleco de The Scissors, y los acompaña de zapatos de Louboutin Barbie y pendientes de Silkstone.

La composición es sencilla. Pared de cartón pluma cubierta con nuevo diseño impreso y el zócalo del tutorial, con suelo entarimado oscuro.

Esta vez he renovado una de las mesas de Marcia Harrys gracias a un posavasos de nácar de Zara Home (link de los que venden este año, algo distintos) que la cubre a la perfección. El único elemento realmente nuevo en la composición es el candelabro dorado que compré el pasado verano en Barcelona.

Y nuevamente con muebles de Marcia Harrys, repitiendo zócalo, aproveché que la modelo era oriental (Princesa de China con reroot por Vanelg1 y repaint de boca), para utilizar el papel llamado Great Wave, claramente inspirado en la gran ola de Kanagawa

Great Wave diorama

Y como el cuerpo es MTM, depués de la foto erguida tocó la recostada:

Great wave diorama

Me va tocando ya reponer cuadros, pero va a tener que ser la semana que viene. Por cierto, ella viste pantalón y camiseta de Clear-lan, sandalias de Barbie Trina Turk y joyas de FR.

Las sillas y el aparador son de Marcia Harrys, al igual que las orquídeas. El jarrón lo compré en Portugal hace unos veinte años y el erizo me lo consiguió mi padre en la playa. Y las figuritas de Sargadelos son la buebela (abubilla) y el vencello  (vencejo).

Y el último diorama por publicar, es el más clásico de todos, ya que utilicé los muebles y complementos de siempre y como papel de pared una cartulina en tono caqui. Lo nuevo esta vez es la ropa que viste Poppy, unos pantalones capri de SquishTish que llevan mucho tiempo guardados esperando una buena ocasión, y la blusa de Miss Yao que me acaba de llegar:

La revista AD cumple 10 años!

Ah, que ya me olvidaba, el print es éste:  revistas navidades

Incluye los últimos cuatro números de la revista, que he duplicado, es decir, hay ocho revistas en el archivo. Las instrucciones de impresión, las de siempre, que encontraréis pinchando aquí.

Nuevos imprimibles: Ladurée

Por ahora, las puertas y ventanas que tengo en mente tendrán que esperar, y es que necesito tiempo y espacio, cosas de las que no dispongo mucho últimamente. Pero mientras sigo planeando la forma ya no sólo de montarlas, sino de integrarlas en el diorama, me he puesto a preparar nuevos imprimibles, esta vez de la famosísima pastelería francesa Ladurée…que sus macarons serán para gustos, pero las cajitas en las que los presentan son ideales.

Poppy Parker Lilac Frost, Paper Doll & Midas touch. Tea and savories.
Mesa de Minimagine y sillas de Menutmon.

Esta vez he preparado dos archivos para descargar e imprimir. En uno, el diseño de las cajas está coloreado, mientras que en el otro está pensado para imprimir sobre cartulina de color, que recomiendo utilizar, siguiendo los colores de la marca, en rosa o verde pastel.

Tutorial: print Ladurée

Para completar el conjunto, nada mejor que preparar unos macarons (macarrones) de Fimo (arcilla polimérica), como los que se ven en la foto. Son muy sencillos y hay un montón de tutoriales por internet, así que casi me ahorro repetirlo aquí una vez más…además, he de confesar que tengo vedado el uso del horno de casa para moldear Fimo, sólo por un par de incidentes que he tenido por ser un poquillo despistada…(¿qué es un pequeño incendio o una leve intoxicación?)

Tutorial: prints Ladurée

Volviendo al tema de los imprimibles, en esta foto que precede podéis ver el contenido de cada uno de los archivos.  En el de cartulina de color se incluyen dos cajas pequeñas rectangulares y una cuadrada para macarrones, mientras que la más grande es para tartas. En el de cartulina blanca son todas cajas de macarrones. Iba a incluir más colores pero no sé qué hice con los archivos…bueno, sí, ese momento de “¿desea guardar antes de cerrar?”.

En cuanto al proceso de impresión, básicamente los consejos son los mismos que ya os daba en el primer tutorial sobre impresión.

Tutorial: prints Ladurée

Esta vez sólo incidir en que las solapas blancas son opcionales (yo las prefiero, porque dan más cuerpo a la caja); si decidís mantenerlas, cortadlas un poco más pequeñas a como marca la plantilla para evitar que queden demasiado justas. Marcad bien las aristas, para que la caja quede mejor y repasad con rotulador las zonas en las que se vea el blanco de la cartulina, para conseguir un acabado óptimo.

Uy, y los archivos:

Cajas Ladurée que deberéis imprimir sobre cartulina de color.

Cajas Ladurée coloreadas que deberéis imprimir sobre cartulina blanca.

Y hasta aquí, que por hoy ya llega 😛 .

Nuevos imprimibles: libros Assouline

Lo de tirarse el rollo tiene que llevarse a hasta las últimas consecuencias; así que decidida a hacer libros en miniatura para mis muñecas, las ediciones de Assouline eran un objetivo obligado.

Conocí la editorial, como casi todos los coleccionistas, supongo, cuando sacaron a la venta aquel espléndido libro dedicado a Barbie por su cincuenta aniversario. Tenía fotos maravillosas (Edel P. Devora, del que soy mega fan, había colaborado) pero como costaba cerca de seiscientos pavos, me quedé con las ganas. Además, he de decir que con lo grande que era creo que no me cabría en casa (con lo que no se consuela quien no quiere).

10317-8575

Foto oficial. Venía con estuche y todo…qué cosa más bonita!

Siendo como es una marca relativamente nueva (apenas supera los veinte años) se ha significado desde su origen por una temática muy definida, vinculada al diseño, en su concepto más amplio, y al estilo de vida, con la idea del lujo como concepto clave. Y si bien hay libros de todos los precios, los caros, son muy, muy caros. En fin, que en su página web hay más detalles para quien quiera profundizar en el tema, que esto es un blog de muñecas y la entrada es de imprimibles 😛

Assouline mini-books

Como se ve en la foto, están pensados para la estantería Huset de Ikea, así que, en proporción, sus dimensiones son un poco más pequeñas que las de los reales. Son todos del mismo formato, salvo el de Mattel, que es un poco mayor; aún así, tiene el mismo grosor que los demás, 5 milímetros.

Mini libros de Assouline. Escala 1/6

El archivo de impresión es éste: Assouline libros

Y los pasos están en este tutorial.

La bolsa (para la que actualizo la entrada), viene en este archivo: Assouline bolsa. Los pasos son los que vienen en este tutorial, pero ojo, el archivo está pensado para utilizar papel de color, en este caso rojo carmesí, como las originales. Queda mejor y se gasta menos tinta, así que todo ventajas.

Definitivamente, ahora no me queda ya más que añadir, salvo los detalles del diorama de la foto que encabeza esta entrada:
– Modelo: Ooak Barbie.
– Pared y suelo de los tutoriales. Estante de la pared hecho con cartón pluma (próximo tutorial).
– Armario azul y alfombra, Huset de Ikea.
– Sillas de Pop Life Barbie. (Ufff, y pensar que en la página oficial valía 10$).
– Cuadros y libros DoItYourself.
– Tocadiscos y altavoces, de Las Cosicas de Nuria.
– Guitarra de coleccionable Salvat.
– Mini cámara de fotos Diana de Lomography.
– Bolsa de Barbie Look City Shopper.

Nuevos imprimibles: más Vogue

Después de muchos días anunciándolo, por fin tengo listo el nuevo archivo para imprimir con mini-revistas Vogue.

Poppy Parker To the fair

Para hacerlas, simplemente hace falta descargar este archivo: Vogue 

Y por supuesto, seguir los los pasos explicados en esta entrada:
https://bonequea.com/2015/03/15/imprimibles-de-revistas-tutorial/

La verdad, ya llevo preparadas un montón…a este paso, muy pronto voy a tener que hacer archivadores de revistas para la estantería 😉

Vogue magazine: onesixth

Por cierto, las portadas que se pueden encontrar en el archivo, entre las que se ha colado una infiltrada japonesa, son éstas:

Vogue magazine: Ooak Vitamin C Barbie
(Ooak Vitamin C, vestida por The Scissors Madrid y con reroot de Vanelg1)
Vogue magazine: Young Sophisticate Poppy Parker
(Young Sophisticate Poppy Parker)
Vogue magazine: Hérve Léger Barbie
(Hervé Léger Barbie, vestida por The Scissors Madrid)
Vogue magazine: Ooak Barbie. Valentina
(Ooak Barbie, vestida por SquishTish & Clear-lan)
Vogue magazine: Ooak Barbie. Carmen
(Ooak Barbie, vestida por Victoria Barbie Designs y reroot de Vanelg1)
Vogue magazine: Mistress of disguise Poppy Parker
(Sebina Havoc Mistress of Disguise Poppy Patker)
Vogue magazine: Urban Hipster Nichelle
(Urban Hipster Nichelle)
Vogue magazine: Golden cover girl
(Basic nº8, Collection Red)

Y ahora que las veo todas…creo que debería haber hecho alguna de verano…Ufffff!

Miss Dior…Y otra de imprimibles.

Miss Dior

Una de las mejores ediciones de Barbie dedicada a diseñadores es sin duda la Dior de 1997, la del “Bar Suit“. En una época extra pink&blonde, fue un aliento necesario de buen gusto y detalle. Por eso, aunque por lo general ni las muñecas de adorno ni las #mírameynometoques son lo mío, hasta que ésta se vino para casa no pude descansar tranquila.

Por fin, la Divina ya está aquí!
(Y con lo que me costó conseguirla…sólo una foto. A veces no tengo perdón)

De todos modos, aunque sigue impecable en su caja, ya ha prestado su ropa más de una vez (unas cuantas, de hecho)…salvo el sombrero, que va cosido y luego es una pesadez volvérselo a poner. Menos mal que el de Départ pour L’Orient Victoire Roux es casi clavado al de la famosa foto:

'The Bar Suit' 1947, worn by Dior's house model, Renee Breton 1947
(Foto de Willy Maywald con Renee Breton de modelo)

En otras fotos (como la del Met) aparece ya con una pamela negra, igual a la de Muffy Roberts Barbie, otra buena opción para combinar.

Ooak Barbie.
(Detalle del sombrero de Victoire Roux)

Por cierto, si alguien piensa en agenciarse el conjunto, debe tener presente que está pensado para un cuerpo TNT, al que le sienta como un guante. La pivotal de la anterior foto lleva tantos alfileres como un muñeco de vudú. Mucho no se notan y el resultado es óptimo, pero en cualquier caso es algo a valorar antes de comprar.

Shop bag Dior.
(Uy, qué oscurilla me ha quedado…)

Ah, y por supuesto, que ya me olvidaba, el imprimible de las bolsas, aquí: Dior.
El proceso es el de siempre, las asas han de ser blancas, eso sí, y como detalle final se le puede poner la lazada gris. En el archivo esta vez van dos bolsas con el logo clásico y una con el sencillo. Por más que me ha ayudado mi amiga Satu, no he conseguido encontrar el modelo vintage…pero si aparece, seguro que actualizo la colección 😉