Sigo personalizando muebles: cómoda en negro y dorado

Soy muy fan del éxito fácil. Muy, muy fan de conseguir buenos resultados con un esfuerzo mínimo, porque para mi no importa lo que te ofrece el camino, sino llegar pronto a la meta. Para que me entendáis, me encanta la pintura de secado rápido y acabado uniforme, que disimula defectos de la madera y encima se limpia con agua. Por tanto, tengo claro que la cómoda de hoy no ha sido de mis mejores ocurrencias (aunque me consuelo pensando que para la próxima vez ya le habré pillado el truco)…pero antes mejor si empiezo por el principio:

Sigo personalizando muebles: cómoda en negro y dorado

Después del mueble de la semana pasada, me vine tan arriba que decidí ir a por otro (tengo un montón en el armario, lo confieso). Así que con un fin de semana con previsión de lluvias torrenciales, el plan casero me pareció estupendo. Lo malo es que tan rebosante de ánimo estaba, que cuando fui a la ferretería a por más material, me lancé a por un bote de esmalte laca de poliuretano porque ¿quién no es capaz de lacar en cinco minutos? Y aunque realmente noté cierto reparo en mi ferretero habitual (¿seguro que quieres esto?, ¿sabes cómo se aplica?), estaba tan decidida que pasé de todo. Así que después de lijar poco y mal:

Sigo personalizando muebles: cómoda en negro y dorado
Hay que quitar bien la cola, para que cubra la pintura

Empecé a pintar y sólo cuando ya estaba en faena, me di cuenta que evitar los grumos no era fácil y además el secado tardaba unos tres días. Ya íbamos mal: ¡TRES DÍAS  para secar y encima con grumos! Y si no llegaba con eso, cada gota que me caía era peor que el chapapote: tan grasa que limpiarla era un rollo, porque se iba extendiendo por ropa, muebles y piel. Y quien dice gota, dice el polvillo del lijado, un horror. Lo dicho, para la próxima vez ya sé que la superficie tiene que estar limpia y perfectamente pulida, que hay que revolver muy bien la pintura, aplicar capas finas y con pincel especial y tener mucha paciencia. Muchísima paciencia. A ver de dónde la saco.

Sigo personalizando muebles: cómoda en negro y dorado

Mi idea original era hacer un diseño geométrico, combinando blanco y negro, en los frentes de los cajones. Pero el tiempo de secado y que las piezas en origen eran algo irregulares, me hicieron descartar la idea. Lo mismo un primer intento desastroso también contribuyó un poco, jejeje. Así que pulí de nuevo, y pinté de negro como el resto del mueble, con idea de poner adornos dorados en piezas independientes adheridas con pegamento (pintar directamente en dorado, tampoco era una opción, comprobado).

Sigo personalizando muebles: cómoda en negro y dorado
Las de la semana pasada eran un pelín más grandes, aunque no se aprecie en la comparativa, sólo el caos.

Como los cajones quedan muy salidos de la estructura, primero puse cuatro piezas de moldura de esquinas cuadradas previamente pintados en dorado, rodeándolos. Otra pieza de la misma moldura en la parte superior de cada cajón y, por último, para los tiradores combiné dos piezas, una plana rectangular y encima nuevamente la cuadrada, aunque esta vez fui un poco más torpe con la pintura dorada :/  Vamos, que voy a tener que comprar, para la próxima vez. En fin, que el mueble de cerca no es ninguna maravilla, pero en foto cuela bastante…

Sigo personalizando muebles: cómoda en negro y dorado
Colgado en la pared un mantel individual de Zara Home, sillas de Marcia Harrys.

Y la verdad, para maravilla, ya tengo este vestido de lentejuelas de Elenpriv, que es de lo que realmente me apetece fardar, así que aunque al terminar el mueble la luz ya escaseaba, espero que sirva de muestra:

Sigo personalizando muebles: cómoda en negro y dorado

Me encanta, quería esperar hasta Navidades para enseñarlo, pero no me he aguantado:

Sigo personalizando muebles: cómoda en negro y dorado

Por cierto, el mueble aún no está seco del todo, pero gracias al deshumidificador, con mucho cuidado…y ella creo que es la primera vez que la enseño por aquí, fue la alternativa que preparé como donación en la Subasta Solidaria de la SDC, que descarté porque se parecía demasiado a la del año pasado. Usé una Grand Entrance, con un pelazo estupendo al que el negro le queda de lujo 😉

Anuncios

Mi sofá verde

No hay que ser demasiado sagaz para apreciar que hay muebles que repito mucho más que otros en mis fotos. El motivo suele depender de varios factores evidentes, como son la facilidad de combinarlo y lo mucho que me gusten, pero también muy especialmente, lo a mano que los tenga, que soy de vagancia práctica. Pues bien, uno de los que más me gustan por lo fácil que es de combinar, y que además tengo bastante a mano, porque se quedó en la estantería desde el principio, es el sofá verde de hoy. En su día lo fabriqué para uno de los retos típicos que nos ponemos los coleccionistas en facebook, y aunque entonces puse los pasos para hacerlo, al desaparecer el grupo en que publiqué se perdieron para siempre…o no. Porque hoy repasando archivos me acabo de encontrar algunas fotos del proceso y me parece un momento estupendo para compartirlas otra  vez por aquí:

Relax at home. Citrus Obsession Barbie.
Foto que también repito mucho, porque es de mis prefes

Me inspiré para hacerlo en el tutorial que compartió Foxy Belle (grabaros a fuego la dirección de esta galería de Flickr, porque tiene unas ideas interesantísimas), quien a su vez se había basado en el tutorial del blog MitchiMoo Miniatures, otro link para no perder de vista. Utilicé las medidas del patrón que compartió Foxy Belle, usando planchas de cartón pluma de un centímetro de grosor, que luego cubrí con tela que empapé en cola blanca, acribillándola a alfileres para asegurarme de que nada se moviera de su sitio. De hecho, dejé muchos de ellos asegurando para siempre las uniones de las diferentes piezas:

Como en los tutoriales está muy bien explicado (además de que si saqué fotos de esa parte, ya no las tengo), me voy a centrar en lo que yo hice diferente, empezando por el capitoné, que para algo soy una pureta en camino de convertirme en señorona. Tomé la medida del respaldo, y utilicé un cartón pluma muy fino, creo recordar que de unos 3 mm (ha pasado mucho tiempo, disculpad). Por un lado puse espuma, como la del relleno de almohadas o para hacer guateados, y luego, con un pedazo de tela encima, marqué con alfileres la altura a la que pondría los botones que al final deseché, porque francamente, simplemente pasando el hilo muy tensionado, me gustó el resultado. Me quedó un poco chapuza por detrás, donde usé tiras de tela para asegurarme de que el cartón pluma no cedía…pero como eso iba a ir pegado al respaldo y tampoco contaba con que años más tarde tendría un blog resultón, me dio un poco igual:

A diferencia del modelo original, no reforcé haciendo más gruesa la parte de asiento. Ya no recuerdo en qué estaba pensando, pero sí que cuando coloqué el respaldo, ya no podía hacer el asiento alto, porque lo taparía, así que utilizando el cartón pluma fino de antes, seguí el mismo proceso de ponerle espumilla y luego cubrirlo con tela pero ya sin capitoné, con lo que no quedaba tapado el respaldo.


Probando cómo iba quedando mi sofá vudú.

Ya para compensar lo fino que quedaba, coloqué otras piezas debajo del asiento para ensancharlo. Lo bonito sería haberlo hecho de una pieza, pero me quedaba poca tela y tuve que aprovechar pequeños recortes.

De hecho, había pensado hacerle cojines, pero fui dejándolo y ahora sí que estoy segura de que no les queda más en la tienda, porque sufrió un devastador incendio. También había pensado en hacerme más sofás…pero hasta hoy. Creo que estas Navidades a los Reyes Magos les voy a pedir más tiempo libre, a ver si se portan 😉 Por cierto, con unos tacos de madera pintados en dorado hice las patas, y aunque el sofa entero me dio chollo (que pasado tanto tiempo ya he olvidado) la verdad es que le he sacado un partidazo…

Ooak Traveling Incognito Poppy Parker

Esta vez he vuelto a usar los cojines y mesitas de café de Marcia Harrys y la mesa de cristal es de Tiger. Poppy Parker Traveling Incognito viste Fashion Collectibles #1907, de 1980, y zapatos de Best Models on Location Monte Carlo. Por cierto, hablando de Poppy, aprovecho para presentaros mi último retoque:

Ooak Traveling Incognito Poppy Parker

As Miniaturas do Tocas

Mi gran descubrimiento en la Convención lisboeta sin duda han sido los muebles de As Miniaturas do Tocas, y es que ya os comentaba el otro día cómo Marta, nuestra jefa de mesa en la Portuguese Doll Convention, nos había sorprendido con unos maravillosos tocadores de Barbie, que se convirtieron al momento en la estrella de la noche. Pues bien, fueron un anticipo estupendo de lo que al día siguiente nos íbamos a encontrar en su stand de la sala de ventas, del que estoy segura que no se llevó nada de vuelta a su casa, porque el éxito fue total, tomando además nota de un montón de encargos.

Había pensado en hacer una descripción pormenorizada de su colección, contaros cómo estos muebles de madera hechos a mano contaban con todo tipo de detalles…pero como se me da mejor sacar fotos que escribir, aquí tenéis mi botín para que podáis juzgarlo por vosotros mismos, empezando claro, por el famoso tocador:

Barbie Ooak y Tocador de As Miniaturas do Tocas

Aquí mi Lara Ooak, Carmen, viste conjunto de Victoire Roux, y completo el diorama con espejos de coleccionable de miniaturas y las plantas, de las que ya he compartido tutorial, con servilleteros blancos de Zara Home a modo de maceteros. La alfombra es un mantel individual cortado, y la caja de bombones que se ve a los pies de la muñeca es de Las Cosicas de Nuria. El papel de la pared es el modelo Verona de Gaston & Daniela, y no sé si podéis apreciarlo bien…¡pero los cajones se abren!

Y continúo con el armario, que me lo traje directamente de la sala de ventas y me tiene literalmente loca:

Barbie Ooak & Armario de As Miniaturas do Tocas

La Ooak Steffie de esta foto viste pantalones de The Scissors Madrid y blusa de Miss Yao. Las cajas son de los zapatos de Barbie Loubotin y Silkstone, y sobre el armario reposa uno de los geniales sombreros de Encarna Olivas. Esta vez la alfombra es un salvamanteles que compré en una cestería de las de toda la vida.

Y de nuevo viste de The Scissors la protagonista de la última foto, con la consola que me llegó a casa esta misma semana:

Barbie Ooak & consola de As miniaturas do Tocas

El espejo es de Marcia Harrys, al igual que las orquídeas; la alfombra es otro mantelito individual cortado y, como siempre, los suelos y zócalos de todos los dioramas podéis encontrarlos entre los tutoriales del blog. Sólo añadir que el papel esta vez es el Wisteria de Farrow & Ball.

Y ahora que ya os he puesto los dientes largos con estas fotos (aún hay más, pero los dejo para próximas entradas), no os preocupéis, en su página de facebook podéis encontrar toda la información para conseguirlos ¡porque envía a España! y como lo hace desde Portugal, ¡ni aduanas ni portes que salgan en un ojo de la cara!

Tutorial de perfumes en miniatura: Chanel.

Voy a empezar reconociendo que con mi entrada de hoy no invento la pólvora, y es que tutoriales para hacer perfumes en miniatura a partir de abalorios o cuentas, hay millones. ¿Por qué seguir leyendo entonces? Pues porque además de unas fotos estupendas, en este post podéis encontrar también los imprimibles de las etiquetas y, más importante aún, de las cajas, detalles que dan el toque final de verosimilitud y es que, aunque me han dado bastante trabajo, creo que ha valido la pena.

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel/

Pero por partes, lo primero y sin duda más difícil, es conseguir unas cuentas para el envase del perfume. Cuanto más cuadrada y plana su base mejor, para que se sostengan en pié sin caerse, y si ya tienen un acabado vítreo  como éstas, acabad con las existencias de la tienda. Tampoco soy original en esto, pues el primer frasco mini que vi que utilizaba una pieza semejante a las de este tutorial, era uno de la línea de perfumes de Marcia Harrys, como siempre de la mano del gusto exquisito de Edel, su creador y del que, si no lo he dicho ya mil veces, lo digo de nuevo, soy fan de póster. En fin, que no queda ahí la cosa ya  que necesitamos también otra cuenta que sirva de tapón, en este caso con forma de ortoedro (prisma de base rectangular, por si como yo no tenéis fresco el colegio), y por último, una pieza pequeñita, también lo más plana posible, que permita separar ligeramente el frasco del tapón:

Tutorial perfumes Chanel

Lo importante es mantener las proporciones, pero a los efectos de la caja, os comento que cabe holgadamente, con unas dimensisones de “frasco” de unos 14 milímetros de lado, la pieza de “cuello”, tiene un grosor de 2 milímetros entre sus superficies planas, y la tapa unos 9×4 mílimetros. Lo siguiente es pegar, que no tiene mucha ciencia, sino más bien habilidad y paciencia. Yo he pegado primero la piezas pequeñas y luego las he unido al frasco, pero esto al gusto de cada uno (también me he pegado un dedo, pero eso no viene al caso). El pegamento es de contacto, recomendado por mi ferretero habitual que se ve que anda desencantado con el Loctite:

Tutorial perfumes en miniatura: Chanel

Si os fijáis, la oquedad para que pase el hilo cuando se cose la cuenta, simula genial el sistema interno de vaporizador, así que procurad que quede vertical…y ojo, el pegamento se va deslizando, así que tened cautela de que no alcance la superficie en la que esté apoyado el frasco. Además, un truquillo: si la pieza del medio no se une bien a la de base, podéis serviros de ese orificio central para colocar un alambre o algo del estilo, que funcione de guía y tope. Lo de la foto es un clip cortado con un alicate…por cierto no lo cortéis cerca de la pantalla del ordenador de otra persona, si es alguien susceptible que valora su pc casi más que a su vida. Os evitareis disgustillos caseros totalmente prescindibles:

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel/
(Cuando me refería a fotos estupendas, no pensaba en ésta. Pero es que estaba usando cola de contacto, seca antes de parpadear tres veces y no estaba yo para atender a la luz ambiente)

Con nuestros frasquitos terminados, ahora toca la fase origami. El archivo de las etiquetas es para imprimir en papel adhesivo, que podéis cubrir con celofán transparente para darle un acabado más brillante. Las cajas de los perfumes las he impreso en cartulina, y luego las he forrado también con celofán (o más bien cinta de embalar transparente), para darles más cuerpo y que queden más protegidas, como ya os comenté en otro tutorial, dedicado también a las bolsas de Chanel (pinchad en el link para conseguirlas, que quedan ideales con estas cajas).

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel

Evidentemente, podéis hacerlo con papel fotográfico, pero salta más la pintura al doblar, al menos con la impresora de mi casa, y con tamaños tan pequeños y con tanta arista quizá no sea la mejor opción. Ya he visto un montón de fotos por internet de la primera caja que compartí, así que estoy segura de que lo tenéis ya dominado, pero por si las moscas los pasos foto a foto:

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel/

Recordad: es importante marcar bien las aristas. El palillo lo utilizo para fijar las uniones y ya al final para repasar la adherencia del celofán al papel, y es que ya uséis el palillo, la uña o cualquier otro objeto para raspar, cuanto más se funda con el papel, mejor efecto final. Las cajas están pensadas para poder abrirse, y meter el perfume dentro, así que no os paséis pegando:

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel/

Después de tanta explicación, me faltan los archivos (para descargar simplemente hay que hacer click en su nombre). El primero, cajas-de-perfumes-chanel: se compone de tres cajas de cada modelo que he publicado en las fotos que acompañan este post, y que ocupan prácticamente todo el folio. El segundo, etiquetas-de-perfume, contiene como su nombre indica, las etiquetas, y debéis imprimirlo en papel adhesivo. Como son tan pequeñitas, he cubierto una fila por cada una y las he situado en la cabecera del folio para que podáis reutilizar el resto en otros trabajos.

Y ya con esto, perfumes terminados y a tiempo para la campaña de Navidad:

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel/

Por cierto, ella viste falda de Poppy Parker Ooh La La! sobre vestido negro de Barbie Basics 1.0, boina de DOTW Francia, y zapatos y collar de Bouclé Beauty. La mesa es de Marcia Harrys y la silla y el maniquí exclusivos de Barbie Fan Club:

https://bonequea.com/2016/10/28/tutorial-de-perfumes-en-miniatura-chanel/

Tutorial de plantas en miniatura: costilla de adán.

Dicen que la necesidad es la madre del ingenio, pero una previsión meteorológica nefasta para el fin de semana se le acerca bastante. Así que sin perspectivas de salir mucho de casa (al final la cosa no fue tan grave como se esperaba), me aprovisioné bien de chorraditas para por fin hacer mi primera planta en miniatura, un proyecto que llevaba demasiado tiempo esperando su momento.

Tutorial planta
Más feliz que una perdiz con mi plantita

Los “ingredientes” son bastante básicos y sencillos de encontrar:

Tutorial planta

  • Un carrete de alambre blando, para los tallos.
  • Cinta floral verde, para cubrir el alambre.
  • Cinta de carrocero algo ancha, para las hojas.
  • Pintura verde.
  • Tijeras, pincel y lápiz.
  • Papel sobre el que diseñaremos las hojas que queremos copiar.

La planta que he querido reproducir en miniatura es la monstera deliciosa, comúnmente conocida como costilla de adán por la forma tan curiosa de sus hojas; creo que no hace falta que os diga que hasta hace cinco minutos no tenía ni idea de su nombre culto…En fin, antes de empezar a liarme, lo primero que he hecho ha sido dibujar en papel las formas básicas de la hoja, para que me sirvieran después de modelo cuando empezase a cortar.

Hecho esto, los pasos son bien sencillos: cortar el alambre a un tamaño aproximado de 12 centímetros. Como es tan fino, unas tijeras un poco fuertes ya lo cortan sin problema. A continuación hay que cubrirlo con la cinta floral, casi entero, pero sin llegar hasta la punta donde irá la hoja, para que no quede demasiado grueso.

Tutorial planta: https://bonequea.wordpress.com/?p=4094
Uppss…debería haber limpiado las manchas blancas de la mesa…

El siguiente paso es pegar la cinta de carrocero sobre sí misma, con el alambre en medio. Hay que tener dos precauciones en esta fase: la primera es cubrir holgadamente el final de la cinta floral, para evitar que con el tiempo pueda quedar al aire el alambre. La segunda es que calcular el tamaño de tal forma que el alambre llegue casi hasta el final, así la hoja será más firme y más maleable, es decir, podremos curvarla una vez hecha para que tenga un efecto más natural.

Tutorial planta

Una vez pegada, simplemente tendremos que recortar conforme el diseño que hemos hecho antes. Mi idea original era hacer sólo dos hojas, para un jarrón que vi en una revista, pero acabé por venirme arriba así que empecé a cortar un montón a ojo, para que quedaran más irregulares y así parecieran más naturales.

El siguiente paso, evidentemente, es pintar la hoja. Por el tipo de planta, he utilizado sólo un tono de verde de pintura acrílica, y ni siquiera le he marcado los nervios, porque con el alambre interno ya hace sombra. La próxima vez intentaré copiar una planta de colores más irregulares así ya trataré el tema del color, jejejeje.

Tutorial planta

Cuando hayan secado todas las hojas, simplemente hay que ir componiendo un ramillete a nuestro gusto, entrelazando los tallos para fijarlo y recubriendo el tallo resultante con cinta floral para que quede bien seguro.

Tutorial planta

Ahora únicamente faltaría decidir en qué vamos a poner la planta, doblando su tallo si es necesario para que ajuste. Yo he usado una macetita muy mona que me regaló Bea, mi amiga invisible, las pasadas Navidades, y he recubierto el hueco con cinta floral para que no se mueva. Se puede encajar en masilla, también, pero con ese sistema no definitivo puedo cambiarle el tiesto con facilidad.

Tutorial planta

Y a disfrutar de la planta:

Mi nueva planta. Tutorial en www.bonequea.com

Por cierto, en el diorama completo:

Poppy Parker  lleva pantalones de The Scissors Madrid, blusa de SquishTish, chaqueta de Clear-lan, sombrero Barbie, bolso Silkstone y zapatos de Poppy.

La decoración se compone de muebles y espejo de Marcia Harrys, y alfombra de Ikea. Los libros se encuentran en imprimibles.

Nuevos imprimibles: libros Assouline

Lo de tirarse el rollo tiene que llevarse a hasta las últimas consecuencias; así que decidida a hacer libros en miniatura para mis muñecas, las ediciones de Assouline eran un objetivo obligado.

Conocí la editorial, como casi todos los coleccionistas, supongo, cuando sacaron a la venta aquel espléndido libro dedicado a Barbie por su cincuenta aniversario. Tenía fotos maravillosas (Edel P. Devora, del que soy mega fan, había colaborado) pero como costaba cerca de seiscientos pavos, me quedé con las ganas. Además, he de decir que con lo grande que era creo que no me cabría en casa (con lo que no se consuela quien no quiere).

10317-8575

Foto oficial. Venía con estuche y todo…qué cosa más bonita!

Siendo como es una marca relativamente nueva (apenas supera los veinte años) se ha significado desde su origen por una temática muy definida, vinculada al diseño, en su concepto más amplio, y al estilo de vida, con la idea del lujo como concepto clave. Y si bien hay libros de todos los precios, los caros, son muy, muy caros. En fin, que en su página web hay más detalles para quien quiera profundizar en el tema, que esto es un blog de muñecas y la entrada es de imprimibles 😛

Assouline mini-books

Como se ve en la foto, están pensados para la estantería Huset de Ikea, así que, en proporción, sus dimensiones son un poco más pequeñas que las de los reales. Son todos del mismo formato, salvo el de Mattel, que es un poco mayor; aún así, tiene el mismo grosor que los demás, 5 milímetros.

Mini libros de Assouline. Escala 1/6

El archivo de impresión es éste: Assouline libros

Y los pasos están en este tutorial.

La bolsa (para la que actualizo la entrada), viene en este archivo: Assouline bolsa. Los pasos son los que vienen en este tutorial, pero ojo, el archivo está pensado para utilizar papel de color, en este caso rojo carmesí, como las originales. Queda mejor y se gasta menos tinta, así que todo ventajas.

Definitivamente, ahora no me queda ya más que añadir, salvo los detalles del diorama de la foto que encabeza esta entrada:
– Modelo: Ooak Barbie.
– Pared y suelo de los tutoriales. Estante de la pared hecho con cartón pluma (próximo tutorial).
– Armario azul y alfombra, Huset de Ikea.
– Sillas de Pop Life Barbie. (Ufff, y pensar que en la página oficial valía 10$).
– Cuadros y libros DoItYourself.
– Tocadiscos y altavoces, de Las Cosicas de Nuria.
– Guitarra de coleccionable Salvat.
– Mini cámara de fotos Diana de Lomography.
– Bolsa de Barbie Look City Shopper.

Nuevos imprimibles: libros de moda

Por fin he sacado un momento para colgar más imprimibles, así que hoy es el turno de los tan anunciados libros, empezando precisamente, tal como indica el título de este post, por los libros de moda.

Poppy Parker She's Arrived
(Poppy Parker She’s Arrived posando con la estantería Huset de Ikea)

Si alguno pertenece al grupo de la Vitrina, en facebook, probablemente ya le suenen muchos de ellos, porque he compartido (y seguiré haciéndolo), bastantes archivos en él. Ahora, con ocasión del blog, estoy intentando ordenarlos un poco más, de forma que cada uno se corresponda con una temática determinada o un tipo concreto de imprimibles, como hice  en su día con las revistas. Eso sí, hay alguno nuevo, de los que antes me habían quedado descolgados o que simplemente he tenido que meter para llenar el archivo, que no estamos para tirar papel!!

En concreto, el archivo contiene los imprimibles de estos libros que se ven enteros en la foto, es decir, el grande fucsia y los del estante superior:

She's Arrived Poppy

En cuanto a los consejos de impresión, no varían de los que ya expuse hace tiempo con el primer tutorial de las revistas, así que si lo hacéis con vuestra propia impresora, no os olvidéis de indicar en el programa el tipo de papel que vais a utilizar para así garantizaros un resultado óptimo.

Es importante también que imprimáis a tamaño real, descartando la opción de “ajustar a página”, porque conviene mantener las dimensiones originales. En efecto, a la hora de rellenarlos, podéis armaros de paciencia e ir cortando el taco de notas para hacer que el libro tenga páginas reales (cosa que he hecho alguna vez pero que no recomiendo a quien no haya sido capaz de ponerle las sandalias a la Poppy Midas Touch):

Tutorial revistas
Opción del taco de notas.

O podéis tirar de cartón pluma, que da el pego perfectamente si el libro va a estar en la estantería. Es más, hasta queda mejor si queréis apilarlos, porque no se abren por el borde contrario al lomo como pasa con los de hojas sueltas.

Precisamente por este motivo, muchos de los libros que preparo tienen lomos que coinciden con grosores standard de cartón pluma o sus múltiplos. Aclaro que eso no pasa con todos, porque esto se me ocurrió después de perder una tarde cortando folios, pero también porque algunos tienen diseños que imponen un grosor específico no adaptable; tiene que haber de todo, cuanto más variada quede nuestra estantería, mejor. En concreto,  en el archivo de hoy, el libro de McQueen, el de Dior y el de Gucci tienen un grosor de 5 mm, lo que simplifica mucho el trabajo.

Tutorial imprimible

Si optáis por el cartón pluma, cortad con cuidado, con un cutter bien afilado, evitando presionar demasiado por el punto de corte y que así se deforme el bloque en cuestión. Para pegar entre sí varios finos, basta usar un poco de cola.

En cualquier caso, si el cartón pluma nos queda un poco grueso de más, podemos presionarlo un poco con una regla u otro instrumento plano sobre la mesa, asegurándonos que la presión sea igual por toda su extensión, para perder así un milímetro o dos, hasta conseguir el grosor que buscamos. Si por el contrario nos falta un poco, con añadir un par de hojas de cartulina, el grosor se alcanza fácilmente.

Tutorial imprimibles

Algo que también es muy importante para que quede bien visualmente, es que el libro tenga bien marcado los lados de su lomo. Efectivamente, hay libros con lomos redondeados, pero no en este grupo que comparto. Doblarlo bien es bastante más fácil que en el caso de las revistas, porque son más anchos, pero aún así el consejo para conseguirlo sigue siendo el mismo “una vez que haya secado bien la impresión (especialmente si se usa papel fotográfico), la cortaremos y haremos dos dobleces con mucho cuidado para remarcar el lomo de la revista. Este momento es quizá el más delicado, porque si no se dobla por el punto exacto, o se roza mucho al presionar, además de que luego no lucirán en la estantería, se estropea la impresión, sobre todo si no lo habéis forrado antes con celofán o forro transparente autoadhesivo. Un buen truco es serviros de una regla o un objeto con arista en 90 grados para seguir la línea , y una vez que esté más o menos marcada, pasar “el rodillo”:

Tutorial imprimibles

Otra cosa con la que gana mucho el libro y para lo que he actualizado el archivo, es incluir solapas en todos ellos. Para evitar errores (no voy a mirar a nadie) esta vez he indicado expresamente cuáles son las solapas así como que hay que doblarlas. Si no os gustan no hay más que cortarlas, pero yo prefiero mantenerlas e incluso dejarles aún más tamaño que el que he puesto en los libros, porque da más cuerpo a la cubierta. Es más, si se puede dejar que excedan medio milímetro o así de “las páginas”, el efecto aún sería más realista.

Tutorial libros

Poco más se me ocurre por añadir. He procurado que los libros se adapten a la estantería Huset. De todos modos, en cada archivo probablemente se incluya alguno que supere la altura de sus estantes como pasa con el fucsia de la foto…pero es que en Ikea han diseñado estantes demasiado pequeños en esta estantería…menos mal que también hay otras que permiten disponer de más espacio:

Mini Ikea furniture 1/6.

ACTUALIZACIÓN IMPORTANTE: no os perdáis las recomendaciones de uso de goma eva, siguiendo el consejo de mi amiga Carmen, y que podéis encontrar pinchando aquí. En el caso de los libros, habrá que usar más planchas, pero es tan sencillo y rápido que sigue compensando.

Domingueando…

Lo primero era elegir la ropa y los complementos:

Barbie & Instagram

Pantalones y camisa de Clear-lan.
Camiseta vintage, parte del Resort Set #963.
Zapatos y Gafas de Coach para Barbie.
Bolsa y carga de Silkstone Market Day.

Y es que con un día como el de hoy, no se podía quedar en casa. Por cierto, ella es una Barbie Pasodoble repintada:

Barbie & Instagram: 5 de abril de 2015.
(Praza da Leña)
Barbie & Instagram: 5 de abril de 2015.
(Rúa Juan Novás Guillán)
Barbie & Instagram: 5 de abril de 2015.
(Rúa Juan Novás Guillán)
Barbie & Instagram: 5 de abril de 2015.
(Rúa Juan Novás Guillán)
Barbie & Instagram: 5 de abril de 2015.
(Rúa Sarmiento)
Barbie & Instagram: 5 de abril de 2015.
(Alameda)

Diorama verde. Cómo colgar cuadros.

Barbie & The Scissors Madrid

Esta vez, un diorama muy colorista me sirve para presentar la que fue mi primera compra a The Scissors Madrid, una tienda de Etsy que desde ya recomiendo a todo el mundo. Una gozada de costura y diseño, además de una presentación impecable. De hecho, he estado dudando si publicar fotos del paquete, pero prefiero dejar a salvo la sorpresa de quien lo reciba, al menos por el momento 😉

Como no doy abasto publicando, esta foto ya tiene un par de semanas, pero me viene muy bien para explicar el tema de los cuadros por el que me preguntaba Joana el otro día.

Antes, información básica sobre el contenido de la foto:
– La muñeca rubia lleva pantalones de Scissors, camiseta de Clear-lan y zapatos de Momoko. El sombrero es de Barbie.
– Carmen, la morena, lleva vestido de Scissors y zapatos de Poppy Parker.
– Las sillas son de la colección Pop Life de Barbie (se vendían con las muñecas).
– La estantería es la Billy de Ikea, edición especial miniatura (las mejores opciones de compra están en ebay.de, buscando “Ikea Miniaturen”).

En cuanto a los cuadros, antes preparaba marcos de verdad y me las veía y deseaba para engancharlos a la pared mediante hilos que luego borraba al editar la fotografía. Sin embargo, al utilizar paredes de cartón pluma que se atraviesan sin dificultad por un alfiler, me di cuenta que tanto esfuerzo era absurdo. Ahora los imprimo directamente en papel fotográfico, con marco incluido, y los pego sobre cartón de un par de milímetros de grosor para darles cuerpo (lo venden en papelerías para manualidades). Una vez hecho esto, sólo hace falta decidir la combinación y distribución, y a continuación fijar con un alfiler:

Diorama

No les he pintado el borde, porque no quiero manchar el fondo, pero para un mejor acabado sería una buena opción. Y ya está!! revelado el secreto de mis cuadros, espero que haya resultado útil 😀

Por cierto, que el alfiler también se puede dejar menos profundo, a modo de alcayata, para enganchar marcos de verdad…vamos, que el cartón pluma está lleno de ventajas…y cuando esté ya como un colador, lo dejamos para rellenar libros y preparamos nueva pared.

Si con todo, no os gusta el sistema del alfiler, otra opción es la cinta de carrocero. Consigue sujetar el cuadro, sin fuerza suficiente para estropear el papel de la pared. Como ventajas tiene el no hacer agujero en superficies duras o permitir colgar figuras que no se pueden atravesar, sin embargo la foto tiene que ser rápida, porque no suele aguantar demasiado…lo que ya os contaré en otro tutorial 😉

Imprimibles: Architectural Digest (AD)

Printable: https://bonequea.com/2015/03/21/imprimibles-architectural-digest-ad/

Si el otro día compartí los imprimibles de Vogue, esta semana es el turno de los de AD, sin duda mi revista de decoración favorita y que además queda de lujo en los dioramas.

No voy a repetir los pasos, pues los podéis leer aquí, donde está el tutorial.

Lo único que hace falta es descargar este archivo: Revistas AD, y seguir esa explicación…y una vez hechas, a darle vida a nuestras escenas con ellas!!

Barbie loves AD